publicidad
Miles de inmigrantes llegan a la pequeña isla de Lampedusa, principalmente de Siria, Eritrea y el oeste de África.

La heroica mujer que está apoyando a miles de refugiados en el Mediterráneo

La heroica mujer que está apoyando a miles de refugiados en el Mediterráneo

A pesar de ser la alcaldesa de una isla de solo 6,000 personas, Guisi Nicolini acaba de obtener uno de los premios humanitarios más importantes del mundo.

Miles de inmigrantes llegan a la pequeña isla de Lampedusa, principalmen...
Miles de inmigrantes llegan a la pequeña isla de Lampedusa, principalmente de Siria, Eritrea y el oeste de África.

Nelson Mandela, Yasser Arafat y Shimon Peres han obtenido este prestigioso premio, pero la última ganadora es alguien que probablemente nunca hayas escuchado antes. Porque Giusi Nicolini, la alcaldesa de una pequeña isla italiana, es quien recibió el Premio de la Paz de a UNESCO en 2017.

La isla en cuestión, donde viven solo 6,000 personas, es Lampedusa, un lugar equidistante entre el sur de Sicilia, Malta y Tunicia. En años recientes, Lampedusa se ha encontrado en el centro de la crisis de refugiados de Europa. Como la alcaldesa, Nicolini se ha destacado entre sus colegas al trabajar para asegurar que la isla lidie lo más eficiente y humanamente posible con los inmigrantes y refugiados navegando el mar para huir de países del Medio Oriente asolados por la guerra.

publicidad

Nicolini ha hecho una intensa campaña a lo largo de Europa para asegurar mejor financiamiento y la tramitación más rápida de visas para refugiados e inmigrantes. Con esto ha convertido a Lampedusa en un raro punto positivo (pero polémico), en medio de la creciente hostilidad hacia incluso los más desesperados inmigrantes. Muchos de ellos intentan escapar guerras y condiciones de extrema pobreza en África.

La alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini.
La alcaldesa de Lampedusa, Giusi Nicolini.

La crisis que enfrentan Nicolini y los demás isleños no es pequeña. Según la Organización Internacional para la Migración, 649 inmigrantes murieron o desaparecieron en el Mediterráneo solamente durante los primeros tres meses de 2017, y esto después de años de cantidades altas de muertos. Dentro del último mes, 146 personas se ahogaron cuando un barco se hundió en las aguas cerca de la costa de Lampedusa. El único sobreviviente fue un muchacho de 16 años de Ghana, país que está a más de 5,000 kilómetros de la isla.

Nicolini se ha enfocado en organizar el procesamiento de inmigrantes que llegan a la isla, aunque esto para algunos es polémico. El centro de recibimiento de Lampedusa en la actualidad puede procesar y albergar hasta 700 inmigrantes a la vez, trasladado la mayoría de ellos a la isla de Sicilia o a Italia continental. Eso es sumamente impresionante dado el tamaño pequeño de la isla. Sin embargo, Lampedusa aún lucha por lidiar con aumentos repentinos en llegadas. El fin de semana de Pascua, por ejemplo, llegaron 1,000 personas. Nicolini también ha usado su estatus como una figura pública para continuamente promocionar un entendimiento más compasivo de mala situación que viven los inmigrantes que llegan por el Mar Mediterráneo, tal como muestra el tuit abajo, donde un agente de la guardia costera abraza a un refugiado:

Pero no todos han quedado encantados con el desempeño de Nicolini desde que fue electa en 2012. Algunos lugareños la acusan de priorizar las necesidades de los inmigrantes antes de las de ellos: antes la isla tenía fama de ser un lugar inmaculado y de bellas playas, pero ahora el foco está en el conflicto. Por contraste, algunos activistas de inmigración ven al llamado ‘ Modelo Lampedusa’ como una manera de rápidamente obligar a los inmigrantes a renunciar a sus derechos, un sistema relativamente eficiente, pero cruel.

En su discurso de agradecimiento Nicolini, alabó la idea de una Europa abierta y compasiva. “En un tiempo en que muchos quieren cerrar fronteras y —al hablar de una invasión no existente— construyen muros, recibir este premio nos da esperanzas de una Europa unida, donde la humanidad no ha desaparecido”, dijo Nicolini. “Es sobre estos principios en que Europa debe seguir basándose o corremos peligro de hundirnos a nosotros mismos junto con los refugiados e inmigrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo”.

publicidad

En parte Nicolini dedicó su premio a Gabriele del Grande, un periodista y activista actualmente encarcelado en Turquía— y agregó: “Dedico este premio a todos los que no lograron cruzar el mar porque terminaron bajo del mismo”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Las ciudades que han emergido de las ruinas
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad