publicidad
Torre de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras

Exigen renuncias de funcionarios tras escándalo de becas en la UPR

Exigen renuncias de funcionarios tras escándalo de becas en la UPR

Senadores del PNP señalan serios delitos y violaciones a la Ley de Ética en el proceso de otorgación de las becas.

Torre de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras
Torre de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras

Los senadores del Partido Nuevo Progresista (PNP) Carmelo Ríos y Angel "Chayanne" Martínez solicitaron al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG) que intervengan y decidan la posible comisión de delitos criminales y violaciones a las leyes éticas en la otorgación de tres becas presidenciales en la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Los senadores pidieron además la renuncia "inmediata" del presidente de la UPR, Uroyoán Walker, y del presidente de la Junta de Gobierno de la institución, Jorge Sánchez por las supuestas irregularidades.

Los estudiantes Carlos Pagán, Arturo Ríos y Mónica Sánchez fueron presuntamente favorecidos ante otros estudiantes durante el proceso de otorgación de la beca, que les permite sufragar sus gastos para estudios posgraduados y les garantiza puestos de profesores en la UPR al terminarlos.

Se ha señalado que los estudiantes fueron favorecidos mediante recomendaciones del rector del recinto de Río Piedras, Carlos Severino Valdés y acogidas por Walker antes de que se abriera una convocatoria a los rectores del Sistema y a los estudiantes. La convocatoria empezó el 3 de julio y cerró dos semanas después, aunque las recomendaciones a estos estudiantes ya estaban hechas desde marzo.

Tremendo escándalo por becas presidenciales en la Universidad de Puerto Rico Univision Puerto Rico


Los senadores plantearon una extensa red de influencias mediante el cual los estudiantes fueron beneficiados. Ríos fue asesor del gobernador Alejandro García Padilla, Pagán fue ayudante del expresidentes de la UPR Antonio García Padilla, quien participó del comité de consulta que nominó a Walker como presidente y Sánchez es sobrina del presidente de la Junta.

Lea: La Fortaleza se lava las manos con escándalo de becas

Más aún, Martínez y Ríos indicaron que la propia esposa de Walker, Elvia Camayd, ya se había beneficiado de esta beca presidencial luego que un decano del Recinto de Mayagüez, Moisés Orengo, entre otros, la recomendara. Cuando Walker llegó a la presidencia universitaria, Orengo fue nombrado Rector del recinto de Carolina.

publicidad

"Esto es un quid pro quo", dijo el senador Martínez, al ampliar la supuesta red de beneficios para "los amigos del alma" en la principal institución universitaria pública del país.

Camayd fue nombrada bajo esta administración en un cargo en el Departamento de Hacienda (DH) que le reporta sobre $138,000, básicamente el doble de su sueldo en el recinto de Mayagüez.

Mientras, Hacienda le debe a la institución que preside Walker unos $100 millones que no le ha podido enviar por la falta de liquidez en el Fondo General.

Ambos senadores indicaron que, como parte del pago por el supuesto favor que hiciera Orengo, el presidente universitario le permite también residir en la Casa Manrique, una residencia ubicada en el Jardín Botánico de Río Piedras reservada para uso del presidente y actos oficiales universitarios.

En esta residencia Orengo no tiene que pagar agua, electricidad y tiene seguridad las 24 horas.

"Aquí se está violando múltiples cánones de ética y posible leyes estatales", indicaron los senadores en conferencia de prensa hoy.

Manifestaron que "hoy mismo" los máximos dirigentes universitarios "tienen que renunciar" a sus cargos.

"Tanto Walker como Sánchez actuaron para beneficiar a unos amigos del alma y parientes del corazón, utilizando los recursos del estado", sostuvieron.

VIDEO: Grave el panismo en la entrega de becas de la UPR

publicidad

Walker y Sánchez han indicado que recurrirán a un auditor externo para que revise si hubo irregularidad en los procedimientos, pero Ríos, portavoz alterno de la delegación de minoría del PNP en el Senado, afirmó que "es muy tarde".

También cuestionaron cuál sería el proceso para seleccionar un auditor externo.

"Se le ve la costura que este proceso estuvo amañado desde el primer día", dijeron los senadores.

Martínez cree que los becarios también deben renunciar al disfrute de la beca por haber sido obtenida de manera irregular y que deben restituir el dinero.

Ríos denunció que la institución pública se ha convertido "en una finca privada" que otorga becas, residencias y puestos de rector como "un premio entre amigos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad