publicidad
Estudiantes de Hampton University en un evento de diversidad de NASCAR en el campus universitaria.

Estudiantes aprenden sobre la industria de las carreras NASCAR

Estudiantes aprenden sobre la industria de las carreras NASCAR

Estudiantes universitarios iniciaron este fin de semana un programa de becas dentro de la organización de las carreras NASCAR.

Estudiantes de Hampton University en un evento de diversidad de NASCAR e...
Estudiantes de Hampton University en un evento de diversidad de NASCAR en el campus universitaria.

CHARLOTTE, Carolina del Norte - Estudiantes universitarios iniciaron el pasado fin de semana un programa de becas dentro de la organización de las carreras NASCAR, con miras a iniciar una profesión en este apasionante deporte.

El selecto grupo de veinte estudiantes, dos de ellos hispanos, procede de diversos centros de educación superior del país y durante las próxima 10 semanas cursarán un programa de pasantías pagadas, como parte del Programa de Prácticas de Diversidad NASCAR (NDIP) de este año.

Según NASCAR, el objetivo de esta iniciativa creada en el año 2000 es aumentar el número de mujeres y trabajadores provenientes de las minorías étnicas, a la vez que promocionar la diversidad laboral en las áreas de mercadotecnia, finanzas, licencias y operaciones.

publicidad

“Desde el 2000, el NDIP ha crecido hasta convertirse en una de las prácticas más importantes en este deporte”, afirmó en un comunicado Jim Cassidy, vicepresidente de operaciones de NASCAR.

Cerca de 300 estudiantes han participado en el NDIP desde su creación, mucho de los cuales han conseguido trabajo en las diversas divisiones de NASCAR, entre ellas la Corporación Internacional de Carreras, así como en empresas vinculadas a la industria automovilística como Octagon y Toyota.

El hispano Pedro Mojica, graduado por la Universidad de Texas en San Antonio, es un ejemplo de ello ya que al concluir su pasantía en 2014 consiguió trabajo como ingeniero en Toyota Racing Development.

Para Nichole Domínguez, estudiante de la Universidad Central de Florida y participante del programa este año, el programa es “una oportunidad única” de trabajar por diez semanas en el campo de trabajo que la apasiona.

“Como crecí en Daytona Beach (Florida), comencé a los 15 años a involucrarme en las carreras de NASCAR, y espero dedicarme a coordinar las serie de las carreras regionales. Creo que los hispanos tenemos futuro en esta industria”, afirmó esta hispana de origen mexicano.

Durante el fin de semana, la clase correspondiente a este año experimentó la carrera NASCAR 101, visitó el Centro de Desarrollo e Investigaciones de NASCAR, el Salón de la Fama, y el centro de carrera el Charlotte Motor Speedway en Concord (Carolina del Norte), antes de ver la carrera NASCAR Sprint All-Star Race.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad