publicidad

Cautela y optimismo tras ronda de negociaciones entre Kerry y Zarif en Irán

Cautela y optimismo tras ronda de negociaciones entre Kerry y Zarif en Irán

Tras cinco horas de negociaciones entre John Kerry y el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, ambos aseguraron que 'finalmente obtendremos algo bueno'.

Una nueva y crucial ronda de negociaciones sobre el controvertido programa nuclear iraní se realizó en Suiza en un contexto de contenido optimismo por los supuestos avances, la premura del calendario y las presiones externas.

La ronda comenzó en la ciudad de Lausana, donde el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, negociaron durante cinco horas, las primeras cuatro con sus respectivas delegaciones y posteriormente en un encuentro bilateral.

Lea: Kerry sostiene que aún hay 'brechas importantes' antes de un acuerdo nuclear con Irán.

Al concluir ese encuentro, Zarif abandonó el hotel y antes de entrar en el coche fue cuestionado por los periodistas apostados frente al hotel sobre el avance de las negociaciones, a los que respondió: "finalmente, obtendremos algo".

Posteriormente, en declaraciones a la agencia iraní IRNA, Zarif afirmó que "en algunos aspectos estamos cerca de una solución y basado en eso podemos decir que la solución está al alcance. Al mismo tiempo, estamos lejos en otros aspectos".

Una actitud positiva que también demostró el responsable de la Organización de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi, quien señaló a los periodistas que viajan con Kerry que él era "muy optimista".

Salehi negocia con su homólogo estadounidense, el secretario de Energía de Estados Unidos, Ernest Moniz, los aspectos técnicos del acuerdo, unas conversaciones que continuaron por la tarde a nivel bilateral.

publicidad

Aún queda mucho por hacer en Irán

Esas frases de los representantes iraníes corresponden con la cautela mostrada hoy por los estadounidenses, que aunque siguen precisando que quedan muchos aspectos por solventar, reafirman que existe la posibilidad real de alcanzar un acuerdo antes de final de mes.

Lea: John Kerry enfrenta a los críticos del acuerdo nuclear con Irán.

"Tuvimos cinco horas de conversaciones sustantivas, sólidas y difíciles", dijeron altas fuentes estadounidenses a la prensa, matizaron que, si bien el objetivo es alcanzar el acuerdo, la delegación partirá, si no se logra un pacto que convenza.

"Irán todavía necesita tomar decisiones difíciles", advirtieron los altos funcionarios estadounidenses.

Prueba de que aún queda mucho por hacer y de que no se ha alcanzado el estadio final es el hecho de que, tras la partida de Zarif, Kerry salió a dar una vuelta en bicicleta por la orilla del lago Léman.

Por su parte, Zarif partió a Bruselas, donde debía encontrarse con la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, y los ministros de Exteriores de Reino Unido, Francia y Alemania.

Los tres países del bloque, más China, Rusia y Estados Unidos, forman el sexteto que negocia con Irán para alcanzar un acuerdo que garantice que el programa nuclear persa es pacífico.

Este grupo es conocido como el P5+1, en referencia a los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania.

publicidad

Con distintos matices, los ministros europeos mostraron esta mañana, horas antes de la reunión con Zarif, un contenido optimismo, destacando también que el acuerdo es posible y que aún quedan muchos aspectos por resolver, y todos estuvieron de acuerdo en que estas dos semanas son "cruciales", en palabras de Mogherini.

Días decisivos para lograr acuerdo

El hecho de que estos días sean decisivos se explica porque las partes se han autoimpuesto lograr un acuerdo político antes de final de mes.

A priori, Kerry no tiene que estar de vuelta en Washington hasta el 24 de marzo, por lo que hay margen para que las negociaciones se extiendan hasta entonces, y se espera la presencia del viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, el miércoles en Lausana.

El plazo oficial para concluir el acuerdo expira el 30 de junio, pero para poder lograrlo y tener tiempo para limar los complicados aspectos técnicos, se entiende que el acuerdo marco (político) debe estar listo a finales de marzo.

Kerry afirmó recientemente en una entrevista que su país no ve con buenos ojos extender el plazo de nuevo, porque los términos de la negociación no cambiarán en un futuro cercano y no vale la pena posponer la negociación.

Las fuentes estadounidenses dejaron claro hoy que "o se logra (el acuerdo) ahora o será muy difícil lograrlo más tarde".

Otro de los aspectos que presionan es la férrea oposición del ala dura del Congreso de Estados Unidos, que está intentando boicotear las negociaciones y que ha anunciado que bloqueará el acuerdo, en caso de que se alcance.

publicidad

"Los iraníes lo mencionaron (la posición del Congreso) y eso nos preocupa. Hay muchas distracciones externas y sería más fácil negociar si ellas", aseveraron los altos funcionarios estadounidense.

En caso de acuerdo, Irán deberá comprometerse a que bajo ninguna circunstancia buscará desarrollar armas nucleares y que sólo tendrá el derecho de producir energía atómica para fines civiles y científicos, en conformidad con el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT).

Parejo irá el levantamiento de las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU, así como aquellas establecidas a nivel nacional o multilateral.

Zarif volverá a Suiza hoy por la noche y fuentes estadounidenses confirmaron que las negociaciones se reanudarán mañana temprano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad