publicidad

Chicago jugará un papel importante en la elección presidencial

Chicago jugará un papel importante en la elección presidencial

Chicago adquiere importancia en la campaña electoral de los dos candidatos presidenciales, Barack Obama y el republicano Mitt Romney.

Chicago, Illinois- En la recta final de la carrera proselitista, Chicago adquiere esta semana importancia en la campaña electoral de los dos candidatos presidenciales, el presidente demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney.

Mientras Romney recurrirá a los contribuyentes de la Ciudad de los Vientos en busca de recursos, Obama promueve entre sus simpatizantes la rifa de dos lugares para acompañarlo durante la noche de la elección, a un valor mínimo de participación de cinco dólares.

La primera dama Michelle Obama estará también en la ciudad para encabezar encuentros privados y reunir más fondos que logren reducir la distancia que aún existe frente al rival republicano, de más de 40 millones de dólares de apoyo a la campaña para el cierre del mes.

Chicago es un sitio estratégico, por ser el lugar de origen de la pareja presidencial.

Michelle Obama visitará Chicago este lunes por la noche, tras asistir a un acto de campaña en el vecino estado de Iowa, de acuerdo con información del Chicago Tribune.

Para el próximo viernes, se espera que Romney asista a un evento de recaudación de fondos organizado por el senador de su partido Mark Kirk, unos días antes de la elección, un desafío a Obama, según el columnista Greg Hinz, del periódico especializado Crain’s.

El acto de campaña se realizaría en la casa del industrial Ron Gidwitz, con un costo por boleto de hasta 75 mil 800 dólares, para recaudar dinero en favor del republicano.

publicidad

Chicago, la ciudad adoptiva de Obama que en 2008 se entregó casi por completo al demócrata, ahora mantiene una intención de voto dividida, con un crecimiento de Romney en las preferencias.

Un ejemplo de polarización es la familia Ricketts, propietaria del equipo de beisbol los Cachorros de Chicago, cuyo padre Joe apoya a Romney, mientras que su hija Laura es partidaria de Obama.

La noche de la elección, Chicago estará en la mira cuando, gane o pierda, Obama encabece un evento nocturno en el centro de convenciones McCormick Place, al que será acompañado por los ganadores de una rifa de recaudación de fondos.

Los ganadores y un acompañante asistirán con gastos de viaje y hospedaje pagados, y estarán cerca del presidente cuando se publiquen los resultados de la elección y cuando hable a la nación.

“Tengo muchas ganas de terminar la campaña de vuelta en Chicago, nuestro hogar, donde comenzó todo”, expresa Michelle Obama en un correo electrónico promocional de la rifa.

“No quiero perder esta elección, no por lo que la pérdida significaría para mí, porque Michelle y yo estaremos bien sin importar lo que pase, sino por lo que significaría para nuestro país y las familias de clase media”, apunta Barack Obama en otro mensaje.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad