publicidad

Arizona se prepara para una ola de calor que podría ser mortífera

Arizona se prepara para una ola de calor que podría ser mortífera

Con temperaturas de hasta 120 grados Farenheit (48.8 Celcius) , es un buen momento para quedarse en casa.

Arizona calor

Los días venideros no serán un buen momento para la gente que vive en el suroeste para dar un paseo, andar en bicicleta o cualquier otra cosa que no sea refugiarse en el aire acondicionado con las ventanas cerradas. Temperaturas brutalmente calurosas de hasta 120 grados Farenheit (48.8 Celcius) en Arizona romperán récord que tienen más de dos décadas de antigüedad.

La razón de esta ola de calor es un frente de alta presión que se espera que llegue al suroeste a partir de este viernes. Los entre 115 y 120 grados que se esperan en su punto más alto generarán “nuevos récords el domingo y el lunes en muchos lugares”, de acuerdo al Servicio Nacional de Meteorología en Phoenix, quienes predicen un calor “raro, peligroso y mortal” en este aviso en inglés:

Deadly Heat Wave

El servicio añade que las altas temperaturas podrían llegar a ser similares a la de la ola de calor de junio de 1990, la que terminó obligando a los aviones a no despegar, por miedo a que no existiera suficiente aire para levantarlos y que el motor empezara a andar.

El Christian Science Monitor lo explicó así:

En junio de 1990, cuando Phoenix llegó a los 122 grados, las aerolíneas se vieron forzadas a cesar sus vuelos por varias horas debido a la falta de información por parte de las empresas que fabrican los aviones sobre cómo operar bajo este nivel de calor extremo.

Todd Lehmacher, vocero de US Airways, dijo que la aerolínea ahora sí sabe que los Boeings pueden volar hasta con 126 grados y que los Airbus pueden operar con 127.

publicidad

Las autoridades recomendaron a la gente limitar las actividades a la intemperie a hasta las 10 am, tomar mucho líquido, mantenerse en ambientes frescos como bibliotecas o malls. Y, como siempre, no caminar a pies descalzos. Incluso temperaturas de 110 grados pueden causar quemaduras de segundo grado en la piel y obligar a cirugía para tener que reemplazarla.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad