publicidad

ATORADO TREN ALTA VELOCIDAD

ATORADO TREN ALTA VELOCIDAD

El proyecto de tren de alta velocidad de California ha sufrido un duro revés por los recientes recortes presupuestarios.

ATORADO TREN ALTA VELOCIDAD 163c7bac9790497fa98983a4ed87953c.jpg

De $55 millones a un millón este año

LOS ÁNGELES -  El proyecto de tren de alta velocidad de California, que uniría las principales ciudades del estado a más de 200 millas por hora, ha sufrido un duro revés por los recientes recortes presupuestarios en el Senado y el veto de $700 millones aplicado por el gobernador.

El proyecto de trenes de alta velocidad, figuraba inicialmente en el presupuesto de California -aprobado por la asamblea en julio pasado- con una partida de $55 millones, aplicables a las etapas previas de investigación e ingeniería del proyecto.

"Los trenes de alta velocidad han resultado una excelente solución al problema de transporte masivo entre ciudades", explicó a Efe John Baddock, investigador de la Universidad del Sur de California.

publicidad

Tras los recortes aplicados en los debates del Senado, que se prolongaron 52 días, la partida para el proyecto se redujo a $40 millones.

Inmediatamente después de ser aprobado el presupuesto por los senadores, el gobernador Arnold Schwarzenegger -según se había comprometido durante el debate- aplicó su poder de veto recortando $700 millones más de gastos, para presentar un presupuesto sin déficit.

"Hay muy pocos proyectos en línea hoy en día tan importantes y necesarios para la gente de California como un tren de alta velocidad", dijo el senador Dean Florez (demócrata por Shafter), uno de los gestores del plan.

"Es una muestra de muy poca visión aplicar los frenos a un proyecto que promete suavizar la congestión de nuestras autopistas y mejora la calidad del aire que respiramos", aseguró.

El presupuesto para el proyecto de tren de alta velocidad de California ha quedado reducido a sólo un millón de dólares para el período 2007-2008.

"California no puede soportar más el seguir atrasado con respecto al resto del mundo en transporte", criticó la asambleísta Fiona Ma (demócrata por San Francisco), al referirse al revés sufrido por el proyecto.

"Los trenes de alta velocidad son seguros, rentables y ofrecen a los californianos la posibilidad de viajar a través del estado, libres de presiones", agregó.

publicidad

Proyecto en el tintero desde 1996

El proyecto denominado "VUELE CALIFORNIA, sin levantarse del piso", vio su primera luz con la creación de la Autoridad de California para un Tren de Alta Velocidad (CHSRA, en inglés), en 1996.

La Junta, formada por nueve miembros, cinco elegidos por el gobernador, dos por un comité del Senado y dos por el presidente de la Asamblea, recibió la responsabilidad de planear, diseñar, construir y operar un sistema de trenes de alta velocidad en California.

"Por la velocidad de desplazamiento, el bajo efecto contaminante y el -relativamente- controlado costo de operación, los países que han implementado este sistema, han dado un paso adelante en la moderna tecnología del transporte", aseguró Baddock.

LA - SF en menos de 2.5 horas

De acuerdo con el proyecto, los trenes viajarían a un promedio de 220 millas por hora logrando trasladar pasajeros -por ejemplo- entre los centros de las ciudades de Los Angeles y San Francisco en menos de 2 horas y media, lo que -utilizando las autopistas- demora entre 6 y 7 horas, dependiendo del tráfico.

"En mi opinión, en California se dan condiciones favorables para un proyecto de trenes de alta velocidad", aseguró Baddock. "Las condiciones de la topografía en su mayoría plana, el clima y la ubicación lineal norte-sur de las principales ciudades, facilitan la construcción del sistema".

publicidad

Una medida aprobada anteriormente por los votantes agrega al proyecto cerca de $15 millones configurando así la única disponibilidad presupuestaria actual.

Sin embargo, según criticó recientemente en un editorial el periódico Fresno Bee, la alcaldía de Bakersfield Harvey Hall ha urgido al gobernador a que también vete esa partida y sea asignada, en cambio, a una actualización del sistema de trenes Amtrak para el Valle Central.

Equivalente a 3 mil millas de autopistas nuevas

Según informes de CHSRA, para atender el mismo número de viajeros de un sistema de trenes de velocidad rápida, California tendría que construir cerca de 3 mil millas de nuevas autopistas, cinco pistas de aterrizaje y 90 salas de embarque en las próximas dos décadas.

La primera parte del proyecto conectaría Los Ángeles con él área de la Bahía de San Francisco, proporcionando 700 millas de vías férreas.

Aunque se siguen realizando reuniones de consulta con las comunidades involucradas, el proyecto no se vislumbra realizado en su primera etapa antes de -al menos- 10 años.

De acuerdo con las proyecciones iniciales el sistema transportaría 68 millones de pasajeros para el 2020 y ofrecería 450 mil trabajos empleos adicionales, si no sufre más retrasos.

Pero el comienzo del desarrollo del proyecto no podía ser más lento.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad