publicidad

¿Quién les comprará las casas a los baby boomers? La próxima crisis de vivienda que podría venir

¿Quién les comprará las casas a los baby boomers? La próxima crisis de vivienda que podría venir

Aunque las personas mayores en EEUU todavía no están vendiendo sus casas de manera masiva, este momento podría ser un severo problema, ya que los millennials no están comprando como lo hicieron otras generaciones.

¿Quién les comprará las casas a los baby boomers? La próxima crisis de v...

Un reporte reciente del Centro Conjunto para Estudios sobre la Vivienda de la Universidad Harvard pronostica que la industria de remodelación de hogares se mantendrá robusta a lo largo de los próximos diez años. Como sucede con muchos otros sectores, la generación de los baby boomers —estadounidenses nacidos durante el boom de nacimientos entre 1946 y 1965— serán quienes impulsen el crecimiento. Un 80% de los baby boomers son dueños de casas y dos tercios de ellos han expresado el deseo de envejecer en el lugar donde viven. Esto significa que muchos de ellos están modificando sus casas para incluir características de 'diseño universal' tal como puertas y pasillos más anchos para acomodar el uso de sillas de ruedas.

publicidad

Los baby boomers son un grupo grande y relativamente rico. Durante décadas han impulsado tendencias económicas. Pero a medida que los miembros más viejos de la generación llegan a los setenta, los analistas de vivienda se están preguntando quién moverá la industria de la remodelación y construcción —así como la propiedad de casas— cuando los boomers ya no estén. Con frecuencia se cifran las esperanzas en la generación que el año pasado sobrepasó a los boomers como la más grande del país: los millennials.

Pero los millennials son una gran incógnita. Esta generación —nacida entre 1985 y 2004 según el Centro Conjunto de Harvard— ha sido más lenta en comprar casas que las generaciones anteriores, entre ellas Generación X, la cual es más pequeña. Esto no se debe a falta de ganas sino de asequibilidad, dice Abbe Will, coautora del reporte. Pero esto podría cambiar. “Los millennials mayores estarán llegando a mediados de la cuarentena en una década más”, dice. “Estamos examinando a los próximos diez años para ver qué sucederá. ¿Dará alcance este grupo [con los demás]? No sabemos”.

Es un dilema que ha preocupado a Arthur C. Nelson, profesor de la Universidad de Arizona que en 2013 habló con Emily Badger —quien anteriormente colaboró con CityLab— sobre lo que él llamó “la gran racha de ventas entre las personas mayores”. Nelson postuló que pronto los boomers estarían vendiendo sus casas en masa, pero que tendrán dificultades para encontrar compradores, principalmente porque los millennials no iban a querer comprarlas.

publicidad

Nelson señaló el asunto en cuanto a la asequibilidad, junto con el hecho de que un cuarto de los millennials prefieren la vivienda urbana —como condominios o townhouses— en lugar de las casas independientes suburbanas, el hábitat preferido de los boomers. Nelson también dijo que los compradores más jóvenes también estarán buscando casas 'de comienzo' o ' starter homes' que serán más pequeñas que las grandes casas estilo colonial o casas separadas en niveles que llenan las calles sin salidas de EEUU. “ Podremos pronosticar el próximo desplome de vivienda”, dijo en aquel tiempo. “Eso ocurrirá más o menos en 2020”.

Cuatro años después, Nelson le dice a CityLab que cree que la venta masiva de casas aún ocurrirá, pero más tarde, entre a mediados a finales de la década 2020. Esto tiene que ver con la gente decidiendo posponer la venta de sus casas con la esperanza de obtener un mejor precio más adelante en lugar de aceptar un menor precio ahora. “Los valores de casas en muchas partes del país todavía son menores de lo que eran antes de la Gran Recesión de 2007 a 2009”, dice. Antes de la recesión, el dueño de casa común vendía una casa aproximadamente cada seis años. “Funcionaba como un reloj”, dice Nelson. “Esto impulsó mucha planificación y proyecciones en cuanto a desarrollo”.

publicidad

Las ventas frecuentes presionan al mercado a p roducir casas que complazcan gustos cambiantes entre compradores. Nelson nota que la industria de construcción de casas ahora está produciendo menos de la mitad de la cantidad de casas que produjo a mediados de la década de los 2000. Si bien la demanda ahora sobrepasa la oferta, los dueños de casas se están quedando con sus propiedades durante considerablemente más tiempo —9 a 10 años— porque deben más en hipotecas en sus casas de lo que pueden conseguir, o porque sus casas valen menos que antes de la recesión o porque no pueden encontrar una casa que cumpla con sus necesidades debido a la oferta insuficiente.

Las ciudades grandes más asequibles de Estados Unidos

“No es que los boomers vayan a ‘envejecer en su sitio’”, dice Nelson. “Estarán atascados en su sitio y le sacarán el mejor provecho”. Y si tendrán fondos para hacerlo, remodelarán sus casas.

Sin importar cuándo ocurra, la gran venta entre personas mayores no afectará igualmente a cada boomer. Una gran parte de los millennials —Nelson postula que será más o menos dos tercios— querrán comprar casas suburbanas porque les gusta el estilo de vida o porque los precios no los podrán permitirse vivir en ciudades como Washington DC o Los Ángeles, donde los costos de vivienda son exorbitantes. Según dice Nelson, una buena parte del tercio restante de millennials querrán vivir en ciudades centrales y en los suburbios más viejos y cercanos, pero no necesariamente en el centro de la ciudad. El porcentaje pequeño que prefiere vivir en los centros de las ciudades —pero que no pueden costear la vida en ciertas ciudades— quizás se muden para ciudades más asequibles, tales como Filadelfia o Minneapolis.

publicidad

Nelson pronostica que las áreas periféricas alrededor de ciudades será donde costará más a los boomers vender sus casas. Dado que los millennials estarán buscando casas pequeñas cuando ya empiecen a comprar en mayores cantidades, las grandes McMansions (casonas genéricas ostentosas) de los exurbios no serán atractivas para muchos de ellos. “Los boomers en los exurbios tendrá un gran problema”, dice Nelson. “Incluso en un mercado dinámico como Washington DC u otras ciudades florecientes, el mercado para estas casas estará deprimido”.

Aunque Jennifer Molinsky —investigadora auxiliar sénior en el Centro Conjunto de Estudios sobre la Vivienda de la Universidad Harvard— concuerda en que los exurbios y áreas rurales probablemente sean vulnerables a la gran incompatibilidad de vivienda entre boomers y millennials, no siente tanto pesimismo como Nelson en cuanto a la gran racha de ventas en general. “Los baby boomers son una generación grande”, dice. “Nada de lo que hagan ocurrirá en masa”. También cree que los boomers que no envejecen en su sitio exigirán una gama creciente de opciones de vivienda que ayudará a extender las ventas a lo largo del tiempo, lo cual disminuirá la posibilidad de un exceso repentino de vivienda.

Pero muchos analistas sí concuerdan en algo: habrá que construir más vivienda para millennials y esta necesita ser personalizada según sus deseos, no los de sus padres. “Es probable que los millennials prioricen características diferentes en sus casas, tales como materiales más ecológicos o suites para los suegros”, dice Molinsky. Y según las proyecciones del Centro Conjunto de Harvard, casi un 90% de los que estarán buscando casas en 2035 serán o menores de 35 años o mayores de 70 años y ambos grupos tienden a comprar casas de menos pies cuadrados.

publicidad

Según dice Nelson, el reto para los gobiernos locales y los promotores inmobiliarios es “tener previsto esas necesidades futuras y construir casas diferentes y más pequeñas ahora… antes de quedar atapados con demasiadas casas más grandes después”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad