publicidad

Autoridades buscan reducir violencia de pandillas en el sur de California

Autoridades buscan reducir violencia de pandillas en el sur de California

California combate con creatividad las pandillas más violentas con elementos del gobierno cuyo fin es generar tranquilidad en los vecindarios.

La meta es generar tranquilidad

LOS ANGELES, California - Los cuerpos de seguridad del sur de California combaten con creatividad las pandillas más violentas y para ello organizan unidades con elementos de diversas agencias del gobierno cuyo fin es generar tranquilidad en los vecindarios.

El 24 de junio de 2005, cuando agentes del Departamento del Alguacil del Condado de Los Ángeles (LASD) acudieron a la ciudad de Hawaiian Gardens para investigar un tiroteo contra un residente afroamericano, un miembro de la pandilla Barrio Hawaiian Gardens disparó fatalmente contra el agente del alguacil Jerry Ortiz.

"El asesinato del oficial Ortiz generó la creación de la unidad de fuerzas de tarea conjunta del Barrio Hawaiian Gardens en donde la pandilla, compuesta por hispanos, tiene como objetivo expulsar de la zona a los residentes afroamericanos", explicó a EFE Warren Stanley, oficial de la Patrulla de Carreteras de California (CHP).

Los miembros de los equipos pertenecen a fuerzas del orden locales y federales, como la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Oficina del Combate al Narcotráfico (DEA), entre otros.

"Hawaiian Gardens es una ciudad de 16 mil personas en donde la pandilla tiene como mil miembros de los cuales 210 fueron enjuiciados por diversos crímenes por un gran jurado federal y el que disparó contra el agente Ortiz fue procesado legalmente y está en camino a la pena de muerte", reveló Stanley.

publicidad

Otra de las unidades de fuerzas combinadas fue creada en 2007 para investigar la pandilla Avenues que opera alrededor de los vecindarios de Cypress Park, Glassel Park y Drew-Estara, noreste de Los Ángeles.

En el transcurso de las investigaciones, en agosto de 2008, fue asesinado Juan Escalante, otro oficial del alguacil.

Christopher Brunwin, asistente del fiscal general de Estados Unidos asignado a investigar el crimen organizado de la banda Avenues , dijo a EFE que su trabajo consiste "en combatir las manifestaciones de odio en las calles y contribuir a que Los Ángeles sea un lugar más seguro para vivir".

"Las pandillas son particularmente racistas, los pandilleros Avenues estaban atacando solamente afroamericanos que simplemente estaban pasando por el territorio, que aseguran que está bajo su control", indicó Brunwin.

En tres años de trabajo las autoridades enjuiciaron a 160 miembros de la pandilla Avenues bajo diversos cargos comprobados por los representantes de las diferentes agencias federales.

"Con esa medida, lo que esperamos es que poco a poco el control de los vecindarios esté en manos de los residentes respetuosos de la ley", aseguró.

En el condado de Orange, desde 1990 y por iniciativa de Jeff Levy, vicefiscal del distrito, y con el apoyo de las diversas agencias federales iniciaron investigaciones específicas contra pandillas de blancos "que atacan personas que no lucen como ellos".

publicidad

Las pandillas, cuyos miembros han sido procesados por asesinatos y otros delitos, tienen nombres como La Hermandad Aria, Los Chicos Blancos, La Mirada Punks y Los Enemigos Públicos Número 1.

Parte importante en los esfuerzos en reducir los índices de violencia de pandillas es la educación.

"Nosotros creemos que los ejecutores de la ley debemos de tomar el liderazgo en diseminar los mensajes de tolerancia y apreciación de la diversidad racial en nuestras comunidades", dijo a EFE Neal Tyler, jefe de alguaciles del LASD y encargado del programa educativo "Compartir la Tolerancia".

"Nuestros oficiales llevan un tráiler a las escuelas donde los muchachos entran a ver una película promotora de la tolerancia y después se reúnen en un salón de clases para conversar por dos horas con nosotros sobre los beneficios de promover esa cultura", explicó.

Según cifras del FBI en 2008 en California se reportaron 1,381 crímenes de odio. A nivel nacional fueron 7,700.

Elana Wien, asistente de la directora regional de la Liga Antidifamación Judía (ADL), dijo a Efe que ayer las cuatro unidades descritas recibieron el premio "Helen y Joseph Sherwood por el combate del odio".

"Nuestro máximo galardón a estos equipos es porque están enfocados en combatir el prejuicio, el odio, el racismo y el extremismo aquí en el sur de California", finalizó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad