publicidad
Vigilancia tras atentado en Kabul.

Dos policías españoles mueren en atentado reivindicado por talibanes en Kabul

Dos policías españoles mueren en atentado reivindicado por talibanes en Kabul

Es "un ataque contra España y contra su colaboración en la consolidación de la democracia en Afganistán".

Vigilancia tras atentado en Kabul.
Vigilancia tras atentado en Kabul.


Diez muertos, entre ellos dos policías españoles, es el balance del ataque talibán a una casa donde se alojaban funcionarios de la embajada de España en Kabul, colindante a la misma, en una operación que finalizó tras casi 12 horas y que supone una nueva demostración de fuerza de los insurgentes.

Falleció de forma inmediata el subinspector de Policía Jorge García Tudela, y más tarde el policía Isidro Gabino San Martín, que pudo ser rescatado con vida pero falleció mientras era trasladado al hospital.

Tanto el Gobierno español como el afgano confirmaron que, a pesar de las primeras informaciones difundidas, la llamada "casa de huéspedes" próxima a la embajada española que había sido atacada era en realidad una vivienda donde se alojaban funcionarios de la misión diplomática de España en Kabul.

El ataque es "un ataque contra España", declaró el sábado el gobierno español, precisando que además de los dos policías españoles, murieron dos miembros afganos del personal de la embajada.

"Nos encontramos frente a un ataque terrorista en el que murieron dos ciudadanos españoles y que perjudicó en gran medida nuestros intereses. Es por tanto un ataque contra España y contra su colaboración en la consolidación de la democracia en Afganistán", explicó el gobierno en un comunicado.

publicidad

"En el ataque también han muerto dos empleados afganos de la embajada", según la misma fuente.

El Talibán se expande en Afganistán

Talibanes reivindicaron el ataque


Los talibanes reivindicaron el ataque, que terminó la madrugada del sábado, declarando que tenía como objetivo una casa de huéspedes para extranjeros.

Aunque el comunicado de los talibanes, y la información de la propia policía afgana, señala que "el objetivo del atentado no era la embajada de España", se mantiene abierta la investigación.

El gobierno precisó que se produjo un intercambio de disparos de más de una hora en el interior del complejo de la embajada, donde pudieron entrar tres de los asaltantes talibanes al haberse destruido el portal con la explosión delante del lugar.

El comunicado describe una situación muy compleja de "varias horas" para las personas que se encontraban en la legación diplomática, que "pudieron ponerse a salvo al refugiarse en dos 'búnkeres'. Después "fueron liberados ilesos tras la intervención de fuerzas especiales afganas y de unidades norteamericanas".

publicidad

Finalmente, se mató a los asaltantes, según el ministerio afgano de Interior.

El día anterior, el jefe del gobierno conservador español Mariano Rajoy, en plena campaña electoral, desmintió que el ataque tuviera como objetivo la embajada, asegurando que todo iba bien.

No se descarta ninguna hipótesis

Después, durante la tarde, tuvo que retractarse al anunciar la muerte de un primer policía y la suspensión de un mitin electoral en el sur de España, a menos de diez días de las legislativas del 20 de diciembre.

Tras visitar a la familia de una de las víctimas -el policía Isidro Gabino San Martín- en un pueblo de León (norte), el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, declaró a los periodistas que el Ministerio no descarta ninguna hipótesis sobre los autores y sus objetivos, por lo que la investigación sigue abierta para esclarecer lo ocurrido.

El Gobierno español aclaró que fue evacuado todo su personal, incluidos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, que se encontraba en la embajada y en dos edificios de viviendas colindantes, entre ellos el atacado.

Este es el segundo ataque con una alta simbología que se produce esta semana en Afganistán, después de que los talibanes lanzasen el martes una acción contra el aeropuerto internacional de Kandahar (sur), que se extendió durante cerca de 24 horas y se saldó con 68 muertos.

publicidad

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró que se está trabajando para acelerar los trámites para repatriar a los dos policías españoles muertos y garantizó que la embajada tenía todas las medidas de seguridad que se podían adoptar.

Solidaridad de la Unión Europea

La Unión Europea expresó sus "sinceras condolencias" a las familias de los fallecidos en el ataque y manifestó su "solidaridad" con las autoridades españolas y afganas.

"La Unión Europea expresa su solidaridad con las autoridades españolas y afganas y, junto a la población afgana, seguirá luchando contra el terrorismo y por un futuro pacífico y próspero del país y sus ciudadanos", declaró el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior en un comunicado.

En su declaración, expresó "sinceras condolencias a las familias y amigos de las víctimas" del ataque, que se produjo este viernes junto al recinto de la embajada de España en Kabul con una fuerte explosión de un coche bomba.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad