publicidad

Caso Barahona: Un largo historial de presunto abuso culminó con la muerte de una niña

Caso Barahona: Un largo historial de presunto abuso culminó con la muerte de una niña

Carmen Barahona, la madre adoptiva de una niña que fue hallada muerta y quemada en la camioneta de su esposo junto a su hermano moribundo, ahora enfrenta un cargo de asesinato y cargos de abuso infantil.

El arresto de Carmen Barahona

MIAMI, Florida - Carmen Barahona, la madre adoptiva de una niña que fue hallada muerta y quemada en la camioneta de su esposo junto a su hermano moribundo, ahora enfrenta un cargo de asesinato y cargos de abuso infantil después del hallazgo el 14 de febrero al lado del Autopista I-95.

Barahona compadeció el domingo en corte sin poder salir bajo fianza debido al cargo de asesinato en primer grado.

Su arresto ocurrió el sábado después que la Policía de Miami-Dade dijera que Barahona sabía del abuso que presuntamente cometía su esposo contra los niños adoptivos, gemelos de 10 años, Victor y Nubia.

En algunas instancias el presunto abuso doméstico fue tan severo, que una abogada del estado lo tildó de 'tortura' durante una audiencia.

Este último arresto es el más recién ojo morado que sufre el atribulado Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF por sus siglas en inglés), la agencia que estaba supuesta a investigar e intervenir en el caso de los gemelos después de recibir una serie de quejas y acusaciones de abuso por varias personas involucradas en el caso.

Barahona permanece en una cárcel de mujeres en el noroeste de Miami-Dade, y enfrenta un cargo de asesinato en primer grado, además de siete cargos de abuso infantil con agravantes y siete cargos por negligencia infantil.

A pesar de un largo historial de quejas contra ella y su esposo Jorge, el DCF no actuó en quitarle custodia de los niños hasta que ocurrió la tragedia.

publicidad

Video: Florece llamada de teléfono reportando abuso contra los Barahona

Nubia Barahona, de 10 años, fue hallada muerta y quemada por químicos en la camioneta de fumigación de su padre adoptivo Jorge, mientras que éste mismo se hallaba en la cabina inconsciente, con el hermano de la niña reposando sobre su pierna, ambos intoxicados y quemados por químicos.

La semana pasada, mientras que la policía escarbaba en el patio y buscaba pistas adentro de la casa de la familia en el área de Westchester, un panel civil independiente comenzaba su investigación del caso.

En la audiencia el panel escuchó el relato de lo que reportó una maestra cuando Nubia tenía 5 años.

"Nubia se orinó y no tenía ropa limpia, cuando le dije que iba a llamar a Carmen, se puso histérica", le relató la abogada Christy Lopez-Acevedo Cuando al panel durante la audiencia el martes. "La maestra le preguntó a que temía;  ella le dijo 'Mamá me va a  pegar con una chancleta en la planta de los pies' ".

Lopez-Acevedo, quien trabaja ofreciendo servicios legales para los niños del estado, no pidió quitarle custodia a los Barahona previamente basado en las recomendaciones de dos psicólogos de DCF. Estos dijeron que sería perjudicial para los niños quitarlos de este hogar.

"Destruiríamos su capacidad de formar un vínculo afectivo con los adultos si los sacamos de la casa", dijo ella.

publicidad

Historial de la familia Barahona

Los abogados de Barahona insisten en que ella no es responsable por la muerte de la menor de 10 años y que ella fue víctima también de abuso doméstico, pero las cuestiones de abuso contra los niños por parte de ambos siguen saliendo a la luz.

Entre la evidencia confiscada de la residencia en Westchester la semana pasada está una bañadera donde los hermanos presuntamente pasaban horas amarrados cuando estaban en la casa.

Un reporte en el caso muestra que la nieta biológica de los Barahona, una niña de seis años, le confesó a un psicólogo haber visto a los niños adoptivos encerrados en un baño, con la cortina de la ducha pegada con cinta adhesiva para que no pudieran salir.

La niña dijo que le pidieron mantener secreto lo que había visto. El psicólogo dio la voz de alarma a las autoridades para que lanzaran una investigación del bienestar de los niños.

También, cuatro días antes de la tragedia, DCF había recibido una llamada de emergencia de una maestra que reportó que a los niños los ataban de pies y manos con cinta adhesiva, que la niña iba sucia a la escuela y que los mellizos presentaban hematomas. Solamente los liberaban para comer.

Quizás aún tan alarmante son las declaraciones de los vecinos de los Barahona entrevistados por Noticias 23. Ninguno de los entrevistados hasta ahora dijeron haber visto que vivían niños en esa casa. Otra persona dijo que en dado momento había escuchado ruidos de niños pero nunca llegó a verlos en la propiedad.

publicidad

"Nosotros estamos sorprendidos y asustados de tener vecinos así", dijo una mujer no identificada. "O sea, no sabíamos, ni nos imaginábamos que esto estaba sucediendo. Tampoco sabíamos que ahí habían niños. Yo nunca vi  niños allí".

"Nunca he visto a la señora", dijo otra vecina, Leyda Alonso. "Los niños, he sentido ruidos, como yo vivo por acá, he sentido ruidos pero nunca he visto la cara de los niños ni nada, jamás".

La casa está cubierta en arbustos que no permiten mucha visibilidad adentro.

El primer arresto en el caso fue el de Jorge Barahona, el esposo de Carmen, quien ya enfrenta un cargo de asesinato en primer grado y varios de abuso.

Barahona tuvo que ser tratado por doctores después del hallazgo el mes pasado. Él estaba sufriendo de convulsiones y quemaduras en un aparente intento de suicidio cuando fue hallado con los dos niños en su camioneta en Palm Beach. Él se roció con potentes químicos y también al pequeño Victor con el intento de prenderse fuego, dijo la policía. Pero no llevó a cabo ese plan y terminó intoxicado junto al niño.

Después fue encarcelado y el niño puesto en cuidado intensivo en el hospital. Ahora Victor está bajo el cuidado del estado y en un centro de rehabilitación física después de pasar semanas en el hospital.

publicidad

Video: Arresto de Jorge Barahona

La policía dice que Jorge Barahona no ha cooperado con la investigación, y el día que tenía una audiencia para determinar si tenía fianza no apareció porque había tratado de tirarse contra un lavamanos en su celda para hacerse daño.

El estado le ha quitado la custodia de la nieta biológica de los Barahona de su madre, Jennifer Perez, y se la han dado temporalmente al padre, quien está divorciado de Perez y quien dice no saber lo que estaba pasando.

Video: Florece llamada de teléfono reportando abuso contra los Barahona

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad