publicidad
Trabajadores de la central nuclear de Fukushima

Japón admite primer caso de cáncer de un exempleado de central de Fukushima

Japón admite primer caso de cáncer de un exempleado de central de Fukushima

El extrabajador desarrolló leucemia debido a la exposición a altos índices de radiactividad y recibirá una compensación del Estado

Trabajadores de la central nuclear de Fukushima
Trabajadores de la central nuclear de Fukushima

El Gobierno japonés reconoció este martes el primer caso de cáncer de un empleado de la central de Fukushima, que desarrolló la enfermedad a raíz de su trabajo en las tareas de reconstrucción y limpieza de la planta tras la catástrofe nuclear de 2011.

El extrabajador desarrolló leucemia debido a su exposición a los altos índices de radiactividad en la planta y recibirá por ello una compensación del Estado en concepto de accidente laboral, informó hoy la cadena estatal NHK.

Se trata de la primera vez que el Ejecutivo nipón concede una compensación de este tipo por un caso de cáncer vinculado a los trabajos en la central de Fukushima tras el accidente causado por el terremoto y el tsunami de marzo de 2011.

El exempleado de la planta, de 41 años, trabajó entre 2012 y 2013 en Fukushima en las labores llevadas a cabo en las instalaciones nucleares cerca de los reactores 3 y 4, detalló el diario Asahi.

El hombre resultó expuesto a unos 15.7 microsieverts anuales por su trabajo en la planta, más del triple del límite de 5 microsievert fijado por la normativa nipona para determinar la relación entre casos de leucemia y exposición a radiactividad.

Por ello, el extrabajador recibirá una compensación del Gobierno para pagar sus gastos médicos y una indemnización por incapacidad laboral.

Según datos del Gobierno, hasta la fecha se han registrado en Japón 13 casos de empleados que contrajeron algún tipo de cáncer a raíz de su trabajo en centrales nucleares, pero se trata de la primera vez que se concede una compensación por un caso relacionado con el accidente de Fukushima.

publicidad

Asimismo, a comienzos de septiembre otro extrabajador de Fukushima presentó la primera demanda contra la compañía operadora por contraer por cáncer a raíz de su exposición a una dosis excesiva de radiación.

Unos 44,000 trabajadores han participado en las tareas de limpieza y desmantelamiento de la central desde el accidente de 2011, según datos de su propietaria, Tokyo Electric Power Company (TEPCO).


Incidencia en los alrededores

Los niños que viven cerca de la central nuclear de Fukushima también han recibido diagnósticos de cáncer de tiroides en una proporción entre 20 y 50 veces mayor que los de otros lugares, según un nuevo estudio, una diferencia que los autores alegan socava la posición del gobierno de que sólo se han descubierto más casos en la zona debido a la estricta vigilancia.

La mayoría de los 370,00 niños en la prefectura de Fukushima ha pasado por pruebas con ultrasonidos desde la fusión de los núcleos en los reactores de la central de Fukushima Dai-ichi, golpeada por un tsunami en marzo de 2011. Las estadísticas más recientes, conocidas en agosto, contienen sospechas o confirmaciones de cáncer de tiroides en 137 de esos niños, un número que subió en 25 pacientes respecto al año anterior. En otros lugares, esa enfermedad sólo se presenta en aproximadamente uno o dos al año por cada millón de niños, según varias estimaciones.

publicidad

"Esto es más de lo esperado y aparece más rápido de lo esperado", dijo el autor principal del estudio, Toshihide Tsuda, durante una visita a Tokio. "Esto es entre 20 y 50 veces lo que se esperaría normalmente".

El estudio se publicó esta semana en internet y aparece en el número de noviembre de la revista Epidemiology, producida por la Sociedad de Epidemiología Medioambiental, con sede en Herndon, Virginia. Los datos proceden de pruebas supervisadas por la Facultad de Medicina de Fukushima.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad