publicidad

Barack Obama llamó al Congreso de EU a aprobar la "Reforma de Salud"

Barack Obama llamó al Congreso de EU a aprobar la "Reforma de Salud"

Véalo en vivo a través de univisiondallas.com a partir de las 7 p.m. Y comente con nosotros sobre esta reforma

Defendió su plan

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, opinó hoy en su discurso ante las dos Cámaras del Congreso sobre la reforma sanitaria, que hay un "amplio consenso" sobre cerca del 80 por ciento del contenido de la medida.

En su discurso, comenzado con cerca de veinte minutos de retraso, Obama, quien fue recibido con grandes aplausos, aseguró que la reforma contendrá "protección para aquellos con seguro médico, un sistema que permita a los individuos y empresas adquirir cobertura asequible y la obligatoriedad de que quienes se lo puedan permitir cuenten con un seguro sanitario".

"Creo que hay un amplio consenso en torno a estos aspectos del plan", dijo Obama, si bien admitió que "persisten por resolver detalles significativos".

El acuerdo, señaló, ronda "el ochenta por ciento de lo que es necesario hacer, lo que nos deja más cerca que nunca del objetivo de la reforma".

El presidente comparecía hoy ante ambas Cámaras del Congreso, un paso poco habitual y que generalmente se limita a los discursos anuales sobre el Estado de la Unión, para presentar los detalles específicos de cómo ve la reforma sanitaria.

Con ello buscaba dar la réplica a una serie de rumores que han circulado en los últimos meses sobre la medida y tratar de reactivar la reforma, estancada en el Congreso.

"Se ha acabado el momento de las rencillas, se ha acabado el momento del politiqueo. Ha llegado el momento de actuar", consideró Obama, quien apuntó no sólo a la necesidad moral de reformar un sistema que excluye de la cobertura sanitaria a 47 millones de ciudadanos sino que gasta 1,5 veces más por persona que cualquier otro país.

publicidad

Si no se hace nada "nuestro déficit crecerá, más familias irán a la quiebra, más empresas cerrarán" y "más gente morirá".

En su discurso, el presidente aseguró que la reforma sanitaria proporcionará "más seguridad y estabilidad para quienes cuentan con seguro médico", pues las compañías aseguradoras no podrán negar cobertura por problemas médicos preexistentes, entre otras cosas.

Bolsa de seguros

También se creará una Bolsa de seguros médicos en un plazo de cuatro años que permitirá, según consideró, recortar los costes de la cobertura.

Las grandes empresas tendrán la obligación de ofrecer seguro médico a sus empleados. Y los individuos tendrán la obligación de estar asegurados, "igual que en la mayoría de los estados es obligatorio el seguro de automóvil", señaló.Habrá excepciones, puntualizó, para aquellos que verdaderamente no puedan permitírselo.

En este sentido, defendió uno de los apartados más polémicos de la reforma, la opción pública, un seguro médico patrocinado por el Estado que "sólo sería una opción para aquellos que no tienen cobertura".

En respuesta a los detractores de esta posibilidad, que creen que causaría un deterioro de las prestaciones médicas y competiría de modo desleal con el sector privado, Obama aseguró que esa opción sería "autosuficiente" y se sufragaría con las primas que cobrará.

publicidad

"No soy el primer presidente en adoptar la causa de la reforma sanitaria, pero estoy decidido a ser el último", aseguró Obama, en una intervención retransmitida por las principales cadenas.

Con su discurso, el presidente estadounidense quiere romper el punto muerto en que se encuentra la reforma, su gran prioridad legislativa y de cuyo éxito puede depender su futuro político.

En la actualidad los legisladores manejan hasta cinco borradores distintos de proyectos de ley sobre la medida.

A la falta de progresos en el Congreso se ha sumado una creciente reticencia del público a la reforma, que amenaza con arrastrar al propio Obama. Las últimas encuestas apuntan que un 52 por ciento de los ciudadanos se opone a la medida que propone el presidente.

Abuchearon a Obama

Un insólito abucheo en una referencia a los inmigrantes ilegales rompió hoy las habituales salvas de aplausos en la intervención del presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre la reforma sanitaria ante las dos Cámaras del Congreso.

Obama había completado la primera parte de su discurso, en la que expuso las líneas maestras de la reforma, y procedía a refutar lo que consideraba "mentiras" divulgadas en torno a la medida.

Así, aseguró que "hay quienes afirman que nuestro esfuerzo de reforma asegurará a los inmigrantes ilegales. Esto, también, es falso. Las reformas que propongo no se aplicarán a quienes se encuentran aquí ilegalmente".

publicidad

En ese momento el congresista republicano por Carolina del Sur Joe Wilson gritó "¡Usted miente!".

Desconcertado por un instante, el presidente estadounidense interrumpió su discurso un momento antes de proseguir, mientras en la balconada de la Cámara de Representantes la primera dama, Michelle Obama, movía la cabeza de un lado para otro en señal de reprobación.

La interrupción de Wilson es poco habitual, ya que el protocolo contempla que en los discursos del presidente a las dos Cámaras del Congreso, ocasiones de gran solemnidad y que normalmente solo suceden una vez al año, en la presentación del Estado de la Unión, los legisladores de la oposición mantengan la compostura y solo manifiesten su desacuerdo al no sumarse a los aplausos.

La de Wilson, aunque poco habitual, no fue la única interrupción que sufrió Obama.

Con anterioridad, los republicanos dejaron oír sus risas cuando Obama aseguró, en un momento del discurso, que existía un "amplio consenso" sobre la mayor parte de la reforma si bien se mantenían "diferencias significativas".

Lo que plantea Obama

El 5 de marzo, el presidente Barack Obama presentó un ambicioso plan de reforma sanitaria para, entre otros beneficios, dar cobertura médica a los estadounidenses y regular los gastos que incurre el sistema. Aquí te explicamos en qué consiste el proyecto, a quiénes beneficia y cuánto costará.El principal objetivo de la Casa Blanca es ampliar la cobertura a todos los ciudadanos del país. La arriesgada propuesta no cuenta con el respaldo de todos los legisladores demócratas, y la mayoría de los republicanos no la apoyan.El mandatario dijo, el 5 de marzo, que la pregunta que todos deben hacerse es cómo hacer para que todos los estadounidenses tengan derecho a cuidados médicos de calidad y baratos.Lo que ha falladoSegún el gobierno, en los últimos 10 años se han gastado más de $643 mil millones y más de 43 millones de estadounidenses no tienen seguro médico.El proyecto de Obama es reformar el sistema de salud pública más importante en los últimos 60 años.El sistema actual está colapsado por los elevados gastos y la burocracia.La crisis económicaEl 22 de julio, el presidente advirtió que a causa de la crisis económica que vive el país, miles, millones de estadounidenses han perdido sus empleos y con ello sus coberturas de salud, tanto pública como privada.Indicó que por causa de la recesión se estaban perdiendo unos 700 mil empleos mensualmente. Y aseguró que las medidas tomadas a partir del 20 de enero han permitido sacar a la economía del borde de la ruina.Obama dijo que las medidas dieron "estabilidad a nuestras instituciones financieras", y también se han preservado empleos y se han generado nuevos puestos de trabajo, prolongado seguros médicos a trabajadores y los beneficios por desempleo para quienes habían perdido el trabajo debido a recortes de personal.Los beneficiariosObama aseguró que la reforma de salud afecta a todo estadounidense que ha sentido el temor de perder su cobertura si se enferma gravemente o pierde el empleo o cambia de trabajo.Afecta a cada pequeña empresa que se ha visto forzada a recortar su personal o el seguro que ofrece porque es demasiado caro.Se trata del hecho que la mayor fuerza detrás de nuestro déficit federal es el aumento vertiginoso del costo de Medicare y Medicaid.Si no se controlan estos costos, "no podremos controlar nuestro déficit", dijo el Presidente.¿Qué pasará si no se hace nada?El plan de Obama previene que si no se reforma el cuidado de salud vigente, las primas y gastos propios continuarán aumentando vertiginosamente.Si no se hace nada ahora, 14,000 estadounidenses a diario seguirán perdiendo su seguro médico.¿Qué opina de la reforma sanitaria del presidente Barack Obama? Comente aquí.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad