publicidad

Carolina del Sur honra a sus víctimas de la masacre de Charleston

Carolina del Sur honra a sus víctimas de la masacre de Charleston

El ataúd abierto del pastor y senador estatal Clementa Pinckney estuvo expuesto al público el capitolio estatal durante cuatro horas el miércoles.

Honran a pastor asesinado en Charleston Univision

La bandera confederada se mantenía en lo más alto de un asta de 9 metros a las afueras del Capitolio estatal de Carolina del Sur el miércoles, mientras los legisladores se preparaban para honrar a su querido colega, durante una exposición pública de su cuerpo en la sede del Congreso.

El ataúd abierto del pastor y senador estatal Clementa Pinckney estuvo expuesto al público el capitolio estatal durante cuatro horas el miércoles, indicaron trabajadores del lugar. Después de que los senadores aprobaran el martes celebrar un debate este verano sobre la retirada de la bandera, se reunieron torno al escritorio de Pinckney, aún cubierto de negro, y se inscribieron para hacer turnos de 30 minutos junto al cuerpo para que no estuviera solo.

publicidad

Lea: Reabren iglesia de Charleston, que lucha por retomar su vida cotidiana.

Mientras tanto en una protesta al exterior del Capitolio del Estado, el defensor de los derechos civiles, Kevin Gray, dijo que era hora de dejar de llamarle "víctimas" a las nueve personas que murieron dentro de la escuela Emanuel de Charleston. Dijo que eran mártires, y que en caso de que se retiren los símbolos confederados, sus muertes no habrán sido en vano.

El jueves por la mañana se instalará otra capilla ardiente por Pinckney en la iglesia episcopal metodista africana de St. John, en el distrito donde obtuvo su escaño de senador, y el jueves por la noche en la iglesia de Emanuel, de la que era pastor y donde fue asesinado. Está previsto que el presidente, Barack Obama, pronuncie la elegía en el funeral de Pinckney en el College of Charleston el viernes por la mañana.

Iglesia retoma estudios bíblicos

Una semana después de que nueve de sus miembros fueron asesinados, la iglesia Espiscopal Metodista Africana Emanuel retomó sus estudios bíblicos en la sala en donde sucedieron las muertes.

Más de 100 miembros de la iglesia y visitantes llenaron el sótano del recinto la tarde del miércoles, sietes días después de que la policía dijo que Dylann Roof mató al pastor de la iglesia y a otros ocho miembros de la iglesia durante la reunión semanal.

Lea: Charleston prohíbe manifestaciones en funerales.

publicidad

Una mesa adornada con flores y un afiche cubierto con frases de condolencias estaban al frente del salón, frente a un atril utilizado por el pastor. La policía de Charleston vigilaba adentro y afuera de la iglesia, mientras que un trío de cuerdas tocaba himnos religiosos en el fondo.

El pastor interino, Norvel Goff, enseñaría al grupo multirracial sobre "El poder del amor". Los funerales de los miembros asesinados comenzarán el jueves, y el presidente Barack Obama hablará en el funeral del pastor asesinado Clementa Pinckney el viernes.

Un agente de la ley federal dijo que funcionarios del Departamento de Justica coinciden en que la masacre de la semana pasada en una histórica iglesia negra en Charleston, Carolina del Sur, cae dentro de la definición de crimen de odio. Eso significa que son probables los cargos federales contra el sospechoso Dylann Storm Roof.

El agente habló el miércoles con The Associated Press bajo la condición de anonimato, ya que la investigación aún continúa. La secretaria de Justicia, Loretta Lynch, ha dicho que las autoridades federales investigan el tiroteo como un posible crimen de odio.

El miércoles, Lynch remarcó que los crímenes de odio son "el terrorismo nacional original".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad