publicidad
El presidente revocó estos estándares de construcción, bajo la excusa de agilizar proyectos de infraestructura.

Dos semanas antes de Harvey, Trump revirtió normas de construcción para disminuir el impacto de las inundaciones

Dos semanas antes de Harvey, Trump revirtió normas de construcción para disminuir el impacto de las inundaciones

La medida pasó casi desapercibida en medio de la controversia de Charlottesville. El mandatario revocó regulaciones que obligaban a los nuevos proyectos de infraestructura a estar mejor preparados en estas catástrofes.

El presidente revocó estos estándares de construcción, bajo la excusa de...
El presidente revocó estos estándares de construcción, bajo la excusa de agilizar proyectos de infraestructura.

Durante una conferencia de prensa hace dos semanas, el presidente Donald Trump casi no habló de su orden ejecutiva sobre infraestructura y se dedicó a hacer declaraciones sobre el fatal mitín de nacionalistas blancos en Charlottesville, Virginia. En ese momento, Trump culpó a "ambas partes" de la violencia. Los medios de comunicación se enfocaron en estos dichos, en vez de indagar en el tema de infraestructura.

Relacionado
Houston
Estas son las ocho ciudades con más riesgo de vivir una megainundación

En medio de toda la controversia, pasó desapercibido un elemento que ahora está en primer plano. El 15 de agosto, Trump firmó una orden ejecutiva que revierte diferentes normas con el fin de agilizar las aprobaciones para proyectos de infraestructura. Una de ellas fue una orden de la era de Obama que establecía un reglas y estándares para que la infraestructura federal redujera el riesgo de daños por inundaciones.

publicidad

El Estándar Federal de Gestión de Riesgo de Inundación —que el presidente Barack Obama firmó en enero de 2015— estableció nuevos objetivos para definir las zonas inundables y mitigar el riesgo de construir sobre ellas. Estas normas fueron coordinadas por el Consejo Nacional de Seguridad e involucraron los aportes de gobernadores, alcaldes y otras partes interesadas. La regulación de la era de Obama enmendó una orden ejecutiva de 1977 sobre el manejo de las zonas inundables al pedirles a los organismos que buscaran una ‘alternativa viable’ a los proyectos en las zonas inundables que tuvieran efectos adversos a corto o largo plazo.

Bajo la norma derogada, los nuevos proyectos de infraestructura debían s...
Bajo la norma derogada, los nuevos proyectos de infraestructura debían ser más altos o construidos fuera de las zonas de inundación.


La regulación de Obama les daba a los organismos federales tres maneras de abordar el riesgo de inundación en el diseño y la construcción en zonas inundables: utilizando métodos basados en la ciencia climatológica, construyendo dos pies por encima de la altura máxima que han alcanzado las inundaciones en cien años, o constuyendo a la altura máxima que han alcanzado las inundaciones en 500 años.

Si la norma establecida por Obama siguiera en vigor, la reconstrucción de Houston habría sido su primera prueba. Cuando la tormenta pase, Houston y Texas todavía pueden elegir tener estándares estrictos contra inundaciones históricas, pero este estado no ha mostrado mucho interés en este sentido. De hecho, el gobierno de Texas está gastando miles de millones para construir la autopista Grand Parkway —una tercera circunvalación lo suficientemente grande como para circunnavegar Rhode Island— alrededor del área metropolitana de Houston. Este proyecto devorará cada vez mayores porciones de la pradera Katy, zona amplia y plana que asborvía muchas de las lluvias en la región y que es crucial para la mitigación natural de inundaciones en Houston.

Relacionado
Una de las grandes preguntas es cómo Trump mejorará la inf...
Todas las razones para dudar del plan de un billón de dólares en infraestructura que propone Trump


Por supuesto, la orden ejecutiva del 2015 de Obama no habría evitado la destrucción que ha provocado el huracán Harvey. Apenas en octubre de 2016, los organismos federales todavía estaban evaluando el alcance y significado de la Orden Ejecutiva 13690.

Por otra parte, algunos analistas desde las industrias aseguradoras vieron estas normas con distancia. "El uso [por parte del Estándar Federal de Gestión de Riesgo de Inundación] de estas zonas inundables ampliadas está asustando a de muchos en la comunidad de gestión de riesgos de inundación", escribió Scott Shapiro, socio gerente de Downey Brand, en una publicación en el año 2015 en un blog que mantiene la firma sobre la ley de riesgos de inundación

publicidad

Una interpretación alarmista del Estándar Federal de Gestión de Riesgo de Inundación sostuvo que el gobierno federal ya no apoyaría las hipotecas sobre viviendas que se encuentren en las zonas inundables que sufren inundaciones cada 500 años, como señala Shapiro. Sin embargo, el gobierno insistió en que la orden ejecutiva federal se aplicara exclusivamente a los proyectos de infraestructura federal. Además, la administración Obama lo que buscaba era elevar los estándares establecidos por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias de Estados Unidos al nivel de los utilizados por algunos gobiernos locales. Esa cuestión ahora es irrelevante.

Este martes, Trump llegó Corpus Christi, en Texas, donde observará la situación con sus propios ojos y, probablemente, ordene alguna medida. No obstante, el presidente ya actuó hace dos semanas con esa orden que proyectará una sombra mucho mayor sobre la recuperación de Houston y otras partes de la Costa del Golfo de Texas y Louisiana afectadas por la tormenta.

El legado duradero de Trump después de Harvey todavía no está definido. Si insiste en incluir fondos para un muro fronterizo con México en cualquier acuerdo para elevar el tope de deuda en ciernes, el gobierno podría cerrard, deteniendo los esfuerzos de ayuda federal a lo largo del Golfo. Como mínimo, Trump ha asegurado que el gobierno federal no desempeñará ningún papel en garantizar que Houston y Texas estén mejor preparadas para inundaciones en el futuro. Ahora, más que nunca, el estado y la ciudad dependerán de sí mismos.

publicidad

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

La lista negra de autopistas: diez carreteras de EEUU que deberían ser demolidas
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad