publicidad

Autoridades de un pueblito texano insta a todos sus pobladores a armarse

Autoridades de un pueblito texano insta a todos sus pobladores a armarse

En Gun Barrel City, las autoridades instan a sus casi 6 mil pobladores a que compren un arma de fuego para protegerse y ejercer su derecho a portar un arma.

Al estilo del viejo oeste

GUN BARREL CITY, Texas - Pareciera una ironía o quizá un chiste, que en este pueblito texano ubicado al sureste de Dallas, los pobladores no se asusten de si mismos con el nombre de este lugar que al español se traduce Ciudad Cañón de Pistola.

El logotipo lo dice todo, dos pistolas cruzadas como si se tratara quizá del emblema de una pandilla de forajidos del viejo oeste, pero no, es el sello oficial Gun Barrel City fundada hace 44 años en el condado de Henderson.

Pero enmedio de la controversia nacional sobre la portación y regulación de las armas de fuego, las autoridades municipales decidieron aprobar por unanimidad una resolución animando a los propietarios a poseer un arma.

En una nota publicada en WFAA.COM el administrador municipal, Gerry Boren dijo que esta decisión casi casi lleva implícito el nombre de la ciudad Gun Barrel City. "Es una marca, no estamos diciendo que es necesario, pero si usted quiere, usted tiene el derecho, y vamos a apoyar ese derecho."

La resolución se refiere a la Segunda Enmienda, y que a continuación establece:

"Con el fin de prever y proteger la seguridad, la seguridad y el bienestar general de la ciudad y de sus habitantes, la ciudad se apoya cada jefe de familia que reside en los límites de la ciudad para mantener un arma de fuego, junto con municiones."

La resolución exenta a las personas que sufren de una discapacidad mental o física, lo que les impediría el uso de un arma de fuego.

publicidad

Las personas que "se oponen" a conciencia al mantenimiento de armas de fuego y los residentes que sean condenados por delitos graves están igualmente excluidos.

Para las autoridades, la resolución va a instar a los ciudadanos a ejercer el control de armas responsable.

"Este es un derecho, y no necesitamos nuestros derechos arrebatados. No estoy tratando de animar a alguien caminando por la calle con un revólver a su lado, en absoluto, que Dios nos ayude", dijo el alcalde Paul Eaton con una risita.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad