publicidad

Cáncer de seno: cómo prevenirlo

Cáncer de seno: cómo prevenirlo

Está demostrado que hacer ejercicio, comer más sano, no fumar y tomar poco alcohol reduce las posibilidades de cáncer de mama

Lejos de estos alimentos. El alto consumo de grasa animal proveniente de las carnes rojas y de la leche entera, ricos en grasas saturadas, incrementan la incidencia de cáncer de mama.

Arriba las piernas. Un grupo de estudio de la Universidad de Southern California, en Los Ángeles, ha demostrado que las mujeres que hacen una actividad intensa más de cinco horas a la semana tienen un 20 por ciento menos de riesgo de cáncer de mama invasivo.

Protégete con acciones simples. Recomendaciones para prevenir el cáncer de mama: consumir frutas y verduras, cítricos ricos en vitamina C y A y crucíferas. Comer más productos de grano entero. Reducir el consumo de sal. Evitar o reducir el consumo de productos de escabechados, curados o ahumados y no tomar más de 2 vasos pequeños de alcohol al día.

Deja de consumir tabaco y alcohol. Evita los excesos con el alcohol. Practica una actividad física de forma habitual. Mantén una dieta baja en grasas animales y rica en fibra vegetal. Incluye el aceite de oliva en tu menú con moderación. Come menos alimentos procesados y carnes rojas.

Son algunas de las medidas básicas que puede seguir toda mujer para reducir su riesgo de llegar a padecer una tumoración mamaria. "Esto se deduce de los últimos estudios sobre prevención del cáncer de mama", según los expertos en oncología médica y grupos de investigación en cáncer de mama.

publicidad

"El alto consumo de grasa animal proveniente de las carnes rojas y de la leche entera, ricos en grasas saturadas, incrementan la incidencia de cáncer de mama", según el doctor Pedro Sánchez Rovira, miembro del grupo español de investigación en cáncer de mama.

Si la población redujera su consumo de grasa, sobre todo animal, a un 20 por ciento del total de calorías, y siguiera un estilo de vida sano, habría una disminución estimada de 33 por ciento de casos de cáncer de mama, según los oncólogos.

Aunque los factores de riesgo conocidos explican menos de la mitad de los tumores de mama, cientos de ellos podrían evitarse. Para ello hay que evitar el sobrepeso, llevar una alimentación rica en fibra y practicar ejercicio.

El alcohol eleva el riesgo en toda la población, pero en especial en quienes tienen predisposición genética a padecer cáncer de mama y en mujeres posmenopáusicas tratadas con terapia hormonal sustitutoria, ya que incrementa el nivel de estrógenos circulantes y altera el equilibrio hormonal.

Los alimentos procesados también pueden elevar el riesgo de cáncer de mama. El consumo elevado de alimentos procesados, puede constituir una fuente de unos compuestos denominados radicales libres de oxígeno o de nitrógeno, sustancias promotoras de tumores, por los daños irreversibles que provocan en el ADN, advierten los médicos. Ello se debe a los métodos que se utilizan para cocinar este tipo de productos: en escabeche, asados sobre ascuas, ahumados...

publicidad

También se recomienda no consumir en exceso ácidos grasos poliinsaturados omega 6 (presentes en los frutos secos, el pollo, la uva y los aceites de maíz y girasol), ya que estudios de Universidad Autónoma de Barcelona (España), revelan que las dietas con un elevado contenido en estos ácidos "hacen que el cáncer evolucione más deprisa".

En cambio, el aceite de oliva virgen tiene efectos protectores. En los últimos años se han efectuado diversos estudios en España, Grecia e Italia en los que se concluye que existe una reducción del 25 por ciento en el riesgo de padecer cáncer de mama cuando se comparan mujeres que consumen grandes cantidades de aceite de oliva virgen con aquellas que consumen otro tipo de aceite o grasa, según los expertos.

Por otra parte, la baja tasa de incidencia de cáncer de mama en la población asiática es atribuida en parte al consumo de soja, cuyos fitoestrógenos parecen proteger frente a los tumores relacionados con las hormonas, como el de mama.

Otro alimento cuyos fitoestrógenos han probado favorecer el equilibrio hormonal y reducir el riesgo de cáncer de mama es el aceite de lino. Su fibra captura aquellos estrógenos no útiles y los elimina vía intestinal evitando que se acumulen en la mama.

También el hecho de ser rico en omega 3 ayuda a combatir el exceso de prostaglandinas del tipo 2, que son fuertemente inflamatorias, con gran capacidad de acumulación en los conductos mamarios y, por tanto, consideradas como cofactores en los procesos neoplásicos de mama.

publicidad

Respecto del ejercicio, un reciente estudio de la Universidad de Southern California, en Los Ángeles, ha demostrado que las mujeres que hacen una actividad intensa más de cinco horas a la semana tienen un 20 por ciento menos de riesgo de cáncer de mama invasivo y un 31 por ciento menos en fase temprana, en comparación con las que realizan menos de 30 minutos semanales de actividad intensa.

Estos resultados pueden deberse en parte a la influencia del ejercicio en el control del peso, ya que la obesidad es un factor de riesgo en el cáncer.

Otras recomendaciones para prevenir el cáncer de mama son consumir frutas y verduras, cítricos ricos en vitamina C y A y crucíferas, comer más productos de grano entero, productos ricos en fibra y las legumbres, reducir el consumo de sal, evitar o reducir el consumo de productos de escabechados, curados o ahumados, y no tomar más de dos vasos pequeños de alcohol al día.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad