publicidad
El "Si ves algo, di algo" se ha convertido en un clásico del transporte público neoyorquino, que aquí el artista alteró.

Un artista cambió los carteles de "si ve algo, diga algo" en el metro de Nueva York ¿Puedes notar la diferencia?

Un artista cambió los carteles de "si ve algo, diga algo" en el metro de Nueva York ¿Puedes notar la diferencia?

"Es un llamado a estar vigilantes en todas partes", dijo el hombre, que alteró los clásicos letreros del transporte público de esa ciudad.

El "Si ves algo, di algo" se ha convertido en un clásico del t...
El "Si ves algo, di algo" se ha convertido en un clásico del transporte público neoyorquino, que aquí el artista alteró.

La noche del miércoles, un artista cambió varios de los emblemáticos carteles de "Si ve algo, diga algo" de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) en el metro de Nueva York por un llamado a la acción más cargado políticamente.

El artista, quien pidió a CityLab respetar su anonimato, imitó la tipografía y diseño del último giro de la agencia en la campaña, la que comenzó en 2002 y luego fue utilizada por el Departamento de Seguridad Nacional a ocho años más tarde. Desde entonces, este mantra se ha vuelto famoso a nivel nacional y la MTA sigue jugueteando con sus iteraciones.

publicidad

La primavera pasada, la agencia reajustó la campaña con los retratos de 56 neoyorquinos que se atrevieron a hablar, y un renovado lema, que da muestras de colectividad y responsabilidad compartida. "Los neoyorquinos mantienen segura a Nueva York", dicen los nuevos carteles, sugiriendo que los ciudadanos juegan un papel en la protección de la ciudad que habitan.

Pero, en esta ocasión, el artista modificó el texto junto a las fotografías de algunas de estas personas, cuyos rostros les sonríen a los pasajeros desde carteles en el interior de vagones de metro y autobuses. Melissa C. es uno de esos personajes: ella reportó unas bolsas desatendidas que vio desde el tren de la línea E en la estación del World Trade Center. "Busqué a un empleado de la MTA, quien en su lugar envió a otro empleado al andén", le relató a Gothamist en una ceremonia de agradecimiento organizada por la MTA en Grand Central Terminal en marzo pasado.

Las versiones del artista no descartan la amenaza de equipaje abandonado o sobres no marcados, pero también alertan acerca de políticos cuyas acciones no son visibles o no están supervisadas por el electorado.

"Lo que me asusta más que un paquete desatendido es un político desatendido", dice el cartel retocado de Melissa que se puede ver abajo. "Tenemos que vigilar cómo votan nuestros representantes y exigirles que rindan cuentas".

(Cortesía del artista)

El artista instaló dos juegos de cinco carteles, intercalados entre los originales de la MTA.

La campaña no está afectando la intención del lema del MTA, dice el artista. En todo caso, es un intento de aprovechar y redirigir esa atención por parte de las personas (el cartel subversivo conserva el número de la línea de ayuda a contactar inmediatamente en cuanto a problemas de seguridad: 888-NYC-SAFE). Los letreros, añade el artista, son una invitación a vigilar más de cerca las condiciones que podrían calificarse como seguras, inseguras o sospechosas, y a reconsiderar los límites y las definiciones de cada una de ellas.

El texto de otro cartel dice: "Conozca más que lo que está justo frente a usted", y el artista piensa ampliar el lente para abarcar las ramificaciones de las políticas a nivel federal y a nivel de ciudad. Además de estar alertas a cualquier cosa que parezca extraña en el entorno físico, dice el artista, los ciudadanos deberían ser cautelosos respecto a "actividad inusual que ocurre con la salud pública o la defensa nacional".

"Me gustaría que todos reportaran la actividad sospechosa como yo lo hice. Pero no me engaño", dice este letrero alterado. "Mientras tanto, intento ser feliz sabiendo que sé algunas cosas no serán advertidas, como que hay personas alterando los letreros del metro" (Cortesía del artista).

El truco es diferente al tipo de intervención que ha caracterizado tantas protestas en los últimos meses. Hay un espectáculo propio de las calles o las terminales de aeropuertos o las plazas peatonales inundadas de manifestantes, pero los carteles son sutiles, tanto que podrían pasar desapercibidos para los pasajeros. El artista dejó un rastro de migajas de pan en la forma de un cartel, como se aprecia en la imagen previa, la cual llama traviesamente la atención al truco. Aun así, los carteles son una especie de sopresa escondida: les suplican a los pasajeros que observen detenidamente, mientras se esconden a simple vista.

publicidad

Los sentimientos de algunos carteles son expresamente anti-Trump, aunque no se menciona su nombre: uno, el que aparece a continuación, espeta "un presidente que utiliza los sumisos medios de comunicación para perpetuar un estado constante de temor". Pero el grito de guerra es para que los pasajeros se conviertan en participantes activos e informados del proceso democrático, y para que contacten a sus representantes —a ambos lados del espectro político— con frecuencia y determinación. Los pasajeros "tienen que saber quiénes son nuestros representantes, que su trabajo está en juego", me dijo el artista. "Voy a ir a las urnas si no me gusta la forma en que me representas".

Otro de los mensajes: "Me agrada que me recuerden reportar los bolsos sospechosos. Pero me pregunto si mi propio presidente usa los medios para perpetuar un constante estado de miedo, ¿quiénes son los reales terroristas que profitan de mi pánico?" (Cortesía del artista).

En Nueva York, los informes enviados por los residentes sobre actividad sospechosa tienden a aumentar después de algún estallido de violencia. Los residentes reportan un promedio de 42 alertas diarias, informó The New York Times, pero ese volumen de llamadas aumentó a raíz de la bomba que detonó en West 27th Street el otoño pasado. En los cuatro días posteriores a la explosión, el Departamento de Policía de Nueva York respondió 818 consultas. Si el artista pudiera escoger, los pasajeros no esperarían la próxima crisis tangible e indiscutible antes de actuar.

publicidad

"Es un llamado a estar vigilantes en todas partes", dijo el artista. "Eso es ser un ciudadano".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

El arte del nuevo metro de Nueva York
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad