publicidad

Centro Hispano Pew: estudio

Centro Hispano Pew: estudio

La mayoría usó ese medio para adquirir su información sobre salud, según un estudio del Centro Hispano Pew.

Sin médico de cabecera

Más latinos acuden a la televisión y a la radio para obtener información médica o de salud en vez de consultar a un doctor, concluyó un estudio a nivel nacional divulgado el miércoles.

Consejos para una vida saludable

El 27 por ciento de los hispanos adultos de Estados Unidos carecen de un médico de cabecera, según el sondeo realizado por el Centro Pew Hispanic y la fundación Robert Wood Johnson, que alertan de las tendencias sanitarias del grupo minoritario con mayor crecimiento en el país, que en 2050 representará el 29 por ciento de la población total del país.

El reporte también encontró que la mitad de los latinos con educación de preparatoria no buscan atención médica regular y que más de la mitad de los latinos nacidos en Estados Unidos se atienden con medicina tradicional o no profesional.

Otro descubrimiento clave en el estudio fue que en 2007, 68 por ciento de los latinos encuestados obtuvo su información sobre salud de la televisión.

A varios doctores les preocupan los anuncios de televisión y radio en español que prometen todo tipo de curas milagrosas para condiciones que van desde la obesidad hasta la impotencia y el cáncer.

El hecho de que tantos latinos usen los medios televisivos para adquirir sus noticias sobre salud es algo bueno y malo a la vez, le dijo al diario Daily News Glenn Lopez, profesor adjunto en el Departamento de Medicina Familiar de UCLA.

publicidad

“Creo que hay menos control sobre la verdad en los anuncios en los medios hispanos que en los de habla inglesas, porque he visto las escandalosas promesas que se hacen sobre vitaminas y otros productos”, dijo Lopez, quien según el News estudia asuntos de salud en Sun Valley.

Por otro lado, Lopez dijo que estaba muy “impresionado con los medios en español en términos de su cobertura noticiosa. Tienen integrado un compromiso para difundir mucha información sobre temas de salud, especialmente en lo relativo a la diabetes”.

Tal y como sucede con el resto de comunidades, el perfil de los latinos más susceptibles a no disponer de un asistente médico habitual obedece a varones, personas jóvenes, con menos educación y sin seguro sanitario.

Asimismo, el sondeo, llevado a cabo entre 4,013 hispanos durante 2007, remarca que el 30 por ciento de los latinos nacidos fuera de EU carecen de un centro sanitario asiduo, en comparación con el 22 por ciento de las personas de esta comunidad que nacieron en el país.

La principal razón que motiva a los encuestados a no tener un médico de cabecera es que éstos consideran que no lo necesitan, ya que el 41 por ciento de este grupo de hispanos señala que raramente se pone enfermo y un 13 por ciento apunta a que prefieren tratarse por sus propios medios.

La segunda razón que aluden para no ir a su médico de cabecera es que no poseen un seguro médico -tal y como cita el 17 por ciento de la muestra-, seguido por el argumento del alto coste que supone el acceso al sistema de salud -un 11 por ciento-.

publicidad

Latinos con menos enfermedades crónicas

Según cita el informe, "los adultos hispanos tienen una incidencia más baja en muchas condiciones de enfermedades crónicas que el resto de la población del país".

Sin embargo, los investigadores anotaron que este colectivo tiene más posibilidades de padecer diabetes que el resto, así como a sufrir sobrepeso o obesidad, lo que "conlleva a un mayor riesgo de desarrollar diabetes y otras enfermedades graves".

Diabetes

Bajo el propósito de medir el conocimiento de la diabetes entre los hispanos, el sondeo incluyó una batería de ocho preguntas sobre esta dolencia.

El 58 por ciento de la muestra logró "altas" puntuaciones en este apartado, al responder al menos seis de las ocho cuestiones de forma correcta.

Los latinos con mayores conocimientos de diabetes son aquellos con una educación elevada, más adaptados al país y con un médico de cabecera habitual.

En cuanto a la calidad del servicio sanitario, el 77 por ciento de los hispanos que fueron atendidos durante el año pasado calificaron la atención recibida de "buena" o "excelente".

De los encuestados que fueron tratados en 2007, las tasas de satisfacción son más altas entre las personas con un médico de cabecera o con un seguro médico.

Sin embargo, el 23 por ciento de la muestra calificó de "pobre" los servicios médicos recibidos en los últimos cinco años, en su mayoría, atribuidos -con un 31 por ciento- a sus limitaciones financieras.

publicidad

Durante el año pasado, alrededor de las tres cuartas partes de los latinos -el 71 por ciento- afirmó recibir información sanitaria por parte de su médico, frente al 28 por ciento que aseguró que la información que se les proporcionó por parte de estos profesionales fue nula.

Otra de las fuentes principales de conocimientos sobre salud proviene de familiares, amigos, iglesias, grupos comunitarios o los medios de comunicación.

El estudio estuvo basado en una encuesta entre más de 4 mil latinos adultos en todo el país.

Con estas nuevas cifras, el informe del Centro Pew Hispanic y la fundación Robert Wood Johnson plantea "un desafío para mejorar las intervenciones de salud pública y reducir las desigualdades médicas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad