publicidad

Calif. inició las bodas del mismo sexo

Calif. inició las bodas del mismo sexo

Tras una batalla legal de cuatro años, el estado de California inició las uniones de parejas del mismo sexo, en medio de críticas y aplausos.

California se convirtió así en el segundo estado después de Massachusetts en otorgar tal derecho a los homosexuales. Además, en Nueva Jersey y Vermont existen leyes que garantizan derechos a parejas del mismo sexo, similares a los que gozan los matrimonios heterosexuales pero bajo otro nombre.El matrimonio ocurrió un mes después que la Corte Suprema de California legalizó las bodas entre personas del mismo sexo en el estado, y las protagonistas fueron las lesbianas Phyllis Lyon y Del Martin, que se unieron hace 55 años.La pareja vio hecho realidad un sueño anhelado desde que se enamoraron, cuando las lesbianas corrían el riesgo de ser detenidas, cesadas de su empleo y enviadas a tratamiento con descargas eléctricas."Era algo que queríamos saber, '¿Llegará realmente a suceder?' Y ahora ha ocurrido, y quizás pueda seguir ocurriendo", dijo Lyon.La ceremonia privada fue oficiada por el propio Newsom, en medio de un ambiente festivo con música, y entre personas invitadas -y algunos que se invitaron a sí mismos- para celebrar la histórica unión de las dos mujeres.Newsom comenzó de forma oficial la legalización de las bodas del mismo sexo en California con la unión de Lyon, de 84 años, y Martin, de 87, porque ellas fueron las primeras en casarse hace cuatro años cuando el alcalde realizó 415 matrimonios gay en cinco días.No obstante, las uniones que Newsom realizó entonces fueron luego desconocidas por el estado de California.Se calcula que alrededor de la mitad de las parejas de homosexuales del estado (alrededor de 103 mil) se casarán en los próximos tres años. Al mismo tiempo, expertos pronostican que unas 68 mil parejas del mismo sexo viajarán a California de otros estados para contraer matrimonio.Según Newsom, Martin y Lyon, encabezaron los matrimonios homosexuales en San Francisco en reconocimiento a su larga lucha como pioneras del movimiento por los derechos de la comunidad gay.Junto con otras seis mujeres, ellas fundaron en 1955 en San Francisco un club social de lesbianas, llamado las Hijas de Bilitis. Bajo su liderazgo, el grupo evolucionó hasta convertirse en la primera organización de alcance nacional en defensa de los derechos de las lesbianas. Poseen los archivos del FBI para demostrarlo.

publicidad

Por otro lado, en Los Angeles Robin Tyler y Diane Olson, de 66 y 54

años respectivamente, se dieron el "sí quiero" un minuto después de la

entrada en vigencia de la ley estatal este lunes a las 5 p.m.California,

el estado más poblado de Estados Unidos -37 millones de habitantes-

permitirá los matrimonios entre una "parte A" y una "parte B", para sus

residentes y todos aquellos del resto del país que deseen venir a

intercambiar votos a la costa oeste."Si se le niega a los gay y lesbianas el derecho a casarse, eso es segregación", dijo Tyler en entrevista a la Agence France Presse, una productora y guionista que ha sido activista de las demandas homosexuales desde 1970."Igualdad

no es darnos otro nombre para nuestras relaciones (como la figura legal

ya existente de 'sociedad doméstica'), igualdad es darnos el mismo

'matrimonio'", agregó Tyler.El potencial económico de las

uniones del mismo sexo es prometedor: "Los gastos directos de las

parejas californianas del mismo sexo para su matrimonio, y aquellas de

parejas provenientes de otras partes así como sus gastos de estadía,

beneficiarán a la economía del Estado con más de $638.3 millones de

dólares en tres años", además de crear alrededor de 2,100 empleos,

publicidad

según un estudio publicado de la Universidad de California en Los

Angeles (UCLA)."La comunidad lesbiana y homosexual empieza a ver

la luz al final del túnel en el movimiento por nuestros derechos

civiles", consideró Jeffrey Prang, el alcalde del bastión homosexual de

Los Angeles, West Hollywood.Sin embargo los detractores al

matrimonio homosexual no se dan por vencidos y reunieron las firmas

suficientes para que se consulte a los californianos sobre el tema en

un referéndum el mismo día de las elecciones presidenciales en Estados

Unidos, el 4 de noviembre.Ese día el país votará o por el

republicano John McCain -radical adversario al matrimonio gay- o por el

demócrata Barack Obama, hasta ahora esquivo sobre el tema, aunque

dirigentes de su partido respaldan un tipo de unión civil similar al

instituido en Argentina y Uruguay pero no tan completo como en España.El

gobernador Arnold Schwarzenegger -antes opositor a esta medida- dijo

que respetará la decisión de la Corte y que "no apoyará una enmienda a

publicidad

la Constitución destinada a anular la decisión", algo que tampoco

parece tener respaldo popular pues 52 por ciento de los californianos

apoya estas uniones, según un último sondeo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad