publicidad
Agentes vigilan la frontera entre Estados Unidos y México.

Aumenta el número de niños migrantes deportados por México

Aumenta el número de niños migrantes deportados por México

En lo que va de 2015, México ha deportado a 3,819 menores no acompañados, 56% más que en el mismo periodo de 2014

Agentes vigilan la frontera entre Estados Unidos y México.
Agentes vigilan la frontera entre Estados Unidos y México.

Un número récord de niños y jóvenes migrantes centroamericanos ha sido deportado desde México este año. Durante los primeros cinco meses de 2015, las autoridades mexicanas han enviado de vuelta a sus países a 3,819 menores no acompañados, lo cual representa un aumento del 56% respecto al mismo periodo de 2014. La mayoría de ellos proviene de El Salvador, Honduras y Guatemala.

De acuerdo a un análisis de las cifras de migración elaborado por el Pew Research Center, estas acciones emprendidas por México en su frontera sur han contribuido significativamente a la reducción del número de niños migrantes no acompañados que intentan llegar a Estados Unidos.

El estudio señala que los funcionarios estadounidenses han detenido a 12,509 menores en la frontera común con México en lo que va de año; 8,894 niños menos de los que fueron interceptados durante los primeros cinco meses de 2014.

publicidad

ESPECIAL: Los niños de la frontera

Más de 7,700 de los menores detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos procedían de los tres países que forman el llamado “triángulo norte” de Centroamérica -Guatemala, El Salvador y Honduras-, mientras que el resto eran mexicanos.

Se cree que la mayor parte de los menores no acompañados de que tratan de llegar a EEUU procedentes de Honduras y El Salvador lo hacen huyendo de la violencia, debido a que sus países de origen tienen las tasas de homicidio más altas del mundo. Mientras que en el caso de Guatemala, viajan por razones económicas.

INTERACTIVO: Atrapados en el limbo

Algunos expertos señalan que México intensificó los operativos para frenar la migración debido a la presión política de Washington, tras la oleada que rebasó la capacidad de las instalaciones de inmigración en Estados Unidos el verano pasado. A esto se suma la promesa de EEUU de invertir 86 millones dólares para mejorar puestos de control, bloqueo de carreteras y bases navales en la frontera.

Aumento de vigilancia en la frontera está dando resultados contra cruce de indocumentados

También se ha reducido de forma drástica la cifra de migrantes que abordan el tren de carga conocido como “La Bestia”, que pese a los riesgos de muerte fue durante muchos años una importante ruta para los migrantes en su camino hacia Estados Unidos. Viajar en autobús se ha vuelto también más difícil, pues el gobierno mexicano aumentó el número de controles en las carreteras, especialmente en la frontera que conecta con Centroamérica.

publicidad

LEER: No están resueltas las causas que generaron la crisis en la frontera

El Pew Research Center añade que paralelo a las acciones de México, el gobierno de EEUU trata de disuadir la migración con campañas de educación en el “triángulo norte”.

Mientras el gobierno mexicano afirma que su intención es proteger a los migrantes de los peligros del viaje y del abuso de los traficantes, las organizaciones defensoras de los derechos humanos consideran que se está empujando a los viajeros a buscar rutas más peligrosas en su camino a Estados Unidos.

LEER: Alta tasa de homicidios en América Latina

Para el experto en inmigración Maureen Meyer, las deportaciones rápidas y la aplicación agresiva de las políticas ha abierto una nueva gama de abusos de los que los migrantes son víctimas potenciales. “La mayoría de los migrantes están siendo deportados rápidamente de vuelta a las situaciones peligrosas de las que estaban huyendo”, dice Meyer.

La opinión de Carlos Flores, director de la ONG Casa Alianza en Honduras, es que hasta ahora “nadie ha hecho nada para hacer frente a las raíces del problema. Es más difícil llegar a partir de México, pero buena parte de los deportados tienen la intención de intentar nuevamente el viaje hacia EEUU”.

Según las estadísticas de las que dispone Flores, sí se ha producido una caída en el número de familias centroamericanas que emprenden el viaje con hijos pequeños, pero en cambio nota pocas variaciones en el número de adolescentes que emigran por su cuenta. 

publicidad
El lucrativo y cruel negocio de los 'Coyotes'


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad