publicidad
Alejandra Aco, una madre y empresaria poblana

Para Alejandra Aco todos los días en NYC son 5 de mayo

Para Alejandra Aco todos los días en NYC son 5 de mayo

"Todos los días estoy luchando. Yo batallo con la cocina y conquisto con la mejor comida”.

Alejandra Aco, una madre y empresaria poblana
Alejandra Aco, una madre y empresaria poblana

MANHATTAN, Nueva York.- En el 1998, Alejandra Aco dejó el estado mexicano de Puebla y con sus hijos de cinco y seis años cruzó la frontera, porque estaba segura de que en la Ciudad de Nueva York lograría convertirse en una empresaria exitosa; casi dos décadas después puede decir que lo ha conseguido.

“Llegamos como inmigrantes sin papeles y con las manos vacías, pero con el corazón lleno de sueños”, recordó antes de enfatizar que en el proceso, “no le he pedido nada a la Ciudad de Nueva York, al contrario, he aportado con mi trabajo dedicado”.
Según contó, el camino para establecer su restaurante Villa Cemita, en el vecindario de East Village, fue espinoso. Por eso para ella siempre es 5 de mayo -fecha en que se conmemora la Batalla de Puebla- porque “todos los días estoy luchando. Yo batallo con la cocina y conquisto con la mejor comida”.

publicidad

Con 39 años, dos hijos graduados de la universidad y otra por entrar a la secundaria, Alejandra Aco afirmó que las nuevas generaciones de mexicanos y latinos están cambiando el rostro de Estados Unidos y de la Gran Manzana.

“Mi negocio es una victoria para mi familia y para mi comunidad. Cada tarde, al abrir la puerta, estoy creando oportunidades de trabajo”, aseguró. Con un año de servicio, Villa Cemita emplea a una decena de personas y sigue creciendo.

Cocina poblana tradicional conquista a NYC

Aco abrió Villa Cemita con el propósito de ofrecer la auténtica comida poblana a sus connacionales y educar a los no mexicanos acerca de las recetas ancestrales, como la ensalada de nopal, hecha con el ingrediente prehispánico “Tequesquite”, un mineral que conserva el color de los alimentos.

La cemita poblana, una especie de sándwich frío hecho con pan de ajonjolí, es uno de los platos más populares entre los clientes no mexicanos de East Village. Su secreto es el chile chipotle, condimentado con diversas especias y cocido a fuego lento por ocho horas con panela (melaza de caña) y canela.

“Es una receta que mi familia ha cocinado por generaciones”, dijo Aco. “Es una satisfacción infinita ver cuando los clientes disfrutan ese sabor único, entre picante y dulzón”.

publicidad

Otro plato en demanda de Villa Cemita es el mole poblano, que respeta la receta del Siglo XVI de 32 ingredientes, todos importados de Puebla por Aco.

“He querido perpetuar las recetas de mi familia. Es un privilegio que mi abuela y mi madre me transmitieran hasta el último secreto de cocina”, contó. “Esta es mi forma de dejar huella en Nueva York”.

Y bien que sí, pues según cifras del Consulado Mexicano, el 60% de los inmigrantes mexicanos en Nueva York son poblanos. Se calcula que 1.4% de los 5.78 millones de poblanos viven en Estados Unidos, la gran mayoría en la Gran Manzana.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad