publicidad

California rastrea a agresores sexuales gracias a sistema GPS

California rastrea a agresores sexuales gracias a sistema GPS

Las autoridades estarán al tanto de cada paso que los 6,622 agresores sexuales en California gracias a un dispositivo de rastreo global (GPS).

Un sistema de posicionamiento global

SACRAMENTO, California - Las autoridades estarán al tanto de cada paso que los 6,622 agresores sexuales en libertad condicional tomen en California gracias a un dispositivo de rastreo de sistema de posicionamiento global (GPS), informaron las autoridades.

Esta medida responde a un mandato constitucional aprobado en el 2006 que obliga a agresores sexuales que estén en libertad condicional a mantenerse físicamente a un mínimo de 2 mil pies de distancia de una escuela o un parque, es decir, en lugares frecuentados por menores de edad.

"Las divisiones de libertad condicional van a poder saber dónde está cada uno de estos individuos las 24 horas del día, y en caso de ver algo sospechoso, las autoridades serán desplazadas hacia el lugar donde se encuentren los ofensores sexuales", dijo Gordon Hinkle, portavoz del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California (CDCR).

El mandato aprobado por los votantes californianos bajo la Proposición 83 en el 2006 -que en un principio se calculó que se pondría en marcha para mediados de este año- destinó fondos para instalar los brazaletes en los tobillos de los agresores sexuales en California.

"Pudimos lograr terminar las instalaciones mucho antes de tiempo, y esto va a ser de beneficio y protección para la comunidad", agregó Hinkle.

"Es una prioridad para nosotros mantener a nuestros niños y familias seguras, y vamos a poder hacerlo al monitorear a estos ofensores agresivamente", dijo el gobernador Arnold Schwarzenegger, en un comunicado de prensa.

publicidad

En promedio, cada agente de libertad condicional monitorea a unos 40 individuos, 20 de ellos considerados como "alto riesgo".

El programa incluye a agresores que no tengan un hogar o estén desamparados.

"Todos están incluidos, y de hecho, los desamparados son más estrictamente monitoreados precisamente porque no tienen un lugar fijo donde puedan estar o refugiarse", dijo Hinkle.

El mandato deja pocas opciones de residencia para estas personas, particularmente en áreas urbanas, y desde la aprobación de la Proposición 83, el índice de agresores sexuales en libertad condicional que no tienen un lugar dónde vivir ha aumentado drásticamente.

La Junta de Manejo de Ofensores Sexuales indicó en diciembre pasado que el número ha aumentado en un 800 por ciento de noviembre del 2006-fecha en que fue aprobada el referendo-y junio del 2008, de 88 en noviembre del 2006 a 1,056 en junio del 2008.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad