publicidad
.

Atencion medica indocumentado logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc...

Atencion medica indocumentado

Atencion medica indocumentado

Se debate entre recibir atención médica en México o ver cómo una embolia termina con su vida sin poder recibir atención médica pública.

Atencion medica indocumentado 5885f014ae5f48eba62b446bcc355d18.jpg

Regresaría a México

DALLAS - Un mexicano indocumentado se debate en un dilema: regresar a México a recibir cuidados vitales sin el derecho a regresar al país donde lleva más de 40 años viviendo, o ver cómo una embolia termina lentamente con su vida sin poder recibir atención médica pública.

Jesús Martínez jamás imaginó que un simple malestar que sufrió hace tres años le cambiaría por completo la vida. Pero lo que más le afecta hoy, es no poder recibir atención médica del gobierno por haber perdido su estatus migratorio.

De nada sirvieron más de 20 años de trabajar y pagar sus aportaciones al Seguro Social. Con una embolia que va acabando con su vida,  se arrepiente de no haber acudido a una cita en la oficina de inmigración que le hubiera permitido obtener su residencia legal en Estados Unidos. 


publicidad

Postrado en su cama, Don Chucho, como le llaman cariñosamente, se arrepiente de no haber acudido a una cita con los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés). Una cita que habría marcado la diferencia entre estar en un hospital recibiendo toda la atención médica a estar viviendo en la incertidumbre en la sala de su humilde hogar en Dallas.

Con mucha dificultad para hablar, dijo que lleva tres años sin poder moverse de la cama, luego de una serie de complicaciones derivadas de una embolia de la que se requiere hacerle diálisis tres veces por semana, un tratamiento que ya no puede recibir y del cual depende su vida.

Su esposa, María Esther Martínez, tuvo que dejar de trabajar para poder cuidarlo.

"Me siento muy mal, el día de la última diálisis me dijeron que ya no se la iban a dar, sentí que me acababa, pero yo no puedo hacer nada tampoco, yo no puedo ni trabajar porque lo tengo que estar cuidando", comenta entre sollozos su compañera de vida.

Martínez es originario del estado mexicano de Guanajuato, de donde emigró en 1964 para trabajar en Dallas y logró conseguir un permiso de trabajo que perdió por faltar a una cita con USCIS y por consiguiente, perdió los derechos que tenía con las aportaciones que había realizado al seguro social.


publicidad

Ya no tiene derecho a seguro social

La vocera de la oficina del Seguro Social  en Dallas, Aurora Arias López, fue tajante en la explicación. Don Jesús perdió sus derechos a recibir atención médica pública.

"Si no tienen permiso para vivir legalmente en los Estados Unidos, sea por pasaporte, visa o residencia permanente, no pueden recibir beneficio del Seguro Social", precisó la funcionaria.

Le ofrecen ayuda pero regresaría a México

Enterados de esta situación, el Consulado General de México en Dallas ofreció ayuda económica a esta familia a través de su departamento de protección para que puedan recibir toda la atención necesaria pero en hospitales mexicanos.

"Lo que sí es un hecho es que si él requiere atencion médica y aqui ya no se le provee, tendrá que regresar por fuerza a México y en eso nosotros le podemos ayudar", informó el vocero de esta sede diplomática, Eduardo Rea.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
El agresor también se disparó a sí mismo. Se teme por la vida de varios de los heridos.
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
publicidad