publicidad
Los presos musulmanes tienen vigiladas sus comunicaciones con el exterior.

Reos musulmanes en Texas podrán usar turbantes y mantener sus barba largas

Reos musulmanes en Texas podrán usar turbantes y mantener sus barba largas

Una corte federal decidió que las políticas penitenciarias de Texas sobre aseo personal y el uso de turbantes por motivos religiosos, violaban la ley federal.

Los presos musulmanes tienen vigiladas sus comunicaciones con el exterior.
Los presos musulmanes tienen vigiladas sus comunicaciones con el exterior.

Una corte federal de apelaciones decidió que a los prisioneros musulmanes en las cárceles de Texas debe permitírseles el uso de la barba y turbante si su religión lo dicta.

La Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en New Orleans, aseguró que las políticas del sistema penitenciario de Texas violan la ley federal que protege la práctica religiosa de los internos.

“Pese a que hay que respetar la experiencia de un funcionario de prisiones”, en materia de seguridad la ley requiere que las políticas que atentan contra la práctica religiosa sean lo “menos restrictivas” posible, escribió el juez Edward Prado en el dictámen consensuado por un panel de tres jueces.

Aumenta la discriminación contra musulmanes en EEUU Univision

El fallo se emite tras una demanda interpuesta hace siete años por David Rashid Ali, un reo que cumple dos sentencias concurrentes de 20 años de prisión por incendio provocado y robo agravado.

Ali alegó que su fe le obliga a llevar una barba de cuatro pulgadas (10 centímetros) y a usar un "kufi" o gorro en cualquier área de la prisión, y no solo en su celda o durante los servicios religiosos.

Cuando este reo demandó, el sistema carcelario de Texas exigía a todos los internos estar siempre afeitados, aunque quienes sufrían enfermedades de la piel podían dejarse una barba de un cuarto de pulgada (0.63 centímetros).

"A mí me duelen los ataques a los latinos y a los musulmanes, yo soy los dos" Univision


Al responder a la demanda, las autoridades carcelarias de Texas argumentaron que una barba larga y un turbante plantean riesgos de seguridad. Consideraron que permitiría ocultar cosas prohibidas y dificultaría la identificación de los presos.

El año pasado, sin embargo, Texas comenzó a permitir a los presos la barba de hasta media pulgada (1.27 centímetros) por su religion, después de un dictámen de la Corte Suprema de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad