publicidad
Un mural hecho por una artista chilena.

Muralistas chilenas se organizan para tomarse las calles

Muralistas chilenas se organizan para tomarse las calles

La organización Muchachitas Pintoras quiere robarle a los hombres el monopolio del arte urbano.

Un mural hecho por una artista chilena.
Un mural hecho por una artista chilena.

Anis, Juanita Perez y Wend son amigas, pero lo que las une no es sólo la amistad. Ellas comparten una pasión que normalmente ha sido dominada por los hombres en su ciudad. Las tres son artistas urbanas y muralistas en Santiago de Chile.


Sin embargo, estas jóvenes se dieron cuenta de que era necesario mostrar que las mujeres necesitaban un espacio en este sector del arte chileno. Explican que existía una necesidad de aumentar la visibilidad del trabajo de las artistas urbanas, no sólo lo de ellas, sino de muchas otras muralistas en la ciudad. De esa preocupación nació la organización Muchachitas Pintoras, un red de apoyo para la comunidad chilena de artistas de graffiti, muralismo y arte urbano.

Muchachitas Pintoras: arte femenino en las calles chilenas

“Muchachitas Pintoras surge de la necesidad de poder crear un espacio para visibilizar y mostrar el trabajo de las mujeres en el arte urbano”, dice Wend, quien prefiere ser identificada por su nombre artístico. “Esto nace de la idea de tres amigas que llevamos muchos años pintando, y sentíamos que era importante hacer algo que pondría una plataforma de valorización para el trabajo de las mujeres”.


Con esa meta en sus mentes, las tres amigas armaron una exposición en Lira Bar Galería. Invitaron a unas 24 artistas que ya conocían y crearon una convocatoria que recibió cientos de aplicaciones, de las cuales seleccionaron otras veinte artistas urbanas. Expusieron alrededor de 250 fotos del arte callejero que ellas habían hecho. En el día de la inauguración, que coincidió con el Día Internacional de la Mujer, alrededor de 700 personas llegaron a ver las obras.

La exposición atrajo a cientos de personas.
La exposición atrajo a cientos de personas.

El grupo está planeando otra exposición en Temuco, al sur de Chile, durante el mayo. Pero la organización no se enfoca exclusivamente en los exposiciones, si no que se ha transformado en un espacio de apoyo y comprensión para las mujeres que participan.


“Queremos generar una hermandad entre las mujeres que se encuentran haciendo arte en la calle juntas”, dice Wend. El colectivo espera crecer y crear una organización internacional de artistas feministas, incluyendo mujeres por toda Latinoamérica.


Encontrar un espacio que valora las mujeres artistas urbanas es algo particularmente importante en una región que es conocida por todo el mundo por actitudes patriarcales y la perpetuación de la violencia contra las mujeres. Según los números más recientes del gobierno chileno, una de cada tres mujeres chilenas ha sufrido abuso y un 88% de las mujeres que han sufrido agresión sexual no las reportan a las autoridades. Pero, aparte de la violencia, hay una actitud generalizada en la cultura, según Wend y Anis, que no valora el trabajo y el esfuerzo de las mujeres, especialmente como artistas.

publicidad


“Sí, hay veces en que las mujeres experimentan acoso callejero cuando están pintando”, dice Anis. “O hay otros momentos en que la gente dice [de las artistas], ‘está bien... para una mujer’. Minimizan nuestras ideas y nuestra participación”.


Pero son esas experiencias, según ellas, las que crean profundidad en el arte de las mujeres.


“El arte en general es para todos los seres humanos”, dice Wend. “Pero para las mujeres, salir a la calle tiene que ver con reivindicar una lucha social histórica que tenemos. Además, creo que hay un mensaje diferente, una conexión diferente [en el arte de las mujeres]... Hay una especie de profundidad distinta, porque venimos de una historia en donde nos han negado nuestro espacio”.


“Esto es recuperar ese espacio público que se nos han negado”, concluye Anis.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad