publicidad

Borrachos y a los golpes a 30 mil pies de altura

Borrachos y a los golpes a 30 mil pies de altura

La compañía registra a sus pasajeros antes de subir al avión para verificar en las condiciones en las que están abordando además de ver sus paquetes.

La aerolínea Aer Lingus implantó la ley seca en su rtua Dublin-Ibiza con el fin de evitar casos como el ocurrido en un vuelo de Ryanair, en donde tuvo que intervenir la policía para frenar a 30 hooligans que estaban en estado de ebriedad.

¿Qué te parece esta medida? Opina en los Foros de Univision.

Esta noticia causó sorpresa entre el medio de la aviación. La compañía registra a sus pasajeros antes de subir al avión para verificar en las condiciones en las que están abordando y así evitar problemas durante el vuelo.

Una nota del periódico Preferente señaló que ahora la aerolínea se encarga de abrir bolsas, maletas y revisar cualquier paquete que pueda ser sospechoso de que se trata de una bebida alcohólica.

Algunos de los pasajeros están de acuerdo con estas medidas y piensan que si las otras aerolíneas no comienzan a implementar este tipo de programas, se van a enfrentar a una situación fuera de control en algún momento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad