publicidad

Cinco claves para entender las elecciones del domingo en España

Cinco claves para entender las elecciones del domingo en España

El país celebra comicios municipales y regionales, marcados por la fuerza de los nuevos partidos que pueden acabar con la hegemonía del PSOE y el PP

Este domingo se celebran en España elecciones municipales y regionales, lo que significa que se elegirán más de 800 nuevos alcaldes y 13 presidentes autonómicos, es decir, los políticos de mayor rango de las regiones en las que está dividido el país, excepto en País Vasco, Cataluña, Galicia y Andalucía (que tienen sus propios comicios).

Qué está en juego

España es uno de los países más descentralizados de Europa: las regiones cuentan con un gran número de competencias, por lo que esta batalla electoral es decisiva para todos los partidos, sobre todo porque son la antesala de las elecciones generales que se celebrarán a finales de año, aunque aún no hay una fecha establecida para su celebración.

En la actualidad, el mapa autonómico y local está dominado por el color azul que representa a los conservadores del Partido Popular (consiguieron el 37.53% de los votos en 2011, 10 puntos más que su rival socialista, que fue duramente castigado en aquel entonces y se quedó con un 27.79%). Parece muy complicado que un escenario similar vuelva a repetirse este fin de semana.

¿Fin de una era?

Todas las fuerzas políticas son conscientes de que este “examen democrático” va a servir para tomar la temperatura al sistema político español en general y para determinar si se certifica lo que muchos analistas auguran: el fin del bipartidismo.

publicidad

Desde el nacimiento de la democracia en 1977, grosso modo dos partidos se han alternado en el poder: el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP), o Alianza Popular, su nombre primigenio. En la actualidad, el 78% de los municipios del país están en manos de uno de estos dos grandes partidos. Pero todo indica que este esquema ha llegado a su fin.

La fuerte crisis económica que ha golpeado el país desde 2008 ha ocasionado una fuerte erosión de apoyo a estos dos grupos, que han visto cómo grandes caudales de sus votos se han ido traspasando a partidos nuevos que han crecido al calor de las medidas de austeridad impulsadas desde el gobierno y los continuos casos de corrupción que ha golpeado a la clase política española.

Podemos no se presenta… pero sí estará en las urnas

Precisamente, uno de los partidos que mayor proyección internacional ha tenido en los últimos meses (nació en enero de 2014, poco antes de las elecciones europeas) es Podemos, liderado por un joven profesor universitario de 36 años, Pablo Iglesias.

publicidad

Su formación, que es considerada de extrema izquierda aunque ellos prefieren decir que ellos son transversales, ha convulsionado el panorama político desde que consiguió en mayo de 2014, contra todo pronóstico cinco eurodiputados.

 Desde entonces, ha mantenido un gran crecimiento en apoyo  ciudadano "aunque se ha visto moderado o estancado en las últimas semanas- hasta el punto de que algunas encuestas lo han situado como el partido que obtendría el mayor número de votos si se celebraran hoy las elecciones nacionales.

Sin embargo, a estos comicios del domingo, Podemos no se presenta pero… acompaña a coaliciones de otros grupos en los que se ha integrado y, que por ende, promociona y pide el voto para ellos. Y las previsiones anuncian que pueden cosechar un éxito considerable.

Por ejemplo, la candidata a la alcaldía por Barcelona, Ada Colau, está en la primera posición de los sondeos. Y no es el único caso. Manuela Carmena, una abogada de derechos humanos que hasta ahora era una desconocida, ha puesto en aprietos a la candidata del Partido Popular a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, uno de los pesos pesados dentro de la formación conservadora. En la lucha por la plaza capitalina, las encuestas muestran que Aguirre será la más votada pero lo tendrá muy difícil para conseguir instalarse en la alcaldía, si no es pactando con otra fuerza, lo que significaría el fin del dominio popular en el Ayuntamiento que controla desde 1991.

publicidad

El otro nuevo invitado

Pero Podemos (o los grupos que se encuentran bajo su égida) no es el único nuevo protagonista de la política española. Ciudadanos, liderado por Albert Rivera, de 35 años, es la formación que se podría considerar verdaderamente como la “nueva” sensación electoral.

Realmente no es un recién llegado, pues nació en 2006, aunque en un principio limitado a la comunidad autónoma de Cataluña, donde se presentaba como una alternativa a los partidos o políticas nacionalistas o independentistas. En los últimos meses (incluso semanas) ha visto aumentar su apoyo en todo el territorio nacional, hasta codearse porcentualmente con los partidos de cuño histórico y Podemos.

Además, será con casi toda probabilidad el gran cortejado tanto por PSOE como PP si no consiguen las cuotas de poder como se prevé. Ciudadanos se define como progresista y de centro izquierda, pero muchas veces ha sido identificado con los valores conservadores. Esta dualidad y la centralidad de su programa le pueden permitir tener la llave para formar gobierno en gran parte de los municipios y comunidades autonómicas del país.

publicidad

Y el ganador es…

Las encuestas electorales muestran  un final de campaña muy igualado. Pero hay un factor que no debe desdeñarse: estos sondeos revelan un elevado número de indecisos, entre el 30% y el 45%. Este hecho ha propiciado que se hable de los comicios locales más abiertos de la historia reciente de España.

En todo caso,  aunque el domingo por la noche se conozcan los resultados de las elecciones, casi con total seguridad la fragmentación del voto va a impedir que se formen muchos gobiernos. La falta de mayorías absolutas obligará a iniciar un periodo de conversaciones entre partidos para poder lograr coaliciones que den estabilidad a las instituciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad