publicidad

El Congreso más antiambiental de la historia de EEUU

El Congreso más antiambiental de la historia de EEUU

Así lo confirma un análisis de los votos de todos los representantes sobre 25 proyectos ambientales en 2015

El Congreso más antiambiental de la historia de EEUU senado.jpg

Alejandra Vargas M @alevargas

Durante el 2015, el Congreso de Estados Unidos descartó o bloqueó la mayoría de las regulaciones en favor del medio ambiente, recibiendo la peor calificación ambiental en 46 años y calificándolo como el “más anti medio ambiente de la historia de nuestro país”.

Solo un 45% de los votos emitidos en el Senado y 41% en la Cámara de Representantes estuvieron a favor de estos proyectos.

Así lo confirma un análisis hecho por la llamada Liga de Votantes por la Conservación del Medio Ambiente (LCV) que evaluó cada uno de los votos de todos los representantes sobre las 25 normativas vinculadas a la energía limpia, el cambio climático, la salud pública, las tierras públicas, la conservación de la vida silvestre y el gasto para programas ambientalistas presentados durante el 2015.

“Nuestra organización no tiene afiliación de ningún partido, somos una familia de organizaciones con presencia en 25 estados y nos interesan las personas y su calidad de vida. Esta información busca que los votantes puedan conocer y evalúan si los políticos que eligieron representan sus intereses o más bien, los de sus patrocinadores. Se hace llegar a los tomadores de decisiones y hasta a los mismos representantes para que conozcan su propio desempeño. En muchos casos nos ha sorprendido que al ver sus calificaciones ambientales en 0, hasta se sienten orgullosos de ello”, dijo Jennifer Allen, directora Nacional del Programa Latino de LCV.

publicidad

Según el análisis, que se realiza desde 1970, la mayoría de las iniciativas pro medio ambiente recibieron una negativa de los legisladores, como es el caso del Plan de Energía Limpia de Obama, la Ley de Aire Limpio, la Ley de Agua Limpia, la Ley Nacional de Política Ambiental, la Ley de Especies en Peligro de Extinción, y la Ley de Antigüedades.

“Al parecer ninguna de las cámaras dejó ningún tema sobre el medio ambiente sin tocar en el 2015. Y a pesar del hecho de que el 2014 y el 2015 fueron los dos años más calurosos de los que se tiene registro e incluyeron una ola de eventos climáticos extremos alimentados por el cambio climático—incluyendo sequias devastadoras en California, incendios forestales por el Oeste, y brotes de algas tóxicas—demasiados miembros del Congreso continúan negando la ciencia básica del cambio climático y utilizaron todos los trucos legislativos existentes para intentar bloquear el Plan de Energía Limpia y otros avances climáticos”, denuncia el documento, titulado Tarjeta Nacional de Evaluaciones del Ambiente del 2015.

La evaluación también muestra que en este periodo se votó a favor de incrementar la producción de combustible fósil “en momentos en que es más que claro que nunca que necesitamos mantener combustibles sucios en tierra y bajo el océano y acelerar nuestra transición hacia una energía limpia”.

El Congreso más antiambiental de la historia de EEUU MAPA.jpg
Porcentaje de apoyo a proyectos ambientales según votos de representantes (por estados)

El documento sugiere como uno de los grandes responsables de estos “números rojos” al liderazgo republicano de Mitch McConnell, a quienes denominan “negador del cambio climático.

Según Jennifer Allen, “él ha sido claro en atacar la introducción y aprobación de toda normativa medioambiental”. Entre otras cosas, el líder de la Mayoría del Senado patrocinó la ley bloquearía los estándares de contaminación de carbón de la Agencia de Protección Ambiental para plantas de energía nuevas y modificadas, aseguran.

“Tenemos equipo conversando con los presentantes y sabemos que él (McConnell) le dice a los miembros que algunos proyectos ambientales simplemente no se van a votar o se va a votar en contra y, si los demás quieren tener apoyo para sus propios proyectos en el futuro mejor acatan la directriz y respetan esa decisión. Así se maneja el ajedrez político y lo sabemos. También sabemos que si ellos aceptan contribuciones de parte de industrias de carbón o de petróleo, siempre van a votar en contra de las energía limpias”, añade.

publicidad

“Aunque haya un gran consenso científico sobre la contribución humana en el cambio climático, aún hay representantes del Congreso que lo catalogan como un mito. Los republicanos siguen negando que podamos tomar acciones para evitar mayores impactos por el cambio climático. Niegan ciencia básica”, dice Allen.

Nos encantaría que los republicanos fueran los campeones en protección ambiental, pero hasta ahora solo los demócratas obtienen buenas calificaciones en materia de defensa ambiental”, acota Allen.

“La mala calificación del Congreso en los temas del medio ambiente demuestra una grave falta de liderazgo y preocupación por los temas que afectan la salud y el bienestar de nuestras familias y la comunidad latina en general. Somos los más afectados por el cambio climático y la contaminación del medio ambiente y por lo tanto, necesitamos líderes que estén dispuestos a afrontar estos temas críticos. Al mismo tiempo no debemos olvidar que dentro del Congreso, hay líderes como el Congresista Raúl Grijalva en el Comité de Recursos Naturales y Linda que encabeza el Caucus Hispano del Congreso y tienen un récord admirable en defender a nuestra comunidad y proteger al medio ambiente”, expresó Lisa García, vicepresidenta de Earthjustice.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad