publicidad

Bienvenida a Jose Gomez, proximo arzobispo de Los Angeles.

Bienvenida a Jose Gomez, proximo arzobispo de Los Angeles.

José H. Gómez recibió la bienvenida oficial de la Arquidiócesis como el futuro sucesor del cardenal Roger Mahony.

Bienvenida a Jose Gomez, proximo arzobispo de Los Angeles. 0393141496124...

Prelado del Opus Dei

LOS ÁNGELES, California – El hombre escogido para reemplazar al cardenal Roger Mahony como cabeza de la arquidiócesis más poblada de los Estados Unidos comenzó oficialmente su ministerio en el Sur de California este miércoles con una misa de gala en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles.

El arzobispo coadjutor José H. Gómez, quien desde 2004 fue la cabeza de la iglesia en San Antonio, fue escogido en abril por el Papa Benedicto XVI para reemplazar a Mahony, quien se jubilará el 27 de febrero en su cumpleaños 75.

Gómez servirá como obispo asistente hasta que Mahony se retire.

La misa de hoy marcó el comienzo del trabajo de Gómez en la Arquidiócesis de Los Ángeles, que cuenta con más de 5 millones de feligreses en los condados de Los Ángeles, Ventura y Santa Bárbara.

publicidad

En su sermón, Mahony recordó haber hablado con el papa sobre la necesidad de encontrar a su reemplazo.

"Expliqué que en el año 2010, habré servido como arzobispo de Los Ángeles por 25 años y que a principios de 2011, habré llegado a la edad de 75", le dijo el cardenal a unas 4 mil personas reunidas en la catedral.

"Propuse que se designara a un arzobispo coadjutor para Los Ángeles, un nuevo pastor que viniera en 2010 para trabajar conmigo antes de convertirse en arzobispo de Los Ángeles y arzobispo de esta porción del viñedo del Señor a principios de 2011.

Aún no se ha nombrado un reemplazo para Gómez en San Antonio, y por ahora la diócesis está siendo supervisada por un administrador interino, según el vocero de la Arquidiócesis de Los Ángeles, Tod Tamberg.

Durante la misa se celebraró el rito de la recepción. Luego de que Mahony terminara con su sermón, la hermana Mary Elizabeth Galt, canciller de la arquidiócesis, leyó una carta de Roma anunciando el nombramiento de Gómez como arzobispo coadjutor.

Mahony aceptó la carta y le preguntó a la audiencia si estaban en apoyo de Gómez, a lo que contestaron: "Sí estamos".

Aunque Mahony fue el oficiante principal, la misa incluyó a otros seis cardenales, 59 obispos y 411 sacerdotes.  Hayaron hallaron

publicidad

Mahony, un promotor de los derechos de los inmigrantes, dijo que Gómez tendrá que continuar el trabajo en beneficio de los inmigrantes en la diócesis y otras partes.

"Un buen pastor, por necesidad, trabajará sin descanso por políticas de inmigración justas y por la protección de la dignidad de todos nuestros inmigrantes", dijo Mahony. "El pastor alimenta y nutre al rebaño. El obispo sabe cómo nutrir a su gente en palabra y sacramento, guiar a su gente en la luz del espíritu. El pastor busca a los perdidos, los desviados, los lastimados, los enfermos, haciendo un llamado a la nueva evangelización.

Una carrera constante

El cardenal William Levada, un nativo de Los Ángeles y el estadounidense de más alto rango en el Vaticano, estuvo presente, así como el arzobispo de Filadelfia, Justin Rigali, también nativo de Los Ángeles.

Gómez, de 58 años, se dirigió a la congregación tras la comunión para saludar y bendecir a las personas reunidas en la Plaza de la Catedral.

Las reglas de la Iglesia obligan a los arzobispos a jubilarse a la edad de 75 años. El papa les puede autorizar quedarse más tiempo, pero de otra forma designa a un sucesor.

Gómez es originario de Monterrey, México y proviene de la prelatura conservadora del Opus Dei. Cuenta con licenciaturas en contabilidad, filosofía y teología y se ordenó del Opus Dei en 1978.

publicidad

En 1980 obtuvo un doctorado en teología de la Universidad de Navarra, campus Pamplona.

Gómez fue el párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Gracia en San Antonio de 1987 a 1999. Durante ese período, se convirtió en el representante regional para la Asociación Nacional de Sacerdotes Hispanos y, en 1995, fue nombrado presidente. En 1999 se convirtió en su director ejecutivo.

Como arzobispo de San Antonio, Gómez ayudó a establecer el Seminario Hispano de Nuestra Señora de Guadalupe en Ciudad de México, que abrió en 2000.

En 2001, fue nombrado como obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Denver, en donde entre otras cosas, laboró en la creación de nexos con hispanos. También organizó el centro San Juan Diego para la Familia y el Cuidado Pastoral de Denver, un lugar para la formación de líderes laicos y una base para proveer servicios de bienvenida a inmigrantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad