publicidad
El sistema de transporte público BART mueve a pasajeros en el área de la bahía de San Francisco.

El transporte público de San Francisco probó ‘premiar’ con dinero a quienes eviten viajar en horas pico

El transporte público de San Francisco probó ‘premiar’ con dinero a quienes eviten viajar en horas pico

Alrededor de 18,000 personas participaron en esta iniciativa experimental en el sistema de buses y trenes de la ciudad.

El sistema de transporte público BART mueve a pasajeros en el &aa...
El sistema de transporte público BART mueve a pasajeros en el área de la bahía de San Francisco.

El pasado año, el área de la Bahía de San Francisco se convirtió en el primer laboratorio de transporte público de EEUU. De manera experimental, la ciudad ofreció pagarle a la gente para que evitara usar el transporte en las horas de más uso, como CityLab reportó en marzo de 2016.

El modelo de incentivos está basado en el concepto económico conocido como ‘refuerzo positivo’. De acuerdo a la explicación del BART, “incluso una pequeña recompensa puede conducir a modificaciones en el comportamiento”.

El programa de prueba, previsto para unos seis meses, concluyó en febrero. Los resultados pueden calificarse, al mismo tiempo, de muy buenos y ambivalentes, según la definición de ‘éxito’ que prefiramos. En el lado positivo, unas 18,000 personas tuvieron la oportunidad de participar en la iniciativa del BART Perks, acumulando puntos siempre que tomaban el tren, lo que podía ser intercambiado por dinero en efectivo. Los involucrados se llevaron a casa un promedio de 3 dólares por mes, aunque hubo diez personas que ganaron 100 dólares o más.

En cuanto a lo negativo, una media de 250 personas diariamente cambiaron sus rutas para evitar el atestado horario de 7:30 a 8:30 de la mañana. Esto se trata de solo un 10% del total de participantes en el proyecto que viajaban al trabajo a esas horas. El cambio de hábito despejó el equivalente a dos vagones llenos de personas al día, pero no se tradujo en “una notable reducción del hacinamiento”, reconoce el BART.

publicidad

“Para alcanzar un más apreciable cambio de conducta en los viajeros”, añade la agencia, “los programas de este tipo en el futuro necesitarían ser diseñados de forma tal que se orientasen más concretamente a los individuos que, a fin de cuentas, son el caldo de cultivo en los momentos más candentes del sistema de transporte”.

Los incentivos al transporte público han mostrado resultados decentes fuera de Estados Unidos, reduciendo las aglomeraciones en los sistemas de, por ejemplo, Singapur y Bangalore (India). Si el área de la Bahía va a reanimar o no su programa Perks, cuyo financiamiento mayoritario provino de la Administración Federal de Carreteras, permanece todavía como una incertidumbre. Entretanto, la Agencia de Transporte para el Condado de San Francisco y el BART están evaluando los resultados de la iniciativa, y serán los encargados de determinar cómo proceder cuando su investigación culmine en otoño.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Las ciudades en EEUU con el mejor transporte público
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad