publicidad
Iglesia de los Capuchinos en Córdoba, Argentina.

Este fotógrafo recorre Latinoamérica capturando sus iglesias como pocos

Este fotógrafo recorre Latinoamérica capturando sus iglesias como pocos

Richard Silver fotografía los techos abovedados de parroquias y catedrales hasta conseguir obras surrealistas y deslumbrantes.

Varios años atrás, el fotógrafo Richard Silver caminaba por Nueva York cuando, al entrar a una iglesia, se percató de que esta tenía un “increíble cúmulo de trabajo en el techo”. De modo que apuntó su cámara y –clic, clic, clic– tomó una serie de instantáneas del amplio arco superior que iba de un extremo a otro de la edificación. Con apenas un poco de edición posterior, todo el techo quedó plasmado en una sola imagen, como una inmensa alfombra compuesta de piedras ornamentales y cristales sagrados.

Silver ha incursionado en la fotografía experimental con anterioridad, juntando paisajes a través de un método ‘diacrónico’, en el que uno puede percibir cómo los monumentos progresan de sol a sol en una única imagen compuesta. Pero son sus ‘iglesias verticales’ las que ocupan la mayor parte de su tiempo como miembro de Remote Year, una empresa de viajes que organiza alojamiento y espacio de oficina para personas que buscan trabajar remotamente en el extranjero. “Habiendo cacharreado y luego perfeccionado la técnica, ahora la utilizo mientras viajo el mundo”, sostiene el neoyorkino de 55 años.

publicidad

Hasta ahora, Silver ha visitado 20 ciudades desde México hasta Buenos Aires, siempre arreglándoselas para dar con fabulosos templos que explorar. “He tratado en otras grandes edificaciones, pero las capillas encajan perfectamente con lo que quiero lograr”, indica. “Pongo mi lente en cualquier iglesia que esté abierta cuando llego y, si me lo permiten, comienzo a disparar mi cámara”. A veces, sus creaciones son discretamente hermosas, como es el caso de las bóvedas azul pastel de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en Ciudad de Panamá. Pero en ocasiones son raras, como la piel añil alienígena incrustada en el techo de la Iglesia de los Capuchinos en Córdoba, Argentina.

“Estaba ubicada en el centro del pueblo y estaba tan ornamentada por fuera como por dentro”, aduce. “Me recordó la Catedral de San Esteban, en Viena, con sus techos azules, sencillamente preciosos”.

¿Cómo logra exactamente Silver crear estos llamativos cuadros? Pues bien, él empieza con su lente Nikon 14-24 Mm, agachado, buscando abarcar el mayor ancho posible. “Obturo entre cinco y nueve veces en total, como cualquiera cuando quiere capturar una panorámica; pero lo hago desde el banco, hacia arriba, y también desde el fondo de la iglesia”, agrega. “Utilizo primero Lightroom y luego Photoshop a fin de juntar las imágenes capturadas por medio de la herramienta panorámica. Es un proceso que tiene mucho de prueba y error”.

publicidad

Silver seguirá visitando ciudades de Asia y Europa en los próximos meses. No olvides mantenerte al tanto de sus “iglesias verticales” y de otros trabajos en Remote Silver. Mientras tanto, aquí puedes seguir apreciando obras de su excursión por América Latina.

Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Ciudad de Panamá. ( Richard Silver Photo)

Parroquia de Santa Catarina, Ciudad de México. ( Richard Silver Photo)

Iglesia de San Antonio de Padua, Medellín, Colombia. ( Richard Silver Photo)

Basílica del Santísimo Sacramento, Buenos Aires. ( Richard Silver Photo)

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Estos son los muralistas del siglo XXI en México
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad