publicidad

Nuevo dispositivo en Volkswagen complica a la automotriz

Nuevo dispositivo en Volkswagen complica a la automotriz

Los modelos diésel de 2016 tienen un dispositivo distinto al que sumió a la firma en un escándalo.

Los problemas suman y siguen en Volkswagen. La automotriz alemana reveló que los modelos diésel de 2016 también tienen un dispositivo, distinto al que sumió a la firma en un escándalo, que ayudaría a emitir menos gases contaminantes durante pruebas con reguladores.

El primer software detectado por los reguladores estadounidenses fue colocado en modelos fabricados entre 2009 y 2015 para trucar el desempeño de estos vehículos en pruebas de emisiones.

Este dispositivo recién revelado hace que el catalizador de control de contaminación se caliente más rápido, mejorando el desempeño de otro dispositivo que separa al contaminante óxido de nitrógeno y lo vuelve oxígeno y nitrógeno.

Lea: Volkswagen deberá llamar a revisión casi medio millón de autos en EEUU.

Una portavoz de Volkswagen dijo que el nuevo problema en los autos 2016 fue informado la semana pasada a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos y a reguladores de California.

"Las agencias actualmente evalúan esto y Volkswagen está ingresando información adicional", precisó la vocera de la firma Jeannine Ginivan a The Associated Press.

Las agencias gubernamentales aún no han determinado si este nuevo dispositivo también fue instalado en los vehículos 2016 para falsear las pruebas de emisiones.

Si se comprueba la existencia de un segundo dispositivo manipulador, las agencias podrían ampliar la investigación criminal en curso e imponer nuevas multas -a las millonarias que ya le fijaron- por violar la Ley del Aire Limpio. 

publicidad

Asimismo, esto pondría en duda las recientes afirmaciones de los altos ejecutivos de Volkswagen, quien aseguraron que la responsabilidad del escándalo fue solo de un puñado de desarrolladores de software que escribieron el código original instalado en los motores diésel de la compañía a partir de los modelos 2009.


Gerentes involucrados

En esa línea, este martes la revista alemana Spiegel reportó que al menos 30 gerentes estuvieron involucrados en el trucaje que tienen a la compañía bajo investigaciones a ambos lados del Atlántico.

Esto contrasta con lo dicho la semana pasada por el jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, respecto a que sólo un puñado de ingenieros fue responsable por instalar el software que hacía que los vehículos encendieran por completo sus sistemas de control de emisiones cuando eran sometidos a una prueba por los reguladores. Luego, cuando se encontraban bajo condiciones normal de manejo, los apagaba, emitiendo en la carretera hasta 40 veces más óxidos de nitrógeno que el nivel estándar.

Una fuente citada por la revista afirmó que podría ampliarse aún más el círculo de los que sabían del dispositivo.

Se espera que el nuevo presidente ejecutivo de la empresa, Matthias Mueller, dé a la alta gerencia una actualización del estado de las investigaciones este jueves.

publicidad

Sin embargo, el que fue nombrado como cabeza de Volkswagen en Estados Unidos, Winfried Vahland, renunció a la empresa.

La firma aseguró que su partida, después de haber trabajado en Volkswagen 25 años, no tiene que ver con el escándalo que se destapó en Estados Unidos. Pero su salida ensombrece más el panorama para la atribulada automotriz.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad