publicidad

California busca mejorar la educación

California busca mejorar la educación

Jack O'Connell, superintendente de educación de California, busca elevar el nivel educativo y cerrar la brecha académica entre alumnos de color.

"La inversión en el futuro está en las escuelas públicas y así se lo

he planteado a miembros de distintas cámaras de comercio, quienes no

están tan conscientes de dónde procede la fuerza de trabajo de sus

empresas", dijo O'Connell durante un desayuno organizado por el

senador estatal Lou Correa (demócrata de Santa Ana).O'Connell, ex asambleísta estatal, fue maestro y en la actualidad

continúa impartiendo clases como voluntario a nivel universitario."Debemos ver de aquí a una década y aún más allá", dijo el funcionario

estatal durante el encuentro al que asistieron superintendentes de

varios distritos escolares, así como autoridades de la Universidad de

California, Irvine y del Distrito de Colegios Comunitarios Rancho

Santiago."Este es un mundo basado en la tecnología; las comunicaciones las

establecemos a cualquier hora del día, en cualquier lugar y con todo el

mundo", agregó.A su juicio, las escuelas deben ayudar a los estudiantes a desarrollar

no sólo sus capacidades vocacionales sino buscar que se conviertan en

personas con pensamiento crítico para solucionar problemas, con una

mente ágil."En la actualidad, la competencia ya no sólo viene de otros estados (de

Estados Unidos) sino de los países emergentes en desarrollo. Los logros

académicos de los estudiantes ahora se comparan con el de otros

publicidad

países", expresó el superintendente.El funcionario también se refirió a los cambios en la demografía en las

escuelas en los últimos 28 años. Mientras que en el ciclo 1980-1981 la

inscripción de blancos, de preescolar a secundaria, fue de 56 por

ciento, en 2007 ese porcentaje perteneció a los latinos.De esa población estudiantil latina, el 25 por ciento aprende inglés en

las escuelas, 37 por ciento de los padres de familia no habla buen

inglés y la mitad de esa población califica para recibir estampillas de

comida, un indicador de pobreza."Tal vez esa es la única comida nutricional que esos estudiantes reciben al día", dijo O'Connell.

Aunque en general ha habido un incremento en el nivel académico en

ciencias y matemáticas, el funcionario dijo que la brecha de los logros

académicos sigue siendo un desafío, independientemente del origen

étnico, el nivel socioeconómico, el idioma o si el estudiante necesita

educación especial."El asunto es que no estamos cerrando esa brecha de logros académicos y

por tanto no contamos con una fuerza de trabajo capacitada y bien

educada", aseguró.Contrario a lo que la mayoría piensa, O'Connell dijo que estudios han

comprobado que esa brecha no está directamente relacionada con las

publicidad

condiciones socio-económicas de los estudiantes y sus familias.Sostuvo que la brecha existe entre los latinos, afroamericanos y

blancos provenientes de familias pudientes como en los mismos grupos

étnicos que pertenecen a núcleos familiares de escasos recursos.Para hacer frente al bajo rendimiento, el funcionario propuso que las

comunidades de negocios, laboral, educativa, filantrópica y las

fundaciones inviertan en una reforma del sistema preescolar y anunció

que próximamente se introducirá una propuesta de ley sobre el tema ante

el Congreso estatal."Yo le dije al gobernador (Arnold Schwarzenegger) que para una mejor

California se debe invertir en la educación pública", afirmó O'Connell.El gobernador decretó en enero de 2008 un recorte de 10 por ciento al

presupuesto educativo lo que ha generado disminución de personal y

presupuesto en las escuelas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad