publicidad

Boda de Jenna Bush boda

Boda de Jenna Bush boda

Venden todo tipo de souvernirs en Crawford, en donde están llegando periodistas, turistas y curiosos.

Algarabía popular

CRAWFORD, Texas.- En vísperas de la boda de la hija del presidente de EU, Jenna Bush, los comerciantes de este pequeño poblado están obteniendo jugosas ganancias por esta fiesta. Toda una fiebre comercial que oferta para los turistas que han llegado.

La primera dama Laura Bush ya está en la finca de la familia preparándose para la ceremonia de este sábado 10 de mayo, y junto con ella, están llegando periodistas y turistas para estar lo más cerca posible de este enlace de Jenna Bush de 26 años y Henry Hager, quien cumple hoy 30 años.

Pero no sólo ellos están emocionados, la gente de Crawford, una población ubicada a 94 millas al norte de Austin (Capital de Texas) y con poco más de 700 habitantes, viven la algarabía de este enlace matrimonial.

Dedicados principalmente al turismo y en parte porque aquí se ubica el rancho de la familia Bush, hay muchas tiendas con venta de "souvenirs" y es precisamente cuando en este momento están teniendo buenas ganancias, según un reporte del periódico Star Telegram de Fort Worth.

"Teníamos que recordar este momento, la familia Bush es lo más cercano a lo que tenemos de la realeza", refirió Valerie Citrano, dueña de una tienda llamada White House Gifts.

Y es que muchas tiendas han ofertado durante todo el mes, tazas y playeras con la imagen de Jenna Bush y su novio Henry Hager. Pero además hay llaveros, imanes, botones, bolígrafos y un sin fin de "sourvenirs".

publicidad

Para Jamie Burguess de la tienda Red Bull Shop Souvernis, tan sólo ayer jueves vendió 200 dólares a un turista que llegó a Crawford.

"Además estamos vendiendo pequeñitos pasteles de boda, galletas y limonada para celebrar conjuntamente con los novios. Todo el pueblo estamos muy alegres", subrayó Burguess.

La pareja optó por una celebración familiar por considerar que una boda en la Casa Blanca sería demasiado formal. Más de 200 familiares y amigos asistirán al rancho de los Bush.

La Casa Blanca dijo que será un asunto familiar y no se anticipa que se darán detalles, si bien funcionarios de la presidencia dijeron que la familia podría acceder a difundir una o dos fotos de la boda el domingo.

En el Coffe Shop Cafe, optaron por pasar películas sobre bodas en su pantalla dentro del establecimiento en donde se degusta bocadillos, postres, café y aguas de frutas, pero la que más ha tenido éxisto es la película "El Padre de la Novia".

Afuera, discretamente los agentes del servicio secreto realizan recorridos sin llegar a llamar mucho la atención.

Un presidente orgulloso

El presidente George W. Bush demostró jocosamente el jueves cómo escoltará a su hija en la ceremonia de su boda este fin de semana.

Bush hizo el gesto de levantar el codo como para dar el brazo a su acompañante en la Base Andrews de la Fuerza Aérea, antes de abordar el avión presidencial para el vuelo a Texas, donde Jenna Bush se casará el sábado en la finca familiar.

publicidad

Cuando se le preguntó si estaba entusiasmado, el presidente sonrió y levantó el pulgar en señal de asentimiento.

El vocero de la Casa Blanca Gordon Johndroe dijo a la prensa que Bush "está entusiasmado como cualquier padre orgulloso de ver que se casa una de sus hijas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad