publicidad
Uno de los bebés que permanece en estado crítico tras la explosión en un hospital de México sería traído a Texas para recibir tratamiento.

Bebé afectado por explosión en México es traído a Texas

Bebé afectado por explosión en México es traído a Texas

Uno de los bebés afectados por la explosión en un hospital de México fue trasldado hoy a Texas para recibir tratamiento.

Uno de los bebés que permanece en estado crítico tras la explosión en un...
Uno de los bebés que permanece en estado crítico tras la explosión en un hospital de México sería traído a Texas para recibir tratamiento.

Un bebé de dos meses que sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo a causa de la explosión en el Hospital Materno Infantil de la Ciudad de México fue trasladado hoy al Hospital Shriners de Galveston para que reciba tratamiento.

El traslado del bebé fue realizado gracias a la intervención de la Fundación Michou y Mao para niños quemados, según reporta El Universal.

Además de este bebé, aún quedan 39 pacientes internados, 18 de los cuales se encuentran en condiciones de gravedad, según informa el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, reporta EFE.

En declaraciones a la cadena Televisa durante un recorrido realizado esta mañana en la zona de la tragedia, Mancera destacó que hay 9 bebés que se encuentran entre las 18 personas que están en una condición crítica.

publicidad

"El pronóstico es bueno", dijo el alcalde, de acuerdo con el diagnóstico de los médicos que atienden a los pequeños.

La explosión, al parecer provocada por una fuga de gas en una manguera del camión cuando abastecía un hospital público del oeste de Ciudad de México, causó la muerte de dos bebés y una mujer, así como heridas a 73 personas, de las cuales 34 fueron dadas de alta en las últimas horas.

El secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, informó que realizarán pruebas genéticas a nueve de los menores que se encuentran heridos, a fin de estar seguros de su identidad antes de ser entregados a sus padres.

Explicó que dichos niños habían acudido con sus padres para una consulta al hospital -cuya estructura colapsó a causa del estallido-, por lo que no llevaban un brazalete con sus nombres. El resto de los menores sí lo portaban, dado que estaban internados.

Sobre las causas de la explosión, el Gobierno capitalino ha dicho que hubo una "importante fuga" en la manguera de la pipa hacia el lado de la unidad, aunque serán las pruebas periciales las que van a determinar lo sucedido en el centro médico.

"Fue una falla de la pipa, no del hospital", dijo Ahued. Sin embargo, los expertos se preguntan hoy por qué el camión cisterna, que estaba al 87 % de su capacidad, no fue destruido por la explosión, mientras que el nosocomio quedó reducido a escombros.

publicidad

Aunque las pesquisas están en manos de la fiscalía capitalina, que tiene en calidad de detenidos a los tres operadores de la unidad, la Secretaría de Energía federal abrió una investigación de la empresa Gas Express Nieto, que desde 2007 brinda servicios al Gobierno del Distrito Federal.

"La investigación administrativa se complementará una vez que cuente con los resultados de los dictámenes periciales que lleva a cabo la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal", explicó en un comunicado.

En caso de hallar a la empresa responsable de irregularidades en la normatividad aplicable a la actividad de distribución de gas, se le podrán aplicar sanciones que van desde los 15.7 millones de pesos (poco más de un millón de dólares) y revocar su permiso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad