publicidad

Bomberos de LA bajo la lupa

Bomberos de LA bajo la lupa

El Departamento de Bomberos de LA está bajo investigación por acusaciones de racismo y sexismo recurrentes.

Un litigio caro

LOS ÁNGELES  - Un bombero negro que afirmó ser víctima de racismo por parte de sus colegas, que le sirvieron comida para perros, obtuvo el martes $1.43 millones por daños y perjuicios, tras una aprobación del concejo de Los Ángeles. El anuncio del acuerdo se produjo el mismo día que una investigación federal determinó que el Departamento de Bomberos violó los derechos civiles de oficiales mujeres y negros.Esta decisión pone fin a un conflicto legal de casi dos años entre la administración de la ciudad y este bombero, quien fue suspendido y que le costó el puesto al jefe del cuerpo de bomberos en diciembre de 2006.

publicidad

Los concejales Jack Weiss, Greig Smith, Bill Rosendahl y Dennos Zine votaron en contra, reportó City News Service.

Tennie Pierce, un veterano con 19 años de experiencia en el cuerpo de bomberos y quien era el único negro de su grupo, aseguró que sus colegas lo hostigaban por su color de piel y le sirvieron comida para perros en un plato de pasta sin que él lo supiera, para luego mofarse.

En una primera instancia judicial, Pierce obtuvo $2.7 millones por perjuicios, pero el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, impuso su veto subrayando que el bombero había sido fotografiado también haciendo bromas a sus camaradas.

Pierce decidió entonces lanzar un proceso en lo civil, que terminó en un acuerdo amistoso. Este martes, Villaraigosa votó a favor de este desembolso como parte final de un acuerdo que establece la renuncia de Pierce del Departamento de Bomberos, reportó AFP.

Además de los prejuicios, Pierce recibirá $60 mil en salarios retroactivos, los cual lo hace elegible a beneficios de pensiones, según CNS. Pierce estaba en suspensión sin goce de sueldo desde el 28 de diciembre.

El voto del concejo no incluyó fondos para cubrir cerca de $1.2 millones en gastos legales.

El caso de Pierce trajo acusaciones por parte de activistas que denunciaron una cultura de racismo y sexismo al interior del Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD, en inglés)

publicidad

Las acusaciones recobraron fuerza luego de que este martes la Comisión para la Igualdad en el Empleo y las Oportunidades (EEOC, en inglés) concluyera en una investigación que el LAFD permitió un patrón de injusticia laboral, acoso y revancha hacia miembros del departamento de sexo femenino o raza negra, reportó el diario Daily News.

La EEOC indicó que si el LAFD no realiza los ajustes necesarios para reformar las prácticas que dieron pie a quejas sobre derechos civiles por parte de al menos dos bomberos, los casos serían turnados al Departamento de Justicia, reportó la misma fuente.

Por su parte, Douglas Barry, el primer jefe negro del LAFD que fue designado tras el escándalo de Pierce, dijo al News que no había tenido oportunidad de leer el informe pero que seguramente aludía "a las reformas en las que estamos trabajando, de las que hemos estado hablando".

Según el diario, Barry anunció un plan para crear una división de estándares profesionales que mejoraría los aspectos disciplinarios del departamento. Actualmente, el departamento sólo cuenta con dos investigadores internos para una fuerza de 3,600 efectivos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad