publicidad
Autos eléctricos construidos por la compañía india Mahindra.

El revolucionario plan de India para que todos sus autos sean eléctricos en 15 años

El revolucionario plan de India para que todos sus autos sean eléctricos en 15 años

El gobierno recientemente anunció que, para 2030, los autos a base de gasolina gradualmente serán eliminados.

Autos eléctricos construidos por la compañía india Mahindra.
Autos eléctricos construidos por la compañía india Mahindra.

El gobierno indio anunció planes de hacer que todos los autos en el país fueran eléctricos para 2030, lo que tiene a la industria de autos en ese país y a los exportadores internacionales extremadamente entusiasmados. “Para [ese año], ni un solo auto impulsado por gasolina o diésel debe de venderse en el país”, dijo Piyush Goyal, ministro de Energía, en una sesión de la Confederación de la Industria India el mes pasado.

A medida que ha crecido la economía de la India, se ha disparado su necesidad de petróleo. Ahora es el importador de petróleo N°3 del mundo y paga 150,000 millones de dólares anualmente por este recurso. Gran porcentaje de este gasto es el que impulsa a los vehículos de pasajeros adquiridos por la creciente clase media del país y la cantidad de autos sólo aumentará en los próximos años. Ya para 2030, cambiar a los vehículos eléctricos (VE) le ahorraría unos 60,000 millones de dólares en energía al país, según indica un reporte publicado la semana pasada por NITI Aayog, el think tank gubernamental más influyente de la India.

publicidad

Ya para 2030, el cambio también disminuiría las emisiones de carbono en un 37%, lo cual es un suceso bienvenido para un país con un severo problema con la contaminación ambiental urbana. En 2014 la Organización Mundial de la Salud determinó que, de las 20 ciudades globales con la mayor cantidad de contaminación ambiental, 13 están en India. Los líderes del país han hecho intentos de mejorar la calidad del aire. Por ejemplo, en las primeras dos semanas de enero 2016, el gobierno de Nueva Delhi exigió que los hombres sólo podían conducir sus autos en días pares o impares (la restricción no se aplica a mujeres), dependiendo del ultimo dígito en el número en la placa de sus autos. Aunque tales intervenciones pueden ayudar, cambiar a los VE tendría un impacto mucho mayor.

Las grandes ciudades indias, como Nueva Delhi, están teniendo que lidiar...
Las grandes ciudades indias, como Nueva Delhi, están teniendo que lidiar con serios problemas de contaminación.

En EEUU ha habido un fuerte debate —incluso en las páginas de CityLab— sobre si los autos eléctricos realmente producen menos contaminación que los autos a base de gasolina, pero este tema provoca menos preocupación en la India. La raíz del tema en EEUU está en el hecho de que mayormente son los residentes de ciudades quienes compran VE mientras que las plantas de carbón que frecuentemente proveen la electricidad para tales vehículos se encuentran en zonas rurales. Esto significa que, si bien las ciudades ven una disminución en contaminación con un incremento en VE, lo opuesto sucede en el caso de ubicaciones menos urbanas cerca de plantas de carbón, a no ser que los VE obtengan su energía de fuentes renovables.

publicidad

Por otra parte, el plan de la India para promover autos eléctricos está más estrechamente vinculado con su iniciativa a favor de la energía solar, por lo que el carbón (cuyo uso en el país ya está disminuyendo) no es un escollo. “Aquí no vemos ese debate”, dice Ananth Padmanabhan, miembro de la oficina de Nueva Delhi del Fondo Carnegie para la Paz Internacional. “La razón probablemente se deba al vínculo profundo que se está estableciendo entre el futuro de los VE y el futuro de la energía solar, lo cual incluye usar baterías VE para guardar la energía solar, lo cual ayuda con mantener el equilibrio de la red eléctrica” (tal como ha señalado mi colega Laura Bliss, es probable que esta combinación de autos eléctricos y energía solar aumente en EEUU).

El anuncio de la India ha causado un fuerte impacto entre los fabricantes de autos del país, los cuales no están equipados para un cambio tan radical. Por ejemplo, sólo hay una compañía india que fabrica los VE. Y la unidad india de Toyota ya está cabildeando al gobierno para que tome un enfoque menos apresurado con el plan para así poder tener tiempo para prepararse para un mercado automovilístico dramáticamente diferente.

El plan también ha incitado a la Agencia Internacional de Energía a anunciar que está revisando su pronóstico en cuanto a la demanda para el petróleo. India ahora se une a China en una iniciativa dramática a favor de los VE: en abril China anuncio que para 2025, 7 millones de los 35 millones de autos que se venden en el país anualmente obtendrán su energía de combustibles alternativos. En conjunto, actualmente India y China representan el 13% de la demanda global para la gasolina. Su cambio hacia el uso de los VE en lugar de autos impulsados por gasolina “cambiaría todo”, escribe Juan Cole, profesor en la Universidad de Michigan, en Informed Comment. "Si tomamos en cuenta a Asia, podemos pronosticar con confianza que a lo largo de la próxima década y más, se venderán varios millones de vehículos eléctricos, lo cual le hará sombra al mercado estadounidense. (…) Si EEUU no se organiza, la gente quizás termine conduciendo autos eléctricos de la India y de la China", dijo Cole.

publicidad

¿Pero será posible que el gobierno indio realmente pueda ejecutar un plan tan ambicioso, particularmente en un período tan corto de tiempo? El plan de quince años que se expone en el reporte de NITI Aayog es extenso. Incluye límites en la matriculación de autos impulsados por gasolina, subvenciones para la industria de los VE y el uso de impuestos de ventas de autos de gasolina para crear estaciones eléctricas de carga. Sin embargo, los críticos dicen que el país necesitará más del tiempo asignado para crear una cantidad suficiente de las estaciones. “Hoy día los vehículos eléctricos sólo pueden viajar una distancia limitada antes de requerir que se recarguen”, dijo Tushar Bansal, director en la consultora energética Ivy Global Energy Pte, en una entrevista con el periódico Economic Times de la India. “[Esto será] un asunto más largo y extendido, ya que le tomará tiempo al mercado para ajustarse”. Y Padmanabhan dice que si bien ha han realizado grandes avances en el uso de fuentes renovables de energía en la India, “asuntos tales como la fiabilidad de la energía solar aún requieren tiempo para resolverse”.

Además, según expresa Padmanabhan, el gobierno tiene que promover más investigación y desarrollo dentro de la India para que el plan tenga una verdadera posibilidad de éxito. “Una convergencia de varios esfuerzos de innovación de piezas clave indias y extranjeras es lo que podría impulsar al país hacia cumplir con el objetivo de 2030”, dice, “porque más de lo mismo no nos llevará [a la meta]”.

publicidad

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Los buses del futuro
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad