publicidad

audiencia incremento tarifas b

audiencia incremento tarifas b

La junta directiva de la Autoridad Metopolitana de Transporte votó a favor de un calendario de aumentos más modesta. 

Gana propuesta de Molina

LOS ÁNGELES – Por primera vez en diez años, las tarifas de los buses y trenes aumentarán gradualmente de $52 a $75 por el pase mensual y de $3 a $6 por el pase diario. Los aumentos, menores a los que proponía la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), se realizarán gradualmente hasta el 1 de julio de 2009.

La junta directiva de la MTA aprobó el jueves por la tarde la nueva estructura de tarifas luego de que se celebrara una audiencia pública en donde más de 370 personas presentaron testimonios –la mayoría en contra— en reacción al aumento de tarifas.

Originalmente, la MTA había propuesto aumentos en dos fases que para 2009, hubieran llevado las tarifas de los pases diarios de $3.00 a $8.00 y las de los pases mensuales de $52 a $120.

La junta rechazó tanto la propuesta de la MTA como la del alcalde Antonio Villaraigosa que sugería limitar los incrementos a 10.25 por ciento en un período de dos años, reportó City News Service.

En su lugar, la junta de 13 miembros votó a favor de la propuesta presentada por la supervisora Gloria Molina, que abarca aumentos más modestos, aunque tampoco desdeñables.

La tarifa regular en efectivo irá de $1.25 a $1.50 a partir del 1 de julio de 2009. El Pase por un Día de Metro aumentará de $3 a $5 el 1 de julio de 2007. El precio del Pase Mensual de Metro costará $62 a partir del 1 de Julio de 2007, $10 más del costo actual. Para el 1 de julio de 2009, el precio será de $75 dólares.

publicidad

"Se lo debemos a la comunidad para asegurar estabilidad financiera en la agencia de transporte y pone a Metro en una posición para que cumpla las necesidades de movilidad del condado de Los Ángeles de hoy y del futuro", explicó la supervisora Molina, también presidenta de la junta directiva de Metro.

Roger Snoble, gerente general de la MTA, ha dicho que los incrementos son necesarios para cubrir un déficit que se proyecta alcanzará los $1,800 millones en los próximos diez años. Snoble dijo que con la estructura de tarifas aprobada el jueves y otras medidas de reducción de costos, el déficit podrá sanarse en ocho años.

Por su parte,Villaraigosa viajó el miércoles a Sacramento para cabildear a legisladores e instarles a que restauren cientos de millones de impuestos sobre la gasolina que el presupuesto del gobernador Arnold Schwarzenegger propuso desviar para gastos no relacionados con el transporte.

"Nos vemos en la corte": Sindicato de Pasajeros

El Sindicato de Pasajeros (BRU) —que en 1994 logró que una corte obligara a la MTA a congelar las tarifas del transporte público— argumenta que la MTA trata de promover proyectos de tren ligero que favorecen a pasajeros blancos en detrimento de la mayoría de los usuarios asiáticos, latinos y negros que usan los autobuses.

Durante la audiencia celebrada en las instalaciones de la MTA, unas 1,500 personas, según estimaciones de la Policía reportadas por NPR, se reunieron para protestar los incrementos propuestos por la MTA.

publicidad

"La MTA, argumentando un déficit operativo de $100 millones, quiere hacernos creer que castigar a los pasajeros es la única opción. Pero continúa subsidiando proyectos de tren en niveles absurdos", escribieron Eric Mann, director del Labor/Community Strategy Center y Manuel Criollo, organizador del BRU, en la página editorial del Los Angeles Times del 7 de mayo.

Luego de que se dio a conocer el voto, miembros del BRU y otras organizaciones corearon en inglés: "Lucha contra el racismo en el transporte – y nos vemos en la corte".

En entrevistas recientes con Univision Online, José Ubaldo, vocero de la MTA, descalificó ese argumento asegurando que "las líneas de trenes y autobuses son parte integral del sistema [...] las mismas personas que usan los autobuses usan los trenes".

Propuesta alterna

En la misma página editorial del Times, Martin Wachs, director de transporte, espacio y tecnología de la corporación Rand, propuso adoptar un sistema de tarifas variables como el empleado en ciudades como San Francisco y Washington.

Wachs argumentó que aunque es cierto que la MTA necesita más dinero para cubrir sus costos operativos, investigaciones a nivel nacional sugieren que en promedio, por cada incremento de 10 por ciento en las tarifas el uso de transporte público desciende en un tres por ciento.

"Es probable que un incremento en todos los tipos de tarifas, además de afectar a los pasajeros más pobres, no traiga todo el dinero que necesita la MTA.

publicidad

Bajo la propuesta de Wachs, los viajes más largos costarían más que los cortos y las tarifas también aumentarían durante las horas pico.

"Los precios variables requerirían que la MTA invirtiera en nuevas cajas de cobro y los pasajeros tendrían que aprender una estructura de tarifas más complicada. Pero el resultado sería un sistema de pago más racional que probablemente sería considerado más justo tanto por pasajeros de autobuses como por contribuyentes".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad