publicidad
Ante la llegada de un frente frío y la proximidad del invierno, el Departamento de Seguros lanzó recomendaciones para que evites los peligros del frío.

Autoridades piden tomar precauciones de cara al invierno

Autoridades piden tomar precauciones de cara al invierno

Ante la llegada de un frente frío y la proximidad del invierno, el Departamento de Seguros lanzó recomendaciones para que evites los peligros del frío.

Ante la llegada de un frente frío y la proximidad del invierno, el Depar...
Ante la llegada de un frente frío y la proximidad del invierno, el Departamento de Seguros lanzó recomendaciones para que evites los peligros del frío.

Si bien el clima de Texas suele ser cálido durante la mayor parte del año, cuando el invierno llega o cuando se aproximan frentes fríos puede suscitarse algunos problemas, por lo que es importante que la comunidad tome algunas precauciones.

Así, el Departamento de Seguros de Texas publicó algunas recomendaciones para que la gente se mantenga segura en su hogar durante el invierno, y especialmente durante el frente frío que atraviesa el estado, el cual ha levando algunas alertas de helada.

Estas recomendaciones se publican justo este 12 de noviembre, día que fue nombrado por el gobernador Rick Perry como el Día de Concienciación sobre Clima Invernal.

El decreto se hizo el 29 de octubre del 2014, y tiene como objetivo invitar a la gente a informarse para evitar que el frío del invierno dañe sus propiedades o incluso su salud y sus vidas.

publicidad

Toman en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar que el frío afecte tu hogar.

Tuberías congeladas

Un frente frío de rápido desplazamiento está atravesando Texas, y puede provocar que las temperaturas caigan por debajo del punto de congelación en tan sólo horas. Las tuberías que se encuentran en exteriores, en áreas sin calefacción o aquéllas que corren a lo largo de muros exteriores sin aislamiento pueden explotar si el agua dentro de ellas se congela, provocando que el agua se riegue dentro tu hogar. Tomando algunas precauciones, puedes ahorrar miles de dórales en daños a tus muros, techos, alfombras y muebles.

Evita la congelación:

  • Protege las llaves y las tuberías expuestas al frío envolviéndolas con trapos, periódico, bolsas de basura o espuma plástica.
  • Aísla la caja del medidor de agua, y asegúrate que la tapa está bien apretada.
  • Cubre los respiraderos de los cimientos de tu hogar.
  • Escurre las mangueras, y almacénalas dentro de casa.
  • Protege las bombas eléctricas que se encuentren en el exterior.
  • Drena el sistema de circulación de la alberca. Si se trata de una helada breve, puedes dejar el motor de la bomba en acción, sin embargo, toma en cuenta que mantenerlo funcionando por mucho tiempo puede dañarlo.
  • Drena las líneas de suministro de los aspersores.
  • Dentro de la casa, abre los gabinetes debajo del fregadero y los lavabos, para que el aire caliente del interior circule alrededor de las tuberías.
  • Fija el termostato alrededor de los 55°, sobre todo si vas a salir por mucho tiempo.
  • Deja los grifos del interior ligeramente abiertos para que goteen; no es necesario que salga mucha agua.
  • Asegúrate de saber dónde se encuentra la válvula de cierre de la casa, y de saber cómo abrirla y cerrarla.
  • Si vas a salir de la ciudad, considera cerrar la válvula de la casa, dejando los grifos abiertos para que drenen las tuberías, y asegúrate de cerrar los grifos antes de abrir la válvula.
  • Si drenas las tuberías, asegúrate de contactar a tu proveedor de gas o electricidad para que te den instrucciones sobre cómo proteger tu sistema de calefacción de agua.
publicidad

¿Qué hacer si tus tuberías se congelan?

Si una tubería se rompe y envía agua dentro de tu hogar, cierra la válvula de agua de tu casa. Llama a un plomero para que te ayude si no sabes dónde está la tubería rota o si ésta resulta inaccesible. No abras la válvula del agua hasta que la tubería quede reparada.

Si la tubería está congelada, pero no ha explotado, intenta descongelarla con una frazada eléctrica, una secadora, un calentador portátil o una toalla empapada de agua caliente. Descongela moviendo la fuente de calor poco a poco hacia el punto más frío de la tubería. Toma en cuenta que aplicar el calor sólo en un punto puede romper el hielo y fracturar la tubería. Abre el grifo de la tubería y deja correr el agua hasta que recupere su presión normal.

En estos casos, no uses sopletes ni ningún otro dispositivo con flama abierta, pues son fuentes de monóxido de carbono.

Contacta a tu aseguradora rápidamente, y haz un seguimiento tan pronto como te sea posible con una queja escrita, para proteger tus derechos bajo la ley de Pronto Pago de Texas.

Revisa tu cobertura. Las políticas de muchos propietarios y arrendatarios cubren la reparación de la propiedad, y pueden incluso incluir los pagos por remover escombros, así como gastos adicionales de vivienda, si tienes que mudarte temporalmente debido a los daños que sufrió tu hogar. Si no puedes encontrar tu póliza, pide una copia a tu agente o aseguradora.

publicidad

Las políticas de propietarios pueden requerir que realices reparaciones temporales para proteger tu hogar de daños futuros. Tu póliza cubre el costo de estas reparaciones. Mantén todos los recibos y propiedad dañada para que los ajustadores los inspeccionen. De ser posible, toma fotografías o videos de los daños, antes de hacer las reparaciones. No hagas reparaciones permanentes. Algunas compañías aseguradoras pueden rechazar una queja si se hacen reparaciones permanentes antes de que un ajustador inspeccione el daño.

La mayoría de las políticas de propietarios no cubren pérdidas causadas por tuberías congeladas en períodos en los que la casa no está ocupada, a menos que se tenga especial cuidado para mantener el una temperatura cálida dentro de la construcción.

¡Cuidado con el fuego!

Los incendios en casas son más comunes en invierno. Los calentadores de interiores producen más incendios y muertes por fuego que cualquier otro medio de calefacción. Para evitar los peligros sigue estas recomendaciones:

  • Mantén los calentadores al menos a tres pies de cortinas, muebles o cualquier material inflamable.
  • Coloca los calentadores en un lugar en el que ni la gente ni las mascotas puedan derribarlos por accidente.
  • Conecta los calentadores sólo en enchufes con suficiente capacidad, nunca a través de extensiones.
  • Nunca dejes un calentador descuidado, ni los mantengas encendidos una vez que te vayas a dormir.
  • Mantén los calentadores eléctricos lejos del agua, y nunca lo uses cerca del fregadero o del lavabo, ni en el baño.
  • Nunca almacenes líquidos inflamables o combustibles en la misma habitación en la que se encuentra un calentador.
publicidad

Asimismo, se recomienda revisar las alarmas de humo cada mes, y contar con un plan de escape, el cual debe proveer de dos manera de salir de cada cuarto así como designar un punto de encuentro en el exterior lejos del hogar.

Para más información, puedes llamar al Departamento de Seguros de Texas al 1-800-252-3439.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad