publicidad

Autoridades responden a tiroteo múltiple en Charleston

Autoridades responden a tiroteo múltiple en Charleston

La policía en Charleston, en Carolina del Sur, ha respondido a reportes de un tiroteo en una iglesia local, según varios medios.

Buscan al autor del tiroteo en iglesia de Carolina del Sur que dejó 9 muertos Univision

El sospechoso de haber matado a nueve personas en una iglesia de la comunidad afroamericana en Charleston, Carolina del Sur, ya está en custodia de las autoridades.

Joven de 21 años mató a 9 personas en una iglesia está en manos de las autoridades Univision

Roof mató en el ataque a tres hombres y seis mujeres, según confirmaron las autoridades, que además han descrito el tiroteo como un crimen de odio. Una de las víctimas fue el pastor del templo,  Clementa Pinckney, quien fuera también senador estatal.

publicidad

"El único motivo por el que alguien podría entrar en una iglesia y disparar a gente que reza es por odio", dijo el alcalde de Charleston, Joseph P. Riley, en una conferencia de prensa. "Es el acto más ruin que uno podría imaginarse, y llevaremos a esa persona ante la justicia".

Imágenes de Charleston, una ciudad en duelo

Visiblemente afectado, el presidente Barack Obama expresó este jueves su profunda  "tristeza" e "indignación" por el tiroteo e insistió que hace falta un control de armas para evitar que estos episodios se sigan repitiendo.

"Una vez más, personas inocentes perdieron la vida por alguien que quería hacer daño y no tuvo obstáculos para obtener un arma", dijo el presidente Barack Obama, quien condenó los hechos mediante un mensaje a la nación.

Horas antes, Loretta Lynch, fiscal general de Estados Unidos, sostuvo que el departamento de Justicia ha comenzado una investigación sobre este hecho.

"Tengo que hacerlo"

Durante su ataque en la iglesia, el sospechoso dijo a las víctimas: "Tengo que hacerlo... Han violado a nuestras mujeres y están tomando nuestro país".

publicidad

Eso contó Sylvia Johnson, la prima del pastor fenecido, a la cadena NBC tras hablar con una de tres supervivientes que presenciaron el tiroteo.

El tío del supuesto atacante, Carson Cowles, describió a su sobrino como un chico de hablar pausado y reveló que el joven había recibido este año una pistola .45 milímetros como regalo de cumpleaños de parte de su padre.

Según registros de la corte local en el condado de Lexington, Carolina del Sur, Roof fue acusado de posesión de drogas e invasión de propiedad en marzo pasado y actualmente se encuentra bajo libertad condicional.

En su foto de perfil de Facebook, Roof aparece vistiendo una chaqueta con dos parches bordados: uno es la antigua bandera de Sudáfrica durante el apartheid y el otro, la bandera de Rodesia, el nombre que recibía Zimbabue antes de la independencia, cuando su territorio era gobernado por blancos británicos.

Las primeras investigaciones señalan que el joven estuvo en la iglesia casi una hora antes de disparar y que incluso participó en un servicio de oración.

Hasta el momento de su detención, pocos detalles habían sido revelados sobre el ataque. Una de las fotos del atacante sugiere que él no estaba armado con una pistola larga o un rifle. La portación de armas, de manera oculta, es ilegal en las iglesias de Carolina del Sur.

"Esta es una situación que es inaceptable en cualquier sociedad, sobre todo en nuestra sociedad, en nuestra ciudad", dijo Greg Mullen, jefe de la policía local, a la prensa.

publicidad

La gobernadora Nikki Haley pidió en un comunicado oraciones por las víctimas de la igleisa y sus familias, y rechazó la violencia en lugares religiosos.

"Aunque aún no conocemos todos los detalles, sí sabemos que nunca comprenderemos qué motiva a alguien a entrar en uno de nuestros lugares de culto y arrebatar la vida de otro", dijo Haley.

Un centro de asistencia familiar se estableció para ayudar a las víctimas en el Embassy Suite Hotel, de acuerdo con un comunicado. El lugar es atendido por personal de servicio a nivel federal, estatal y local.

Iglesia histórica

Poco después del tiroteo el miércoles, un grupo de pastores se reunió ante la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel, conocida en inglés simplemente como la Emanuel AME, para rezar en un círculo al otro lado de la calle.

La historia de la Emanuel AME se remonta a 1816, año en que varios templos se separaron de la iglesia episcopal metodista de Charleston.

Uno de sus fundadores, Denmark Vesey, intentó organizar una revuelta de esclavos en 1822. Cuando Vesey fue atrapado, unos terratenientes blancos quemaron su iglesia en represalia. Sin embargo, los parroquianos continuaron su actividad religiosa en la clandestinidad hasta después de la Guerra Civil y eventualmente se reconstruyó el templo.

El ataque del miércoles se produce dos meses después de la muerte de un hombre afroamericano desarmado, Walter Scott, abatido a tiros por un policía blanco en la vecina North Charleston. Ese crimen desató grandes protestas y dejó en evidencia las tensiones raciales en la zona. El agente ha sido acusado de asesinato y los legisladores de Carolina del Sur han propuesto una ley que ayudaría a todas las agencias de policía del estado a obtener cámaras corporales.

publicidad

Más información en inglés en The Root.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad