publicidad
Alejandro Mendoza (el niño con el bigote pintado) de siete años de edad celebrando las tradiciones mexicanas y vestido de revolucionario.

Alejandro Mendoza: México se lleva por dentro

Alejandro Mendoza: México se lleva por dentro

Alejandro Mendoza, nacido en Tampico y criado en Monterrey es presentador del equipo de Noticias Univision 14 y celebra la cultura y tradiciones mexicanas este Cinco de Mayo.

Alejandro Mendoza (el niño con el bigote pintado) de siete años de edad...
Alejandro Mendoza (el niño con el bigote pintado) de siete años de edad celebrando las tradiciones mexicanas y vestido de revolucionario.

Nacido en Tampico, criado en Monterrey

Alejandro Mendoza, nacido en Tampico y criado en Monterrey es presentador del equipo de Noticias 14. Univision14.com conversó con él sobre la mexicanidad para inmigrante en Estados Unidos.

¿Qué significa para ti el Cinco de Mayo?

Para mí, como mexicano, el Cinco de Mayo representa en muchos sentidos la esencia de mi país.  Primero, celebramos el orgullo de haber defendido nuestra tierra venciendo al ejército francés de Napoleón Bonaparte. ¡No fue cualquier cosa! Y segundo, es una demostración de la unidad que suele caracterizar al mexicano en momentos difíciles.  Podemos no hacernos mucho caso en el día a día, pero cuando la situación se torna complicada ahí estamos incondicionalmente y así lo hemos demostrado en desastres naturales, crisis económicas y otros infortunios.

publicidad

¿Es diferente la manera que lo celebran en México y Estados Unidos? ¿Porqué, cuáles son las principales diferencias?

Ahora bien, dentro de todas nuestras celebraciones nacionales, hay que decir que en México, la conmemoración del cinco de mayo no es tan rimbombante si la comparas con lo que ocurre en Estados Unidos.  Cuando vives en tu país y ves a la distancia que hasta la Casa Blanca hace gran fiesta por esta fecha no deja de causarte extrañeza!  Los mal pensados dicen que es por la eterna rivalidad entre los estadounidenses y los franceses, sea como sea uno lo agradece. Ahora, cuando emigras y llegas a Estados Unidos lo entiendes un poco mejor.  Al salir de tu país y estar lejos de los tuyos, cualquier evento que te acerque a tus raíces magnifica lo que sientes por tu tierra. Y creo que por eso quienes vivimos aquí hemos tomado esa fecha como si fuera nuestra principal fiesta nacional, tan solo después de la noche del grito de independencia. Además, no hay que explicar que nos encanta la fiesta así que basta con que nos digan rana y saltamos!

¿Qué te llama la atención sobre cómo se vive la mexicanidad en Estados Unidos a diferencia de cómo se rinde homenaje a la cultura mexicana en territorio azteca?

Algo que me llama la atención sobre cómo se vive el ser mexicano en Estados Unidos, es la búsqueda constante de una identidad. Cuando llegas aquí, al paso del tiempo, es inevitable cuestionarte ¿quién soy? ¿a dónde pertenezco? Ya no soy el mexicano que llegó tras emigrar, tampoco soy el estadounidense promedio;  y entonces, empiezas a ver cómo en las comunidades mexicanas se rescatan tradiciones prehispánicas y observas a los danzantes en cada celebración importante, y resurge el fervor por la virgen de Guadalupe y ves esas imágenes plasmadas en murales, en cada barrio hispano, como para recordarte a cada paso quién eres y de dónde vienes. Es impresionante.  Son imágenes que pocas veces ves en México. Yo que llegué en el 2008, y vivo esto en los hechos más cotidianos y simples, por ejemplo el fútbol.  Nunca he sido gran fanático del soccer pero desde que estoy acá no sabes cómo he disfrutado los partidos de la selección.  Y entonces cuando juega el TRI me pongo mi camiseta verde, preparo comida mexicana y sufro y gozo con cada gol. ¡Eso nunca lo hice en México! En mi escritorio, en el trabajo, tengo una banderita que un amigo me regaló cuando me mudé a San Francisco y que me ha acompañado en este viaje... la pobre debe pensar cada vez que se acerca un partido: ¡No, otra vez me van a estrujar! ¡Ahora la fiesta de independencia! ¡Ahora el Cinco de Mayo! Es como mi ancla a mi identidad.

publicidad

¿Qué es lo que más extrañas de México y porqué?

Lo que más extraño de México es sin duda mi familia y mis amigos.  Después, la comida... que al final siempre me conecta con mi gente.  Si alguien vió la película Cómo agua para chocolate me entenderá. Extraño esas navidades con la familia completa, esos olores a pavo o bacalao a la vizcaína (se me hace agua la boca). Esos raspados (helados) que compraba cuando era niño en la esquina de mi casa sabor a chile y limón. Extraño esas reuniones que se extendían hasta el día siguiente con mis mejores cuates. Extraño mi época de estudiante, creo que mis días de Universidad han sido los más divertidos, donde hice a muchos de los amigos que me acompañan hasta ahora y que no importa la distancia o el tiempo, ahí siguen.

¿Según lo que observas en California cuáles crees que son las cosas que más se han permeado en la cultura latina que provienen de la cultura mexicana?

Sin duda la comida ¡se huele por todos lados! Cada vez es más fácil encontrar buenos restaurantes mexicanos o lugares donde conseguir los ingredientes para cocinar un buen mole o un pozole. Eso es entendible, esos sabores nos unen a nuestra tierra, nos conectan con nuestros afectos y recuerdos. Debo confesar que cuando llegué al área de la Bahía y no sabía dónde estaba cada cosa, me daba por improvisar ingredientes.  Imagínate unos chilaquiles con queso cottage, porque no sabía dónde encontrar la crema ácida, espolvoreados con queso parmesano porque no encontraba el queso fresco.  Más que un antojo, creo que buscaba mi conexión con lo que había dejado atrás. La música también ha sido una gran influencia, es curioso encontrarte en el metro de San Francisco un conjunto norteño junto al chavo que toca el violonchelo para ganarse unos dólares. Y no podemos dejar de mencionar las fiestas, lo mismo familiares que religiosas.  La conmemoración del día de muertos en La Misión es un ejemplo, ahora ves casi tanta gente de otras razas y nacionalidades, como mexicanos. ¡Impresionante!  

publicidad

¿Qué les dices a esos padres de familia criando niños pequeños o adolescentes sobre cómo preservar sus raíces culturales mexicanas en este país?

Creo que lo principal es demostrarles con el ejemplo el orgullo por nuestra raza y tradiciones.  Con los valores que nos caracterizan, la unidad familiar y el amor por el trabajo, sumado a las oportunidades que nos ofrece este país podemos lograr grandes cosas.  

Les diría que conserven el español, ser bilingüe es una fortaleza que ya comienza a dar frutos. Que estudien, ir a la universidad es la llave para un mejor futuro y siempre hay forma de conseguir recursos para ello. También, que no se dejen amedrentar por quiénes dicen que venimos a robar oportunidades. Que enseñemos a nuestros hijos a ser buenos ciudadanos, responsables y agradecidos con este país, para poder reclamar nuestros derechos con la frente en alto. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad