publicidad
Estados Unidos vivió este viernes su Black Friday en calma y con menos aglomeraciones en los centros comerciales que otros años.

El apogeo relativo de Black Friday: calma por el comercio digital y más días de ofertas

El apogeo relativo de Black Friday: calma por el comercio digital y más días de ofertas

La jornada en EEUU se vivió en calma y con menos aglomeraciones en los centros comerciales que otros años.

Estados Unidos vivió este viernes su Black Friday en calma y con menos a...
Estados Unidos vivió este viernes su Black Friday en calma y con menos aglomeraciones en los centros comerciales que otros años.

Estados Unidos vivió este viernes su Black Friday en calma y con menos aglomeraciones en los centros comerciales que otros años, debido, en parte, a que ya es costumbre que las compras comiencen el jueves tras la celebración de Acción de Gracias y a un aumento del comercio digital.

El Black Friday da inicio a las rebajas y a la mayor temporada de consumo del año, que se prolonga hasta las navidades y en la que los minoristas estadounidenses llevan a cabo, en promedio, un 20% de sus ventas anuales, informa Efe.

Pero desde hace algunos años el Black Friday no comienza el viernes, sino el jueves por la noche tras la celebración familiar de Acción de Gracias y salir de compras después de comer el tradicional pavo relleno se ha convertido en una costumbre más.

publicidad

¿Más aglomeraciones durante Thanksgiving?

Los grandes almacenes del país como Walmart y Target abrieron sus puertas a media tarde del jueves y en muchos establecimientos de todo el país se vieron más filas y aglomeraciones entonces que durante la mañana de Black Friday.

También influye el aumento del comercio electrónico y, como ejemplo, la cadena Target indicó que sus ventas a través de internet crecieron más de un 40% con respecto al año pasado.

Una tendencia en auge es la de realizar la compra deseada en la web y después acudir al establecimiento a recoger el producto, según explicó a Efe por teléfono Jamie Stein, directora de relaciones públicas del grupo Sears, que engloba a la cadena de tiendas para el hogar Sears y las de bajo precio Kmart.

Stein detalló que Sears ha puesto en marcha un servicio por el que el cliente puede esperar "sentado en su coche" en el aparcamiento frente a la tienda y un empleado se encarga de llevarle el artículo adquirido previamente por internet.

Colapso en la web de Best Buy

El incremento de las compras digitales produjo este viernes un breve colapso de la página web de Best Buy, la mayor cadena de tiendas de artículos electrónicos del país.

Frente a lo ocurrido, por ejemplo, en 2008, cuando un empleado de WalMart murió en Long Island (Nueva York) arrollado por los clientes que se acumularon en el establecimiento para sacar provecho del Black Friday, en la jornada de este año apenas hubo incidentes significativos.

publicidad

Vendidos como pan caliente

Los equipos electrónicos y la ropa son los productos favoritos, y vendidos como pan caliente, indicó por su parte la Agencia France Press.

Miles de millones de dólares se gastan durante estas minivacaciones. A pesar del frío, la noche del jueves un centenar de personas hacía cola a las puertas de la tienda de moda de Kate Spade en Nueva York. Unas cuadras más allá, la imagen es la misma ante los locales de Coach y J. Crew.

Hide y Miho, una pareja originaria de Tokio pero que vive ahora en Nueva York, lograron arrebatar dos abrigos de inviernos en DKNY por un precio que superaba toda competencia.

"Había una rebaja de 50% y luego hubo otro 20%. Los abrigos son para cada uno porque hace mucho frio", dijo Hide, agarrando tres bolsas de compras en una mano.

El Black Friday es un indicador de la inclinación de los estadounidenses a consumir durante las fiestas. Y como la media de consumo responde a los dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, las cifras de ventas son particularmente vigiladas por los economistas.

Algunos institutos también observan los estacionamientos de los supermercados para tener indicadores de la afluencia de consumidores en las primeras horas del día.

El Gray Thursday

Sin embargo, las tiendas que abren sus puertas desde el jueves son criticadas por los más tradicionalistas, principalmente por las consecuencias en la vida de sus empleados.

publicidad

"Ellos no están obligados a trabajar. Creo que lo hacen por dinero, ninguna persona los fuerza a estar aquí", opina Henri Brown, de 17 años.

En tan sólo unas horas, este joven y su hermano (15) gastaron 130 dólares en dos chaquetas, pantalones y gafas de sol, en Leesburg Corner, un gran centro comercial en Virginia, en las afueras de Washington.

Acompañada de unos amigos, Vera Luo, una estudiante china de 19 años, también acudió a esta tienda para comprar, pero con una maleta vacía para llenarla de ropa, que según ella sería más cara en China.

"No tengo idea donde están mis amigos o cuándo los encontraré", dijo esta estudiante de economía, mientras revisa un directorio de más de 100 marcas en este centro comercial.

Ahora Black Friday, precedido por el "Grey Thursday" (Jueves gris), no es el periodo en el cual los precios son más bajos, reconoce Mamadou Niass, un ingeniero informático de 48 años y originario de Senegal.

"No es la época más barata del año. Después de Navidad es más barato, pero vine hoy (jueves) porque hay más opciones. No queda nada después de Navidad", asegura el hombre, quien en vez de precipitarse por lo más barato, llegó con una lista de lo que quiere y busca el mejor precio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad