publicidad
No permitas que un evento tan especial se convierta en una pesadilla.

Una cena de Acción de Gracias sin estrés

Una cena de Acción de Gracias sin estrés

En una noche tan especial, ningún imprevisto está permitido. Se trata de gozar, y la web For Dummies nos da útiles consejos para que disfrutes.

No permitas que un evento tan especial se convierta en una pesadilla.
No permitas que un evento tan especial se convierta en una pesadilla.

Consejos que salvarán tu noche

En una noche tan especial, ningún imprevisto está permitido. Se trata de gozar, y la web For Dummies nos da útiles consejos para que nada te sorprenda y en lugar de estrés, vivas una noche inolvidable.

¿Qué otro consejo útil añadirías para hacer de este festejo una noche única? Comparte en nuestros Foros.

- Planea con anticipación. Una mala planeación es, probablemente, el mayor factor de estrés en este tipo de ocasiones. Si deseas que la fiesta se desarrolle sin problemas y no quieres envejecer 10 años en tan solo una semana, planea el evento con cuidado y la mayor antelación posible.

- Organiza. Haz una lista con todo lo que necesites: ingredientes, accesorios, aparatos, actividades. Ya que sepas exactamente lo que necesitas, reúne los elementos y organízalos.

publicidad

- Mantén un recuento general en la cabeza. La gente suele cambiar de opinión en el último momento, y gente que te confirmó podría no llegar. Igualmente, podrían llegar otras personas con las que no contabas. Trata de mantener un recuento general en todo momento para saber cómo vas con respecto a las proyecciones de lo que necesitarías para ese gran día, y puedas tomar decisiones conscientes en caso de ser necesario.

- Determina cuidadosamente el menú. Pon los pies en la tierra y piensa con cuidado lo que implica cada platillo. También toma en cuenta el tiempo que toma la preparación para que nada se te salga de control.

- Prepara algunos artículos con antelación. Todo lo que puedas preparar con tiempo para ese día, hazlo. En la medida que lo logres, tendrás más tiempo para disfrutar y sentirte tranquilo.

- No tengas miedo de pedir ayuda. El hecho de que seas el anfitrión de una cena no significa que en tu casa debe haber todos los platos, ollas o suministros a la mano. Puedes pedirle ayuda a tus invitados y así evitar sufrir en silencio. Esto también aplica si necesitas una mano para realizar algunas tareas. Debes ser realista.

- Crea un flujo de trabajo, que te ayude a administrar tus tareas y asegurarse de que todo queda resuelto.

- Come bien, haz ejercicio y duerme bien. No entres en pánico. Mantén tus horarios y tus rutinas a la hora de ejercitarte, comer y dormir; si tu cuerpo está en sincronía, puedes mantener la cabeza fría.

publicidad

- Toma un respiro. La mente y el cuerpo funcionan mejor si ambos pueden tomar un descanso, asú que no te sientas mal si en el gran día te tomas unos 15 minutos de pronto para descansar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad