publicidad
Nevada es el estado con menores expectativas de vida.

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre)

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre)

Los ricos viven más donde quiera que estén. No así las personas con menos recursos.

Nevada es el estado con menores expectativas de vida.
Nevada es el estado con menores expectativas de vida.

El lugar donde vivimos tiene un gran impacto cuando se trata de cuánto dinero ganamos. Y cuánto ganamos está vinculado con nuestra expectativa de vida. A esto también ahora podemos agregar que parece claro que el lugar y la longevidad también están relacionados, al menos entre los pobres de Estados Unidos.

Así lo indica un nuevo y profundo estudio realizado por Raj Chetty, economista en la Universidad Stanford, y sus colegas. Éste fue publicado el 11 de abril en la revista Journal of the American Medical Association. Chetty halló que, sin lugar a dudas, es cierto que los estadounidenses más ricos viven mucho que los más pobres. Sin embargo, su longevidad no depende de la geografía. En cambio, la cantidad de años que viven los estadounidenses pobres sí varía drásticamente de acuerdo al lugar donde viven.

publicidad

Los investigadores revisaron 1,400 millones de registros sobre impuestos y mortalidad entre los años 1999 y 2014. De estos datos calcularon aproximadamente la expectativa de vida restante de personas de 40 años, haciendo ajustes para tomar en cuenta disparidades raciales y étnicas. Encontraron que el 1% de la población con mayor renta tiende a vivir entre 10 a 15 años más, respectivamente, que sus homólogos del 1% de población con menor renta. Además, los ricos mejoraron su longevidad entre 2001 y 2014 en tres años adicionales de vida, mientras que los pobres, aumentaron solo un año de expectativa de vida. Basándonos en el resumen del estudio, a continuación ofrecemos uno poco de contexto en cuanto a estas cifras:

Los hombres más pobres de los EEUU tienen expectativas de vida comparables con las de hombres en Sudan y Pakistán. En tanto, los hombres más ricos de los EEUU viven más tiempo que el hombre promedio de cualquier país.

Pero el hallazgo más impresionante se dio cuando los investigadores desglosaron cálculos sobre longevidad según “zonas de viajes”, las cuales son grupos de condados cuyos residentes tienden a viajar a la misma ciudad en la zona para trabajar. Se parecen a las áreas metropolitanas, pero también incluyen zonas rurales y, por lo general, el estudio las nombra por la ciudad más grande de la zona. Los que están en la parte inferior del espectro de renta quizás experimenten una diferencia de cinco años en cuanto a sus expectativas de vida, dependiendo en cuál ciudad vivan. Esta variación desapareció a medida que se extendió el análisis por el espectro superior de renta (ver la tabla abajo).

publicidad

Por ejemplo, en Detroit un 5% de las personas con la menor renta vivirían unos seis años menos que sus homólogos en Nueva York. Al aplicar un poco más de contexto, resulta así: para los pobres, el mero hecho de vivir en Nueva York da por resultado un aumento en sus respectivas expectativas de vida. Además, tal aumento en expectativa de vida es casi el doble del aumento en expectativa de vida que todos notaríamos si el cáncer fuera completamente erradicado. Por otra parte, un 5% de neoyorquinos con la mayor renta sólo viven un año más que los residentes de Detroit que tienen el mismo nivel de ingresos.

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre) imagen1.png

En general los estadounidenses de bajos ingresos tienden a vivir más en California, Nueva York y Vermont. La expectativa de vida en Nevada fue la peor (menos de 78 años), seguida por las de Michigan, Ohio, Indiana, Kentucky, Tennessee, Arkansas, Oklahoma, y Kansas. El siguiente mapa demuestras las discrepancias geográficas en cuanto a longevidad entre los estadounidenses pobres, organizado por “zona de viajes”.

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre) imagen%2...


También hay diferencias dramáticas entre estados en cuanto al cambio que se ha dado con la expectativa de vida de los pobres durante los últimos diez años. Abajo mostramos el cambio anual en expectativa de vida —a partir de los 40 años de edad— para los pobres en el periodo de 2000 a 2014 en cada estado. La expectativa creció en los estados de color turquesa y bajó en los estados de color naranja.

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre) men.png

A continuación mostramos cómo se ve el mapa cuando se toman en cuenta estadísticas sobre mujeres:

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre) women.png

Estas diferencias resultan ser todavía más marcadas cuando se comparan zonas de viajes. Por ejemplo, los residentes más pobres de Birmingham, Alabama, ganaron la misma cantidad promedio de años de expectativa de vida (3.7) entre 2001 y 2014 que los residentes más ricos. Por otra parte, en Tampa, Florida, la expectativa de vida para los pobres disminuyó en 2.2 años durante este período.

El lugar donde vives determinaría tu longevidad (si eres pobre) ultima%2...

El estudio halló que, por lo general, la expectativa de vida está correlacionada de manera negativa con índices tabaquismo, obesidad y falta de ejercicio. Según los investigadores, esto a su vez “sugiere que cualquier teoría [para explicar] las diferencias en expectativa de vida a lo largo de áreas tiene que explicar diferencias en conductas en cuanto a la salud”. Por otra parte, según la investigación de Chetty varios factores, entre ellos acceso a recursos para el cuidado de la salud, segregación residencial y desempleo, no estaban fuertemente correlacionados con la expectativa de vida. Sin embargo, esto no significa necesariamente que estas condiciones no afecten a la expectativa de vida en lo absoluto, ni tampoco significa que mejorar estas condiciones no marcará una diferencia.

Las áreas en que los estadounidenses pobres tienden a vivir más son áreas con rentas altas, niveles de preparación académica y un alto desembolso gubernamental. Varias razones potenciales podrían explicar estas correlaciones positivas. Algunas de estas ciudades quizás tengan políticas que desalientan el tabaquismo o el consumo de bebidas azucaradas, mientras que promueven el ejercicio , por ejemplo. A lo mejor estas ciudades tienen más servicios de salud públicos que pueden aprovechar los residentes de bajos ingresos. Por otra parte, las poblaciones pobres en estos lugares quizás sean diferentes de las que viven otras ciudades: por ejemplo, Nueva York es el hogar de más inmigrantes, quienes tienden a vivir más tiempo que los estadounidenses nacidos en el país.

publicidad

Ahora bien, lo cierto es que las intervenciones locales parecen marcar una diferencia. A continuación están las conclusiones de los investigadores del reporte sobre el estudio:

Nuestros hallazgos demuestran que las disparidades en cuanto a la expectativa de vida no son inevitables. Hay ciudades en todos los EEUU —desde Nueva York a San Francisco a Birmingham, Alabama— donde las brechas en expectativa de vida son relativamente pequeñas o se están reduciendo a lo largo del tiempo. Replicar estos éxitos en escala más amplia requerirá esfuerzos locales específicamente dirigidos que se centren en mejorar la conducta de los pobres en cuanto a su salud en ciudades como Las Vegas y Detroit.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad