publicidad
Fotos recientes revelan que, al igual que sus predecesores, el presidente Barack Obama ahora luce un poco más envejecido de cuando asumió el poder en enero de 2009. El estrés y la preocupación de su trabajo sin dudas están mostrándose en las canas.

Cansado y preocupado: La presidencia ha envejecido a Barack Obama desde 2009

Cansado y preocupado: La presidencia ha envejecido a Barack Obama desde 2009

Expertos analizan cómo ha envejecido Barack Obama desde que piso la Casa Blanca hace dos años.

Fotos recientes revelan que, al igual que sus predecesores, el president...
Fotos recientes revelan que, al igual que sus predecesores, el presidente Barack Obama ahora luce un poco más envejecido de cuando asumió el poder en enero de 2009. El estrés y la preocupación de su trabajo sin dudas están mostrándose en las canas.

Si el explorador español Juan Ponce de León estuviese vivo hoy, es probable que continuase su infructuosa búsqueda por la "Fuente de la Juventud", seguramente con fondos del gobierno federal estadounidense. Y es que la imagen de los que asumen el puesto de presidente, empiezan a deteriorarse a los pocos meses de llegar a Washington.

En la mayoría de los casos, sus rostros dan muestras de cansancio y el pelo se torna gris, según se extiende su estadía en la Casa Blanca.

Parecería que que la presidencia es sinónimo de envejecimiento. George W. Bush y Bill Clinton son algunos ejemplos recientes. Pero ahora es el turno es del presidente Barack Obama, quien con tan sólo dos años en la Casa Blanca ya sufre los efectos del estrés en su físico.

publicidad

Rebekah George, experta en belleza, moda y salud afirmó a RadarOnline.com que el mandatario estadounidense aumentó unos 10 años de edad desde que asumió el poder. Las canas y las arrugas en el rostro son lo más notorio en el deterioro de Obama y lo que lo hace lucir como si en vez de 49 tuviera casi 60 años.

El diario en línea invitó a profesionales en el tema para analizar fotos de una decena de políticos antes y después de sus cargos. Ellos hablaron sobre como el estrés afecta la apariencia notablemente.

"De todos los políticos diría que Obama es el que más ha envejecido en poco tiempo de estar en su cargo y es el menor de este grupo", dijo George.

Hay quienes dicen que un año en la política envejece lo mismo que tres. Las preocupaciones, la falta de sueño, los problemas, las reuniones y los viajes hacen parte de una figura cansada.

El estrés aumenta la hormona cortisol "que es la que deteriora la apariencia física", comenta George. "El mayor problema del cortisol es que no deja que la piel absorba agua entonces empieza a faltar el brillo. La piel también se vuelve seca y conlleva a las arrugas".

"El nivel de azúcar en la sangre se eleva con el estrés y esto afecta el colágeno y la elasticidad por esto se ven líneas al borde de la boca", asegura George.

Hilary Clinton y Nancy Pelosi se encuentran en la lista de políticos que han dejado atrás una imagen joven.

publicidad

Aunque el presidente se mantiene en forma y lleva una dieta sana, el estrés es mucho más poderoso y ocasiona una reacción en el cuerpo.  El sol y el cigarrillo están a la par con el estrés en cuanto al envejecimiento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad