publicidad

Calderón vista Estados Unidos

Calderón vista Estados Unidos

El presidente de México, Felipe Calderón, y el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, reafirmaron cooperar en asuntos fronterizos.

Firmó un pacto con California

SACRAMENTO, California - El presidente de México, Felipe Calderón, y el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, reafirmaron el miércoles su compromiso por estrechar la cooperación en asuntos transfronterizos como la seguridad, el comercio y la protección ambiental.

Calderón y Schwarzenegger sostuvieron un encuentro privado de una hora en el Capitolio estatal de California, en el que repasaron asuntos relacionados con la cooperación bilateral, el intercambio comercial y la protección del medio ambiente, así como mecanismos para fomentar el intercambio de información y tecnología.

Como parte de ese acercamiento, los responsables de recursos naturales del Gobierno de Sacramento y de México firmarán un "memorando de entendimiento" para combatir juntos el cambio climático, la protección ambiental y la preservación de recursos naturales, según un comunicado de la Oficina de Schwarzenegger.

Poco antes del encuentro con el jefe máximo de California, el mandatario mexicano se reunió en privado con el presidente de la Asamblea estatal, Fabián Núñez, y después pronunció un discurso de aproximadamente 25 minutos ante el pleno de la entidad.

Calderón enfatizó la necesidad de estrechar aún más la cooperación entre México y California, además de que destacó los vínculos económicos con ese estado, donde reside una de las comunidades mexicanas más grandes de Estados Unidos.

publicidad

Del mismo modo, la oficina de Schwarzenegger en un comunicado manifestó sobre el encuentro: "Tenemos que trabajar juntos para reforzar las leyes contra el tráfico de armas, drogas y personas. Además nuestros gobiernos van a estrechar lazos en asuntos como el medioambiente".

"Tenemos que mejorar la seguridad en la frontera, abrir las puertas de la cooperación y compartir la responsabilidad entre California y México," dijo Calderón, al reiterar que su Gobierno trabaja fuerte por desalentar la emigración ilegal hacia el Norte, especialmente mediante la generación de empleos "bien remunerados".

En ese sentido, el discurso de Calderón ante la Asamblea estatal estuvo a tono con los que pronunció el martes en la Escuela Secundaria "La Villita", en el corazón de la comunidad mexicana en Chicago (Illinois), y la noche del lunes ante un foro académico en Facultad de Gobierno de la Universidad Harvard.

En sus presentaciones públicas, Calderón ha enfatizado las contribuciones de los inmigrantes mexicanos al crecimiento económico de Estados Unidos, y la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria integral.

Nuevamente habló de cómo las economías de Estados Unidos y México son "complementarias" y, aunque la inmigración ilegal es un tema controversial, recalcó que "los americanos se benefician de la inmigración".

publicidad

"Los inmigrantes complementan esta economía: No sustituyen a trabajadores, tienen una fuerte ética laboral, y contribuyen en impuestos más dinero del que reciben en servicios y beneficios", resumió el mandatario.

Defendió a los mexicanos

Calderón insistió en que es una realidad que vive, por ejemplo, el estado de California, donde a los mexicanos se les puede encontrar trabajando como lavaplatos, albañiles, ejecutivos o, incluso, profesores universitarios.

"Tenemos que encontrar soluciones seguras y organizadas para resolver este tema (de la inmigración ilegal), porque las futuras generaciones tendrán que vivir con las decisiones que tomemos hoy", urgió el mandatario.

Al igual que en Boston y Chicago, Calderón destacó los logros de su primer año al frente del Gobierno en cuanto a las mejoras en los indicadores sociales y económicos, la reforma del plan de pensiones y los esfuerzos por lograr reformas de carácter judicial y electoral.

También reiteró su promesa de que, para el año 2011, haya cobertura médica universal en su país.

A su llegada al Capitolio estatal, Calderón fue recibido por una veintena de manifestantes descontentos con su gestión al frente del Gobierno que, a pocos metros, gritaban consignas como "Abajo Calderón".

La visita de Calderón en California, como parte de su primera gira de trabajo en Estados Unidos -en la que se saltó Washington-, es de particular importancia dada la relación simbiótica de las economías de México y California.

publicidad

Desde 2002, las exportaciones agrícolas de California a México se han duplicado. México conforma el 15 por ciento de las exportaciones anuales de California, según datos oficiales.

Además, los turistas mexicanos insuflan fuertes sumas de dinero a la economía californiana. Según la Comisión de Turismo y Comercio de California, el estado recibió a cerca de 8.6 millones de turistas mexicanos en 2005, los que a su vez dejaron cerca de $1,600 millones de dólares en las arcas del estado.

Calderón concluirá mañana con una visita a Los Ángeles, su visita de trabajo a Estados Unidos, pensada para consumo interno en México y para destacar que su Gobierno defenderá a los mexicanos contra lo que considera una campaña de "hostilidad, acosamiento y franca discriminación".

En Los Ángeles, el mandatario mexicano se reunirá con grupos de la comunidad mexicana y luego con el alcalde de la ciudad Antonio Villaraigosa, de origen mexicano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad