publicidad
Más de 20 personas tuvieron que ser rescatadas de la parte más alta del Texas Giant, luego que el operador oyó un ruido extraño.

Atrapados por el "Gigante de Texas" en el parque de diversiones Six Flags de Arlington

Atrapados por el "Gigante de Texas" en el parque de diversiones Six Flags de Arlington

Más de 20 personas que esperaban bajar a toda velocidad de la caída más pronunciada del mundo, tuvieron que hacerlo pero por las escaleras de emergencia y después de media hora de estar varados en la cúspide.

Más de 20 personas tuvieron que ser rescatadas de la parte más alta del...
Más de 20 personas tuvieron que ser rescatadas de la parte más alta del Texas Giant, luego que el operador oyó un ruido extraño.

Dos incidentes iguales en tres días

ARLINGTON, Texas " Más de 20 personas que esperaban bajar a toda velocidad de la caída más pronunciada del mundo, tuvieron que hacerlo pero por las escaleras de emergencia y después de media hora de estar varados en la cúspide.

Y es que algo le pasó al legendario Texas Giant del parque de diversiones Six Flags Over Texas en la ciudad de Arlington la tarde del domingo.

El operador de este juego que acaba de ser reinaugurado el pasado mes de abril, escuchó un extraño ruido y tomó la decisión de parar el juego, justo en la parte más alta de esta montaña rusa que mide aproximadamente 14 pisos de altura y que tiene una inclinación de 79 grados.

El viaje se volvió a abrir después la tarde del domingo, pero los coches implicados en el incidente fueron retirados de servicio para un examen más detenido. Pero esta es la segunda vez en tres días que el juego registra este problema.

publicidad

Según una nota publicada por la página en internet deWFAA Canal 8 en Dallas, la tarde del viernes, la montaña rusa también fue cerrada como medida de precaución y los usuarios tuvieron que ser rescatados desde la cumbre. La administración de Six Flags culpó un mensaje de error de la computadora de este incidente.

"Esto no es una ocurrencia inusual", dijo el portavoz de Six Flags Sharon Parker. "En cualquier parque temático, que va a tener problemas técnicos aquí y allá."

Ella dice que el viaje tiene un sensor que detiene la montaña y alerta al operador si detecta algo fuera de lo común. "De ninguna manera vamos a hacer nada que comprometa la seguridad de nuestros clientes", dijo Parker.

El Texas Giant fue inaugurado en 1990, una auténtica montaña rusa de madera. Pero 15 años después cerró su puertas para ser remodelada. Con una inversión de 10 millones de dólares, finalmente volvió a abrir en abril de 2011 después de ser reconstruida con una vertiente más alta y una caída más pronunciada.

Funcionarios de Six Flags sostienen que el viaje es seguro y que lo sucedido el viernes y el domingo fueron los procedimientos de rutina, detener el carrito con los pasajero.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad