publicidad

Aumenta a 108 la lista de desaparecidos tras deslave en Washington

Aumenta a 108 la lista de desaparecidos tras deslave en Washington

Las voces de personas pidiendo ayuda tras un deslave en el estado de Washington se desvanecieron y más cuerpos sin vida siguen encontrándose en el lugar.

Incrementan las víctimas del deslave en Whasington Univision

WASHINGTON DC - Las voces de personas llorando por ayuda entre los escombros que dejó un deslave mortal en el estado de Washington pararon de escucharse, y la esperanza de encontrar más sobrevivientes ha disminuído luego que los rescatistas continuaron encontrando cuerpos sin vida, mientras los equipos se mantuvieron trabajando durante la noche del domingo hasta la mañana del lunes.

Las autoridades informaron este lunes que la lista de desaparacidos debido al derrumbe aumentó a 108 personas.

Hasta el momento, se han reportado ocho personas muertas tras el deslizamiento de tierra que ocurrió el sábado pasado en el condado de Snohomish, una zonal rural del noreste del estado de Washington, informaron las autoridades.

Un portavoz de la Jefatura de Policía del Condado indicó que se han hallado ocho cadáveres en el área, de alrededor de 0,5 millas cuadradas, donde casas y vehículos han quedado sepultados bajo casi cinco metros de lodo.

El jefe del cuerpo de bomberos del condado, Travis Hots, dijo en conferencia de prensa que después de más de un día de búsqueda no se hallaron personas vivas y añadió que probablemente la cifra de víctimas mortales aumentará.

Las tareas de socorro tuvieron que suspenderse el domingo al anochecer debido a las difíciles condiciones del área cubierta por el fango. Algunos de los socorristas llegaron a estar con el lodo hasta los hombros y tuvieron que ser arrastrados con cuerdas hasta lugares seguros.

El deslizamiento en la ladera de las montañas Cascade junto al río Stillaguamish arrastró fango, rocas y troncos, y bloqueó el curso del río creando inundaciones. El tránsito en la autopista quedó suspendido en ambas direcciones.

El lodo se llevó por delante al menos seis residencias de la pequeña comunidad de Oso, donde viven cerca de 200 personas, y que se encuentra 60 kilómetros al noreste de Seattle.


publicidad

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad