publicidad
Cambio climático.

Cambio climático en el Perú: impactos sobre los pueblos indígenas y soluciones

Cambio climático en el Perú: impactos sobre los pueblos indígenas y soluciones

Las negociaciones climáticas que se están llevando a cabo en Lima tendrán un gran impacto en el futuro.

Cambio climático.
Cambio climático.

Por Juan Carlos Riveros (*)

Las negociaciones climáticas que se están llevando a cabo en Lima tendrán un gran impacto en el futuro de muchos peruanos. Las comunidades indígenas y aquellos que viven en aislamiento voluntario ya están sintiendo el peso de la creciente variabilidad climática.

El cambio climático está afectando los componentes más básicos y fundamentales de los pueblos indígenas: alimentos, agua, salud; las mujeres también están siendo directamente impactadas.

Alimentos

El cambio climático afecta la distribución de los animales y peces, que sirven de alimento para los pueblos indígenas. La carne de animales silvestres, los peces y sus ciclos migratorios, de los cuales han dependido por cientos de años, ahora se encuentran en peligro. Los ciclos regulares de migración y los desplazamientos de los animales han cambiado.

publicidad

Una preocupación mucho más grande son los efectos sobre las prácticas agrícolas a pequeña escala a lo largo de las riberas, como resultado de inundaciones inesperadas, largas sequías y problemas relacionados con insectos y plagas que impactan los cultivos. Muchas de las comunidades indígenas están enfrentando serios periodos de escasez de alimentos debido al cambio climático.

Agua

Los ríos limpios y sustentables de vida también están en peligro, y en algunos casos, ya no existe debido básicamente a las actividades del hombre río arriba y la exploración de gas y petróleo. El cambio climático está provocando más y más lluvias intensas que ocasionan el desplazamiento de tierras cerca a los principales asentamientos en la Amazonia.

Ningún cuerpo de agua es tratado en la Amazonia Peruana. Todas las aguas residuales y los desechos industriales van directamente a los ríos. Las personas no tienen acceso a fuentes de agua limpia, lo cual ocasiona que utilicen agua de los ríos contaminados a pesar de los innumerables riesgos que puede haber. Como resultado, las personas, especialmente los niños, enfrentan problemas relacionados con parásitos y enfermedades.

Salud

Las enfermedades se están propagando a lo largo de la Amazonia. Aquellas que alguna vez estuvieron restringidas a una cierta área, ahora se están ‘estableciendo’, incluyendo la fiebre amarilla, la malaria, el dengue, y otras enfermedades relacionadas a parásitos, que se están expandiendo rápidamente por las crecientes poblaciones de insectos que actúan como portadores. Sin embargo, aún no está claro cómo afectará los medios de vida de las personas.

publicidad

Aunque los impactos a largo plazo son aún inciertos, sabemos por evidencia científica que las condiciones en las comunidades están empeorando. La intensificación de esta situación se debe principalmente a la limitada atención que recibe. Algunas de las enfermedades no son convencionales o reconocidas por un sistema farmacéutico, lo que resulta en la falta de un tratamiento disponible y sistemas de respuesta rápida. Por lo tanto, contar con alimentos seguros, agua limpia y las condiciones adecuadas para una vida sana resulta casi imposible.

Las mujeres

Un debate sobre cómo el cambio climático está afectando a las personas estaría incompleto si no resaltamos la situación de las mujeres. Las comunidades indígenas cargan el mayor peso de los efectos del cambio climático, a medida que el agua y los alimentos se vuelven escasos. Las personas, especialmente las mujeres, son las que llevan la mayor parte de esta carga. En los últimos años, a medida que los suministros de carne de animales silvestres y peces disminuyen, muchos jóvenes y cabezas de familia han dejado los bosques para aventurarse en las ciudades en busca de nuevas formas de ganarse la vida para poder mantener a sus familias.

Sin embargo, las mujeres tienen que quedarse en sus hogares y lidiar con la crianza del ganado y aves de corral, además del cuidado de sus hijos, proporcionar refugio y asegurar otros recursos para vivir. Las mujeres están bajo un creciente estrés debido a que el cambio climático ocasiona que caminen mayores distancias para conseguir alimentos y agua; esto impide que puedan tener una vida plena.

publicidad

Esta es la situación real en algunas de las áreas de la Amazonia peruana, y es muy común en otras zonas donde los pueblos indígenas están luchando contra el cambio climático. No solo se trata de luchar contra el cambio en el ambiente, la lucha va más allá, enfrentando a las empresas que están agotando sus recursos y afectando sus medios de vida. Los pueblos indígenas han llamado hogar a sus comunidades por muchos años. Es hora que se empoderen, sean felices, prosperen, y coexistan como parte de la sociedad y la naturaleza.

(*) Juan Carlos Riveros es Director de Conservación de WWF Perú. Con sede en Lima. jc.riveros@wwfperu.org

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad